lunes, 24 de junio de 2019

Reseña: EL ENEBRO, de Barbara Comyns.


Título: El enebro
Autora: Barbara Comyns
Traducción: Miguel Ros González
Publica: Alba Editorial
Páginas: 280
Precio: 19,50 €

Hay personas que, de forma inconsciente (la mayoría de las veces), se embarcan una y otra vez en el mismo tipo de relación desigual y tóxica abocada al fracaso. Personas que anhelan ser amadas y respetadas pero que son incapaces de descubrir que aquellos en los que depositan su amor no están dispuestos a darles lo que se merecen. Bella Winter, la narradora y protagonista de El enebro, la novela de Barbara Comyns es una de ella. Si quieres saber algo más sobre ella antes de decidirte por leer su historia, no tienes más que seguir con este artículo.
Bella Winter tiene una madre que nunca la ha querido, una cicatriz en la cara producto de un accidente de tráfico provocado por su ex novio, Stephen, una hija mulata de dos años concebida en una noche de desesperación y la necesidad de encontrar un trabajo con el que poder subsistir. Su búsqueda de empleo la llevará a Richmond, donde la propietaria de una tienda de antigüedades le recomendará trabajar para otra, en Twickenham. La tienda de Mary Meadows, lugar en el que acabarán tanto Bella como su hija Marline (a la que su madre llama Tommy) es un establecimiento acogedor, con una preciosa trastienda en la que madre e hija podrán vivir. La guardería de Marline queda cerca y madre e hija pueden ir a visitar con frecuencia a los nuevos y acomodados amigos de Richmond, la alemana Gertrude y su marido inglés, Bernard Forbes. En la casa de los Forbes, todos disfrutarán del jardín, en el que hay un bosquecillo y un encantador enebro. Gertrude, embarazada por primera vez a los treinta y siete años, hace prometer a Bella que cuidará de su hijo si alguna vez le pasara algo. ¿Conseguirá nuestra vendedora de antigüedades cumplir con este encargo?
Bella Winter es una narradora de ritmo tranquilo que intenta explicar al detalle tanto su presente como los datos relevantes de su pasado con el fin de que el lector llegue a entender lo que llega a pasarle al final de esta historia de carácter atemporal, aunque ni ella misma comprenda por qué actuó cómo lo hizo.
Bella Winter, como protagonista, es una madre soltera de carácter tranquilo y trabajador que acaba encontrando un empleo a su medida en una tienda de muebles y objetos de segunda mano. Aunque Bella pretende huir del pasado, este siempre acaba encontrándola. Así, mientras intenta ser feliz con su hija y sus nuevos amigos en su nuevo barrio, van volviendo a ella una madre que jamás la quiso por cómo se quedó embarazada y un ex novio egoísta. Tras la muerte de su mejor amiga, la siempre amable Gertrude, Bella acabará casándose con Bernard por el empeño de este de que cuide a su hijo. La tragedia acabará desatándose. ¿Podrá Bella librarse entonces de la culpa?
Cuenta Margaret Drabble en el epílogo de este libro, entre otras interesantes cosas, que Barbara Comyns se inspiró en un macabro cuento alemán recopilado por los hermanos Grimm a la hora de escribir esta novela. Una historia que Comyns suavizaría sustancialmente en El enebro, dotándola, además, de un nuevo sentido al aportarnos, a los lectores, las extensas memorias de su protagonista y, a la postre, involuntaria criminal, esa pobre Bella Winters, la mujer incapaz de encontrar a un hombre que la quiera de verdad. ¿La justifica, entonces? No, claro que no. Lo que sí consigue es imprimirle humanidad (sensible, imperfecta y, por supuesto, cobarde y asustadiza) a toda la narración, haciendo que nos preguntemos cómo hubiéramos actuado nosotros mismos de estar en la posición de esta mujer que, de tanto ser menospreciada, ya no sabe quererse a sí misma.
El enebro, en definitiva, es una magnífica obra que nos habla del anhelo de una mujer por ser amada, de las relaciones tóxicas de todo tipo que marcarían su existencia y de su búsqueda de una tranquilidad que siempre se verá perturbada por la intrusión en su vida de su madre, su ex novio y el hombre que ella ama pero que solo la quiere para que sea la nueva madre de su hijo. Una historia de ritmo tranquilo y razonado en el que ocurre mucho más de lo que parece, y con un final trágico que, sin duda, como decía antes, invita a la reflexión. ¿A qué esperas para descubrir lo que te espera bajo la sombra del enebro del jardín de los Forbes?
Cristina Monteoliva

© Cristina Monteoliva.

domingo, 23 de junio de 2019

Reseña: EL CHICO QUE SE COMIÓ EL UNIVERSO, de Trent Dalton.


Título: El chico que se comió el universo
Autor: Trent Dalton
Traducción: Carlos Ramos Malavé
Publica: HarperCollins Ibérica
Páginas: 478
Precio: 19 € / 9,99 € (ePub)

Crecer en un barrio marginal no es fácil para ningún niño, menos aún para aquellos que se conocen más inteligentes que los demás y cuyas aspiraciones de futuro les llevan, al menos con la imaginación, más allá de los límites de su triste mundo. Cuando crees que todo está controlado, sin embargo, las cosas pueden cambiar a peor. Aunque, ¿no podría ser en realidad una oportunidad para mejorar? Si quieres saber de qué te hablo, nada mejor que leer El chico que se comió el universo, la exitosa novela (está arrasando con los premios literarios australianos y ya se prepara su adaptación a la pantalla) de Trent Dalton de la que hoy vamos a hablar.
Esta historia comienza en Brisbane, Australia, en 1985. August, el chico de catorce años que se niega a hablar pero que escribe con el dedo índice en el aire, y su hermano Eli, el de trece que no deja de fijarse en todos los detalles que le rodean y quiere convertirse en periodista en el futuro, viven con su madre y su padrastro, ambos ex drogadictos y traficantes de droga, en el barrio marginal de Darra, compuesto, en su mayoría, por antiguos inmigrantes polacos y vietnamitas. La vida de los hermanos Bell transcurre en relativa calma hasta que Tytus Broz, el traficante que se esconde tras la máscara de un respetable fabricante de prótesis corporales, hace desaparecer a su padrastro y manda a la cárcel a su madre. A partir de entonces, los chicos deberán ir a vivir con un hasta entonces desconocido padre, un alcohólico depresivo incapaz de cuidarles debidamente. ¿Serán capaces los chicos Bell de sobrevivir al cambio? ¿Conseguirán reunirse con su madre cuando esta salga de la cárcel? ¿Y podrá Eli vengar la muerte de Lyle, el padrastro al que tanto quería?
Eli, el narrador y protagonista de esta historia que transcurre en el mundo marginal de la droga de Brisbane, Australia, de los años ochenta del siglo XX, es un chico inteligente y muy observador que piensa que su hermano, August, el que no habla por culpa de un accidente traumático del que ambos consiguieron salir vivos, es el más especial de los dos. Conforme la trama se va desarrollando, sin embargo, descubriremos que el verdadero ser extraordinario de esta historia dura con tintes fantásticos es el propio Eli, ese chico amable y comprensivo a la par que luchador que quiere convertirse en periodista y se enamora de Caitlin Spies, una chica del gremio, por el camino, mientras ansía vengar la muerte de Lyle, el hombre que le crio.
Eli y August viven, al principio de esta historia, en el barrio marginal de Darra, junto a Frances, su madre y Lyle, su padrastro. Frances y Lyle son ex drogadictos que trafican con droga mientras dejan a los chicos al cargo de Slim, un mítico ex presidiario que anima a Eli a cartearse con alguien que sigue entre rejas en la no menos mítica cárcel de Boggo Road: Alex Bermudez. Los supuestos delincuentes, lejos de perjudicar al chico, le darán buenos consejos que podrá utilizar a lo largo de su vida, además de una amistad verdadera que perdurará en el tiempo.
Como decía antes, la rutina de los hermanos Bell se trastoca por completo cuando Tytus Broz, un tipo que hasta entonces creían de fiar, decide acabar con la vida de Lyle y hace que Frances vaya a prisión. Empieza entonces una etapa nueva para los chicos, llena de retos, decisiones importantes por tomar y, por supuesto, una gran aventura que hará que, años después,  la verdad salga a la luz.
El chico que se comió el universo, en definitiva, esta obra luminosa y esperanzadora, es una novela negra de corte fantástico con una trama sorprendente, unos personajes extraordinarios y un final que nadie podría imaginar. Adéntrate ahora en el Brisbane más oscuro, conoce el buen corazón de los presos de Boggo Road, maravíllate con las cualidades de los hermanos Bell y descubre, finalmente, que lo que empieza mal puede acabar muy bien. ¿Qué mejor manera para conocer la literatura australiana actual que comenzar por este libro? No se me ocurre otra, así que, ¿a qué esperas para decidirte por él?
Cristina Monteoliva


© Cristina Monteoliva.


viernes, 21 de junio de 2019

Reseña: LO QUE HIZO KATY, de Susan Coolidge.


Título: Lo que hizo Katy
Autora: Susan Coolidge
Traducción: Raquel García Rojas
Publica: Ediciones Siruela
Páginas: 196
Precio: 14,90 € / 8,99 € (eBook)

¿Eres de los que les gusta descubrir tesoros literarios extranjeros hasta ahora no traducidos al castellano? ¿Te apetece conocer una historia infantil clásica llena de aventuras, con su pizca de comedia y de drama? Si has contestado afirmativamente a las dos anteriores preguntas, entonces tu libro es Lo que hizo Katy, de Susan Coolidge. Ya sabes: si quieres saber algo más de esta novela antes de decidirte por ella, sigue leyendo esta reseña.
Katy Carr, de doce años de edad, es la mayor de seis hermanos, entre los que están las chicas Clover, Elsie y Johnnie, y los chicos Dorry y Phil. Los chicos y chicas viven con su padre, el viudo doctor Carr, y su tía Itzzie. A los niños les gusta hacer excursiones por el bosque cercano, subir al pajar para leer sus propias historias y hacer todo tipo de travesuras, aunque está claro que Katy es la jefa del clan. Todo transcurre con normalidad en una familia tan numerosa como revoltosa hasta que Katy comete una imprudencia que hará que se vea postrada durante una gran temporada. A partir de entonces, la mayor de los Carr tendrá que buscar la manera de distraerse sin moverse de casa mientras comienza a hacerse adulta y, por fin, una chica responsable.
Esta es la historia de los hermanos Carr, donde Katy es la mayor de una pequeña tropa que crece sin madre, pues esta ha fallecido poco después de tener a su último hijo, Phil, y que ha quedado al amparo de un padre bondadoso y una tía estricta en una casa donde no faltan las comodidades ni la gente de servicio. Como otras historias de niños aventureros, esta comienza con una serie de capítulos en los que no encontramos una trama principal clara, sino más bien el afán de su autora por mostrarnos las aventuras y desventuras de unos niños inteligentes y traviesos que gustan del aire libre, de cometer trastadas en el colegio o de hacer nuevos amigos. Llegados a cierto punto, sin embargo, justo cuando Katy sufre un accidente por una imprudencia, la historia cobra un nuevo sentido, llevándonos, con una trama ya sí bien trazada, a conocer la de la vida de Katy y sus hermanos a partir de entonces y hasta el final del libro.
La narración nos llega a través de un narrador o narradora externo pero muy cercano a la vida de los Carr, alguien que conoce el carácter divertido, dominante e impulsivo de la mayor del clan en su niñez y que sabe de buena fe por todo por lo que ha pasado esta familia, sin que llegue, en ningún momento, a revelarnos si en realidad es uno de los personajes secundarios que aparece en la novela.
Lo que hizo Katy, además de entretener y enseñarnos el valor de la humildad, la paciencia, la perseverancia y la esperanza, nos muestra un retrato de la América rural del siglo XIX, con sus paisajes bucólicos y sus niños alegres, pero también con unas enfermedades que llevaban a la tumba a personas jóvenes y otras que tardaban demasiado en curar por estar la medicina aún en pañales, como se suele decir. Ya que su lectura puede recordarnos a otros libros protagonizados por niños traviesos, creo que fundamentalmente por esto último, por el retrato de la sociedad de su tiempo que hace, es por lo que más merece la pena que os adentréis en su lectura. Dicho esto, ¿a qué esperáis a conocer a Katy y sus hermanos?
Cristina Monteoliva


© Cristina Monteoliva.


lunes, 17 de junio de 2019

Reseña: RELATOS EN 70 MM, de Varios Autores.


Título: Relatos en 70 mm
Autores: Varios
Publica: Editorial El Sendero
Páginas: 269
Precio: 20 €

El cine y la literatura están indudablemente emparentados. Al fin y al cabo, y aunque mucha gente no piense en ello cuando visualiza una película en una sala de cine o en el salón de su casa, todo lo que ocurre en la pantalla ha salido primero de la imaginación de una mente creativa que lo ha plasmado en un guion, que no es otra cosa que una forma de expresión literaria. Pero el cine, además, da para muchas otras historias, como vemos, por ejemplo, en la antología coordinada por José Luis Ordóñez que hoy vamos a reseñar en La Orilla de las Letras: Relatos en 70 mm.
Relatos en 70 mm es una antología de cuentos que giran alrededor del mundo del cine. Estos textos han sido escritos por veintitrés escritores españoles cuyos nombres son: María Zaragoza, Juan Varo Zafra, Isabel Merino, José Iglesias Blandón, Juan Antonio Hidalgo, Sonsoles Yovanka, Fernando Hernández, Elena Marqués, Felipe Guindo, Carmen Bautista, Margarita Rodríguez Otero, Santiago F. Reviejo, Sonia García-Rayo Luego, Luis Martínez Ruiz, Jesús Lens, Vanessa J. Garrido, José Carlos Carmona, Loli Pérez, Eva Márquez, Ángel Luis Sucasas, Sandra R. Fernández, Cristina Cerrada y Juan Carlos Palma.
Cada uno de los cuentos de esta antología nos ofrece perspectivas distintas y originales, matices que merecen la pena ser analizados en profundidad. En La Orilla de las Letras vamos a dejar esa labor a los inquietos lectores que se animen con esta obra y, con el fin de conseguir precisamente esto, que os decidáis por ella cuanto antes, vamos a intentar agrupar estos cuentos en bloques de grandes temas.
Una buena película ha de tener un buen guion, un director que sepa cómo encarrilarlo y, por supuesto, grandes actores que hagan que los espectadores llenen las salas de cine día tras día desde el día del estreno. La historia del cine está llena de grandes mitos de la interpretación, actores y actrices mitificados por la prensa y el público que, con el tiempo, se ha descubierto que son más humanos que dioses. Sobre estos grandes mitos de la pantalla hablan relatos como Un horizonte inexistente, donde conoceremos las luces y las sombras de Errol Flint a través de una invitada a sus fiestas; La fiera de mi niña, una historia en la que conoceremos la verdadera personalidad de una Katharine Hepburn convencida de no coger el Oscar con el que la Academia de Hollywood le había convencido; La chica de la gasolinera, donde descubriremos que Marilyn Monroe no habría muerto como todos creemos. Otros relatos donde encontramos figuras bien conocidas del mundo del celuloide son ¿Por qué no Eva Green?, una historia que nos habla de que en realidad todo en el mundo está conectado; y La doble de Mae West, un oscuro texto en el que su protagonista no sabe en realidad a quién amar. Finalmente, encontramos cuentos en los que suponemos que sus protagonistas son actores y actrices famosos, aunque no se digan sus nombres o no sepamos muy bien ubicarlos, como en El cumpleaños, donde un joven pasará la noche con una misteriosa actriz mexicana; El encargo, en el que su protagonista viaja a Roma esperando encontrar la inspiración en la figura de una antigua estrella de cine; y The magic if, una historia en la que vemos cómo acaba una actriz por culpa de la presión y la desesperación.
Sin dejar el tema de los actores, hablaremos ahora de un submundo peculiar: el de aquellos que alguna vez intentaron triunfar en tan dura profesión sin llegar a conseguirlo. En este bloque tenemos los relatos El tiempo débil, donde conoceremos las memorias de un antiguo figurante que hubo de retornar a su Granada natal tras su fracaso; y Sólo vine a un curso, en el que veremos a un profesor de universidad asistiendo al curso de interpretación que imparte un actor secundario con menos conocimientos sobre el asunto que él.
Los actores son muy importantes para el público, como vemos. También los directores, los encargados de hacer que la historia tenga sentido, al fin y al cabo. Si bien muchos de ellos aparecen de una forma u otra en varios de estos relatos, aquel en el que uno de ellos cobra gran protagonismo es La sombra del magnetizador, un relato de terror fantástico que deja en el paladar el regusto de una buena película clásica rodada en blanco y negro.
Los rodajes son procesos largos, a veces tediosos; otras, interesantes. Sea como sea, pueden dar lugar a buenas historias, como vemos en los cuentos Estamos rodando, donde sus protagonistas viven su ruptura como un rodaje de cine; y ¡Corten!, historia en la que no llegamos a saber hasta dónde llega la realidad para la actriz protagonista.
Numerosas tramas de estos textos giran alrededor del amor, del desamor y del cariño, en general, desde un punto de vista muy cinéfilo, ofreciéndonos interesantes guiones para cortometrajes o largometrajes, como vemos en El cine asimilado, una historia fantástica y angustiosa donde no sabemos qué amante deja a quién hasta el final; Lo que el cine se llevó, en el que el desamor y los recuerdos de las películas de una vida se entremezclan; Limbo, cuento en el que conoceremos una extraña historia de amor, desde luego, muy de película; Risas en la oscuridad, donde vemos cómo la historia que una familia ve en el cine se reproduce más tarde, en cierta manera, en la realidad; y Home cinema, texto en el que una pareja teme la rutina pero siempre vuelve a ella.
Mención especial, dentro de la categoría del mundo cinéfilo, creo que merece el relato Fotogramas de una vida, donde conoceremos las memorias como amante del mundo del cine de Germán Macía Rodríguez, fallecido por culpa del ELA hace unos años.
Siguiendo con los relatos de esta variadísima antología, abordaremos por fin el último de los bloques que hemos querido distinguir en este libro: el dedicado a las salas de cine, sin duda, el lugar de culto para los amantes de este bello arte, como vemos en historias como El cine de la calle Mississippi, un desconcertante cuento en el que los dummies están por todas partes; Reflejos de neón, un relato en el que vemos a su protagonista esquivando a una ex en un idílico cine de Berlín; La realidad siempre te encuentra, donde veremos cómo un cine pasa de paraíso a infierno en cuestión de minutos; y La muerte de los dinosaurios, relato en el que conoceremos al dueño de uno de los pocos cines céntricos de una ciudad y su anhelo por conseguir que su sala vuelva a estar tan llena de gente y alegría como antaño.
Relatos en 70 mm, en definitiva, es un libro compuesto por veintitrés apasionantes y diversos relatos que nos hablan de la época dorada del cine, de la magia de la gran pantalla, del amor por las películas, del desamor de los protagonistas de vidas que son como largometrajes y muchos más temas, sin duda, interesantes para los amantes de la buena literatura y el buen cine. Adéntrate ahora en este libro fantasioso, nostálgico, esperanzador y trágico y descubre el poder de las letras de sus autores. ¿A qué esperas para embarcarte en estas aventuras de cine?
Cristina Monteoliva


© Cristina Monteoliva.

martes, 11 de junio de 2019

Reseña: ALCACHOFA-TERROR. LA INVASIÓN DE LAS HORTALIZAS DEL ESPACIO EXTERIOR, de Liss Evermore.


Título: Alcachofa-terror. La invasión de las hortalizas del espacio exterior
Autora: Liss Evermore
Publica: Wave Books
Páginas: 234
Precio: 12 € / 2,99 € (versión Kindle)

¿Estás buscando una lectura diferente ahora que se avecinan las vacaciones veraniegas y necesitas combatir el calor con una buena distracción? ¿Eres además un fan de las historias bizarras con un toque retro? ¿Te gustaría conocer una en la que los alienígenas, las alcachofas y las vacas forman un cóctel mortal? Pues no lo pienses más: Alcachofa-terror. La invasión de las hortalizas del espacio exterior, la novela de la siempre enigmática Liss Evermore, es tu libro. A continuación te explicamos el porqué.
Años setenta del siglo XX: el estado de Nuevo México, en los Estados Unidos de América, está a punto de sufrir un terrorífico ataque extraterrestre. El terrible asunto comienza con el exterminio casi en su totalidad de un rebaño de vacas por parte de un rayo procedente de un platillo volante. A esta masacre le sigue el inevitable riachuelo apestoso y asesino resultante que se expande por el estado. Esta masa de líquido viscosa produce, más tarde, la mutación de sus víctimas en alcachofas mutantes e igualmente asesinas. Muchos serán los personajes que intenten combatir el ataque alienígena en sus distintas facetas. Pero, si no consiguen el sheriff Graham Foster y su novato ayudante, J. McQueen, acabar con las hordas mutantes y asesinas, ¿quién lo hará?
Los americanos están acostumbrados a ver todo tipo de objetos volantes extraños por el cielo y, gracias a la literatura y el cine, sufrir, además, los más variopintos ataques extraterrestres. Nunca, sin embargo, creo que se hayan visto, hasta ahora, con uno tan peculiar como el que nos presenta Liss Evermore en Alcachofa-terror. La invasión de las hortalizas del espacio exterior, una novela donde los misteriosos y malvados alienígenas están empeñados en destruir a todo ser viviente sobre la faz de Nuevo México, las escenas sangrientas se suceden de forma continua y original y las vacas supervivientes pueden acabar viviendo la mayor aventura de sus vidas.
Alcachofa-terror. La invasión de las hortalizas del espacio exterior es una novela coral muy cinematográfica que puede recordar a la película Mars Attack, al cine de Quentin Tarantino o a la serie de televisión Z-Nation. Esta historia retro y bizarra nos transporta con sus capítulos, llenos de personajes destinados, la mayoría de ellos, a acabar en las garras del río apestoso o de los seres mutantes (policías valientes, chicas muy guapas, campesinos palurdos, etc, todos ellos perfectamente detallados en un apéndice final, para que nadie se pierda), a distintas localidades de Nuevo México en la década de los años setenta.
Si bien todo está destinado a ser efímero en esta espeluznante obra, siempre permanece la voz del narrador, rotunda, astuta, sarcástica y, por supuesto, conocedora del final de todos los personajes antes de que este llegue a tener lugar. ¿Qué horrible sorpresa nos tendrá preparada a los lectores al final de la historia? ¿La victoria del sheriff y su ayudante, quizá? ¿La conquista de Marte por parte de las vacas supervivientes? ¡Tendrás que llegar hasta el final de la lectura para averiguarlo!
Alcachofa-terror. La invasión de las hortalizas del espacio exterior, esta novela de título tan largo como musical, en definitiva, es una obra de terror bizarro y gamberro, guion impredecible y personajes atrayentes, que hará las delicias de los amantes del horror más retro y los lectores con ansias de sangre y escenas originales. ¿A qué esperas tú para vértelas con estas alcachofas mutantes? ¡Adelante, no tengas miedo!
Cristina Monteoliva


© Cristina Monteoliva.


Reseña: DOS EN UNA TORRE, de Thomas Hardy.


Título: Dos en una torre
Autor: Thomas Hardy
Traducción: Miguel Ángel Pérez Pérez
Publica: Alianza Editorial
Páginas: 416
Precio: 11,50 € / 5,99 € (ePub)

Si hay un autor victoriano (hombre) que destaca por su compromiso a la hora de hablar de mujeres auténticas, de cómo esas mujeres podrían ser tratadas por la sociedad al cometer ciertas acciones y de las motivaciones que podrían impulsarlas a rebelarse ante todo y todos, ese es Thomas Hardy. Hoy vamos a hablar de una de esas obras que le trajo problemas precisamente por la estrechez de miras de la sociedad de su tiempo que él no dejaba de denunciar: Dos en una torre. Si quieres saber de qué va esta historia, ya sabes: no tienes más que seguir leyendo este artículo.
Viviette, Lady Constantine, es una joven y desdichada señora del mundo rural inglés que lleva tiempo esperando a que su marido vuelva de un largo viaje a África. Un día, mientras recorre las propiedades familiares, nuestra dama decide subir a la aguja de Rings Hill, el monumento funerario en forma de torre que la familia de su marido erigiera para honrar la memoria de uno de sus antepasados. Allí se encontrará con el joven Swithin St Cleeve, un estudiante de astronomía que sueña con hacer un gran descubrimiento celeste que le proporcione una posición en la sociedad científica. Pronto Viviette se interesa por el trabajo de Swithin, casi tanto como por el chico en sí. El romance parece inevitable, pero, ¿cómo obviar ante los demás que Swithin es menor que Viviette y que son de distintas clases sociales? ¿Podrán casarse una vez que se sepa que Sir Bount Constantine habría fallecido en África meses atrás?
Lady Constantine, Viviette, es una mujer de veintiocho años casada con un hombre que siempre la ha tratado mal y que, para colmo, se ha ido de viaje a África obligándola, antes de ello, a prometerle que no se acercaría a ningún hombre bajo ningún concepto durante su ausencia. Sin embargo, Viviette conoce un día en lo alto de la torre funeraria del antepasado de su marido a Swithin, un muchacho de veinte años y grandes ansias de triunfar como astrónomo. La amistad surge pronto entre ellos y, poco a poco, el amor mutuo. Aunque ambos tendrán que vencer numerosos obstáculos, será Viviette, por su posición social y su condición de mujer, la que se lleve la peor parte en esta historia de equívocos, esperanzas y mundos opuestos que acaban colisionando.
Por otro lado, tenemos a Swithin, un joven astrónomo que ansía hacerse un nombre en el mundo de los estudiosos de los cielos y las estrellas. Swithin, de carácter responsable y amable, es el hijo de un pastor de la iglesia que vio cómo su reputación se venía abajo cuando decidió casarse con la hija de un granjero. Una vez fallecidos sus padres, Swithin se cría con su abuela, la anciana señora Martin. La llegada de Viviette a su vida no puede hacer más que favorecerle, tanto desde el punto de vista económico (Lady Constantine está dispuesta a financiar sus estudios de los astros) como desde el sentimental. Pero, ¿no será demasiado joven nuestro apuesto chico como para soportar todo lo que ha de venir?
Aunque Sir Bount Constantine muere finalmente en África, Viviette y Swithin no pueden estar juntos en público. El qué dirán, diversos parientes con sus imposiciones y hasta un obispo encaprichado de la bella dama, harán de esta hazaña algo más que imposible. Pero, ¿quién sabe? ¿Y si por una vez triunfa el amor? Tendrás que llegar hasta el final de la lectura de esta novela para averiguarlo.
Dos en una torre, en definitiva, es una obra feminista que nos habla de una mujer enamorada que ha de luchar contra su familia y la sociedad de su tiempo, estrecha de miras y tremendamente mezquina, con tal de conseguir el amor que la vida le prohíbe una y otra vez. Una novela llena de ilusión, pero también de sensatez y realismo que nos presenta a unos personajes que no parecen estar dispuestos a rendirse hasta el final. Una historia, además, que nos ayuda a comprender la época victoriana y, a la vez, la nuestra. Y tú, ¿a qué esperas para conocer el amor imposible de estos dos seres inocentes que una vez se encontraron en lo alto de una torre?
Cristina Monteoliva


© Cristina Monteoliva.

domingo, 26 de mayo de 2019

Reseña: COMO TÚ, de 20 escritores + 20 ilustradores.


Título: Como tú
Autores: 20 escritores + 20 ilustradores
Publica: Anaya
Páginas: 176
Precio: 13 €

Por más que muchos de nosotros lo deseemos con todas nuestras fuerzas, conseguir la igualdad real entre hombres y mujeres no es tarea fácil ni en nuestra sociedad ni en el resto del mundo. Hacen falta dar muchos pasos que no se han dado hasta ahora, o que solo se han dado muy tímidamente. Aceptemos, además, que para algunas cabezas cerradas, ya no hay remedio. Pero sí para los que vendrán después: los chicos y chicas que están todavía formándose en valores. Su educación en igualdad es primordial, ¿y qué mejor que ofrecerles un libro con el que puedan sentirse identificados? Me refiero a Como tú, la antología de textos ilustrados de la que hoy os vengo hablar.
Como tú es un libro compuesto por veinte relatos ilustrados con sus correspondientes veinte ilustraciones. Los escritores que participan en este libro son: Ana Alcolea, Ana Campoy, Maite Carranza, Ledicia Costas, Espido Freire, Santiago García-Clairac, Antonio García Tejeiro, Ricardo Gómez, Alfredo Gómez Cerdá, Jorge Gómez Soto, Rosa Huertas, Raquel Lanseros, Nando López, Antonio Lozano, David Lozano, Fernando Marías, Gonzalo Moure, Mónica Rodríguez, Care Santos y María Zaragoza. Y los ilustradores: Juan Miguel Aguilera, Raquel Aparicio, Carla Berrocal, Xosé Cobas, Agustín Comotto, Nuria Díaz, Alberto Gamón, Gabriel Hernández Walta, Anu Jato, Raquel Lagartos, Esperanza León, Sara Morante, Javier Olivares, Ana Oncina, Mireia Pérez, Dídac Pla, Alba Marina Rivera, Pedro Rodríquez, Santiago Sequeiros y Fernando Vicente.
El volumen (en el que cada texto viene precedido por dos páginas con fondo negro muy cuidadas, la primera con el título y parte de la ilustración; la segunda, con las biografías tanto del escritor como del ilustrador correspondientes) comienza con Leer el cielo, un cuento que nos transporta a África para conocer a una valerosa chica que no cejará en su empeño en aprender una profesión que hasta entonces estaba vetada a las mujeres. Otro relato que nos lleva al continente vecino es Melhfa, una historia ideal para debatir el papel de las mujeres saharauis en su sociedad.
Invisible es un relato en el que Matilde Pedrós vuelve del otro mundo para contarnos su dura experiencia como la primera universitaria española. Otro cuento de estilo similar, pues también en él su protagonista resucita para hablarnos de lo injusta que era su sociedad con las mujeres, es La libertad de Penélope. Gracias al mismo, conoceremos al famoso personaje mitológico y las decisiones que tuvo que tomar para ser libre. Emparentado con estos dos relatos por hablarnos de un hecho histórico que a la vez se ha vuelto mítico con el paso de los años es Naufragio, una historia en la que conoceremos el destino de una pareja que viajaba en el Titanic.
Ya que este libro va dirigido especialmente a los adolescentes, muchos de las piezas que encontraremos en él nos hablan de ellos y sus relaciones, a menudo nada sanas ni física ni emocionalmente hablando. Así, en Iguales, una pieza teatral en este caso, vemos cómo un chico y una chica que antes tenían relación de amistad no pueden ahora ser amigos por las absurdas barreras de la edad. Este hecho es preocupante, pero más aún que los estudiantes varones traten a las féminas como objetos sexuales, haciendo que ellas crean que están en su deber de hacer lo que ellos deseen, como vemos en Igual que tú, tiemblo, un relato en el que una chica es víctima del acoso por parte de sus compañeros cuando su ex novio difunde fotos íntimas de ella; en En tu jaula de cristal, donde una mujer es testigo de un episodio de lo más tóxico entre una pareja de adolescentes en un parque; en Lo contrario, un cuento en el que un padre se enfada tanto con el abusador de su hija como con esta por no hacer nada al respecto; en La educación sentimental, una pieza teatral donde vemos tanto la postura de ellos como de ellas en este mundo adolescente de relaciones sentimentales y sexuales tóxicas; y en La segunda vez, relato en el que conoceremos la historia de una chica que no solo ha de pasar por el trance de la violación, sino también del juicio posterior por parte de la sociedad.
El juicio de una sociedad no igualitaria es también un tema interesante a tratar, como observamos además de en el ya mencionado La segunda vez y en el relato El jardín de la falsa verdad, una historia que nos habla de la falta de escrúpulos de ciertos periodistas a la hora de crear artículos sensacionalistas.
El maltrato, ya en la edad adulta, es un tema también a debatir y erradicar. Para ello, nada mejor que leer el relato Como una cornada, una historia con final feliz, he de decir; y el poema Se acabó, madre, se acabó, en el que una hija intenta que su madre rompa las cadenas que su padre, maltratador, le impone.
Algunos chicos (hombres) no entienden el problema. Para ellos, especialmente, para que se pongan en el puesto de las mujeres por un momento, están dedicados los relatos La respuesta, una historia distópica en la que las mujeres toman el mando y no para bien, y Metamorfosis, un cuento en el que un chico se transforma en mujer con un tiempo y al final lo acaba comprendiendo todo.
Por otro lado, nos encontramos con El primer paso, un relato sobre una mujer que logra algo muy importante para la humanidad; Origen, un poema alegre que aboga por la igualdad total, y García y García, una imaginativa historia donde unos padres llevan hasta el límite lo de no hacer distinciones entre sus hijos mellizos, un niño y una niña.
Aunque todos los textos de este libro me han parecido muy buenos, en cuanto a lo que aportan y a la calidad literaria con la que están escritos, mi favorito de todos ellos es Kenia, un relato en el que conoceremos la historia de una chica muy inteligente que, al llegar a la adolescencia, se deja llevar por las opiniones sobre su cuerpo de los demás y los imposibles cánones de belleza que impone la sociedad, hasta el punto de llegar a olvidarse de su propia valía. Si me ha gustado especialmente este relato es porque habla de un problema que se da en chicas desde hace muchas generaciones: el de la anorexia, la bulimia y los desórdenes alimentarios varios. Este problema no está ni de lejos erradicado. Pero, ¿por qué ya casi nadie habla de ellos y de la importancia de educar a las chicas para que se quieran con o sin curvas?
De igual manera que cada uno de estos relatos merecería un análisis mucho más extenso que el que puedo hacer yo en una reseña de este tipo, también las ilustraciones lo harían. Me temo que mis conocimientos de dibujo no son muy amplios. Lo que sí os puedo decir que cada uno de los dibujos que acompañan a los textos destacan por sus distintos estilos, su colorido y lo bien que encajan con las palabras de los escritores. Imposible imaginar el libro sin todos y cada uno de ellos.
Como tú, en definitiva, es un libro ideal para mostrar lo que hoy en día está mal en la sociedad entre hombres y mujeres, debatir sobre lo que todos y cada uno de nosotros podría hacer para cambiar las cosas e inculcar buenos valores. Un volumen rico en estilos en el que, aunque hayan quedado algún que otro tema por tocar (el de los embarazos no deseados en adolescentes, por ejemplo; asunto del que yo escribiría si me invitaran a participar en una antología de este tipo) abarca muchos con los que los adolescentes podrán empatizar al serles cercanos de una u otra manera. Esperemos que pronto llegue a muchos de ellos. Y a ti, querido lector que lees esta reseña, sea cual sea tu edad, pues estoy segura de que también aprenderás mucho de él. ¿A qué esperas para comprobarlo?


 Cristina Monteoliva


© Cristina Monteoliva.


Reseña: CUANDO ES INVIERNO EN EL MAR DEL NORTE, de Leticia Sánchez Ruiz.


Título: Cuando es invierno en el mar del norte
Autora: Leticia Sánchez Ruiz
Publica: Editorial Pez de Plata
Páginas: 320
Precio: 21,90 €

¿Crees en los lugares malditos? ¿Acaso no empezarías a sospechar de su existencia si descubrieras que la casa de tus abuelos, un lugar que primero fue lugar de destierro para enfermos desahuciados, luego manicomio y más tarde un conservatorio de música en medio del mar, ha sido el escenario de un terrible crimen? ¿Qué de qué te estoy hablando? De Cuando es invierno en el mar del norte, la nueva novela de Leticia Sánchez Ruiz: el libro del que trataremos a continuación.
Tras enterrar al abuelo, todo el clan Larfeuil se reúne en la casa familiar de la isla de Or para seguir el duelo. Es justo entonces cuando irrumpen en la mansión el inspector Pambley y la agente Gloria. Ha aparecido un muerto con una herida en el corazón (la que le causaría el fallecimiento) en una de las playas de la ciudad norteña cercana, les informan los policías a los miembros de la familia, y todo parece indicar que alguien arrojaría el cadáver desde Or. Ese alguien pertenece a la familia Larfeuil y nadie podrá marcharse de la mansión hasta que el culpable aparezca.
En la ciudad del norte cercana, por otro lado, tenemos a Dora, una joven periodista cultural en paro que es abandonada por su novio poco después de que su ex suegro se topara en la playa con el cadáver de Antonio Trigo, el carpintero asesinado. Incapaz de pensar en otra cosa, Dora se obsesiona por averiguar cómo murió el que fuera hombre bien conocido en el barrio de las Maravillas.
Esta es una historia con dos narradores que, sin conocerse, tienen mucho en común, como descubriréis durante la lectura de esta obra. El primero es Guillermo Larfeuil, joven integrante de una extensa familia que, desde que él recuerda, ha estado ligada a la húmeda, enigmática y desdichada isla de Or. Guillermo, nieto, hijo, hermano, primo y sobrino de los distintos personajes que conoceremos durante la tarde de interrogatorios del inspector Pambley y la agente Gloria, es un buen observador que conserva en su memoria innumerables historias familiares, todas ellas interesantísimas, que irá desgranándonos durante la narración. ¿Estará en alguna de ellas la clave para saber qué le pasó a Antonio Trigo la noche que se supone que murió en la isla?
La segunda voz que nos guía en esta novela coral tan negra como el pasado de la isla de Or es Dora, una joven periodista cultural que, tras quedarse sin novio y sin trabajo, hace de la investigación de la muerte de Antonio Trigo su balsa de salvación. Sus pesquisas la llevarán a adentrarse en el barrio de Maravillas, hacerse amiga de los amigos del carpintero fallecido y hasta de pasar más de un mal rato. Pero, ¿qué espera nuestra chica al final del proceso? ¿Le darán sus averiguaciones nuevos motivos para seguir adelante con su vida?
Cuando es invierno en el mar del norte es sin duda una novela de personajes singulares, historias únicas (musicales, cinematográficas, históricas, entrañables, siniestras, apasionantes, etc) y momentos de corte fantástico. Pero si hay un personaje único en ella, pues yo la percibo como un ente vivo, ese es la isla de Or. La isla de Or, más bien un islote, se sitúa cerca de una ciudad norteña tan ficticia como ella misma. A ella se accede solo en barca. Parece el caparazón de una tortuga. En el pasado, la ahora mansión familiar de los Larfeuil fue manicomio, hospital de enfermos sin remedio y conservatorio de música. La humedad hace la estancia en ella algo de lo más incómodo. Y, aun así, la familia se niega a abandonarla. ¿Qué secretos guardará esta isla? ¿Cuántos está dispuesta a desvelarnos durante la lectura? ¿Sabrá ella quién mató a Antonio Trigo y por qué?
Cuando es invierno en el mar del norte, en definitiva, es una novela negra que nos habla de una interesante familia disfuncional llena de interesantes secretos, de una mujer que se mete a detective con tal de no pensar en su futuro y de una isla en la que cualquier cosa podría pasar. Una obra tan divertida como trágica, tan ligera como profunda y originalmente gótica que hará las delicias de todos los que estáis buscando algo diferente y a la vez auténtico. Coged vuestra barca ahora, amigos, y remad hacia Or: ¡la aventura os espera allí!
Cristina Monteoliva


© Cristina Monteoliva.

viernes, 24 de mayo de 2019

Reseña: LAS RATAS DEL TITANIC, de Pedro M. Domene (edición de Toromítico)

Título: Las ratas del Titanic
Autor: Pedro M. Domene
Edita: Toromítico
Páginas: 125
Precio: 14 €

Ocurre a veces que, aunque un libro haya tenido éxito hasta el punto de agotar sus ejemplares en librerías, la editorial que lo publicara por primera vez no se encuentra en condiciones de realizar una segunda edición para que la historia que contiene llegue a más lectores. Es labor del autor entonces volver a probar suerte. Este ha sido el caso de Las ratas del Titanic, la novela de Pedro M. Domene que ya reseñamos en La Orilla de las Letras cuando se publicara por primera vez hace cuatro años, y que nos llega ahora en una segunda edición gracias a Toromítico. Con motivo de esta nueva edición volvemos a publicar también nosotros la reseña con ciertas modificaciones al texto original. Atentos, que ahí vamos con nuestra vieja pero nueva versión de la revisión de esta obra:
Los fondos marinos están llenos de barcos que han naufragado en sus aguas a lo largo de toda la historia. De muchos de estos pecios, poco se conoce; de otros, sin embargo, tenemos datos hasta la saciedad, como el es el caso del Titanic. Sea como sea, siempre es interesante leer una obra divulgativa y amena para informarse bien de lo que pasó antes, durante y después de su hundimiento, como Las ratas del Titanic.
Miércoles, 10 de abril de 1912. Los pasajeros van subiendo al Titanic dispuestos a pasar un agradable viaje con destino final Nueva York. Así lo hacen también las ratas, capitaneadas por Matt, un ejemplar joven pero valiente que hará todo lo posible por que sus congéneres viajen en las mejores condiciones posibles. Durante el viaje, Matt conocerá a un montón de nuevos amigos. Entre ellos se encuentran Sam, la rata músico, los jóvenes Milly y Quim, y Kitty, una preciosa rata de campo que no para de meterse en problemas. Aunque, ¿qué problema más grande puede hacer que el inminente hundimiento del gran barco?
Según Las ratas del Titanic, el barco habría salido de puerto el 10 de abril cargado tanto de personas como ratas. Las ratas de esta historia harían cosas típicas de roedores; pero también otras más propias de los humanos, como tocar instrumentos musicales, bailar o maravillarse con los hermosos salones del barco.
Las ratas son unos seres muy inquietos, siempre están moviéndose de un lado para otro para no ser descubiertas. Esto favorece no solo que los lectores conozcan la totalidad del gran barco, sino también todo lo que en él aconteció hasta el final del naufragio. Esta es, sin duda, una forma entretenida y divertida de enseñar algo de historia a los más jóvenes. O no tan jóvenes, pues para mí Las ratas del Titanic, más que una novela infantil-juvenil, es lo que yo denomino una novela para todos los públicos.
Los personajes están muy bien perfilados. Entre ellos destacan Matt, el joven jefe ratuno, y Kitty, la intrépida rata de campo. Los dos son muy diferentes, pero pronto se conocen y empiezan a entenderse. La cuestión es: ¿sobrevivirán los dos al naufragio?
Las descripciones son muy precisas, sin llegar a ser recargadas, hasta el punto de hacer que el lector crea estar dentro del mítico barco durante la lectura.
Si hay algo que me gusta especialmente de este libro es la narración en sí, amplia en vocabulario y nada simplista. Una narración que dista mucho de la de otros libros que parecen tratar a los jóvenes como seres incapaces de comprender ciertas cosas, cuando hoy en día los niños y adolescentes están más espabilados que nunca.
Las ratas del Titanic es, además, un libro ilustrado. Tanto la portada como las ilustraciones interiores en blanco y negro corren a cargo de Ernesto Lovera. Estas piezas, muy cuidadas y precisas, nos muestran a las ratas efectuando acciones que vienen reflejadas en los capítulos, añadiendo bajo cada una de ellas una frase que indica exactamente al momento en que se refieren.
Las ratas del Titanic, en definitiva, es una obra llena de aventuras, amor ratonil y sucesos históricos reales relacionados con el Titanic que nos proporciona una buena opción para aprender en poco rato qué pasó con el aquel gran transatlántico mientras sigues a las ratas con sus cosas de roedores. Una lectura muy recomendable para jóvenes curiosos o no tan jóvenes. ¿Te atreves a comprobarlo?
Cristina Monteoliva


© Cristina Monteoliva.

miércoles, 22 de mayo de 2019

Reseña: MUJER EN EL BAR, de Ovidio Parades.


Título: Mujer en el bar
Autor: Ovidio Parades
Publica: Ediciones Trabe
Páginas: 152
Precio: 15 €

La vida de una persona se compone de momentos decisivos: alegres, tristes, tensos o relajados. Si juntáramos todas estas escenas obtendríamos una película en la que sería difícil encontrar la trama pues, ¿es que acaso una vida humana la tiene en realidad? Al final, tan importante es ver el conjunto como cada una de las partes, de las escenas en movimiento. Para comprenderlo, nada tan sencillo como leer un libro en el que veamos unos cuantos de estos momentos cazados por un autor tan sensible y observador como Ovidio Parades. Estoy hablando, como no, de su última obra: Mujer en el bar. La misma de la que a continuación hablaremos en este artículo.
Mujer en el bar es un volumen compuesto por veintiún relatos, la mayoría de ellos escritos en tercera persona y protagonizados por mujeres: Manuela, Julia, Laura, Bárbara, Esther, Mónica... Aquellos en los que el narrador es un hombre que se dirige en primera persona al lector, las mujeres son, sin duda, lo más importante de la narración.
Además de un buen número de mujeres con vidas que en un principio podrían resultar anodinas para todos aquellos que no saben ver más allá, nos encontramos otros elementos de cohesión que hacen de este volumen un todo sólido: los bares y cafeterías en los que sus protagonistas recalan en muchas ocasiones, los sueños de juventud, el amor por los libros y el cine, la nostalgia, la fuerza que aparece cuando más hace falta y la preocupación por los seres que más aman y unos cuantos más que iremos viendo a lo largo de los siguientes párrafos de este artículo.
El libro comienza con Óxido, una historia en su protagonista, intenta afrontar la muerte de su padre volviendo, momentáneamente, a la infancia. La higuera, un relato en el que una mujer viaja para visitar a su hermana, nos encontramos elementos similares al anterior: la muerte de un progenitor y la vuelta repentina a la infancia. Un tercer cuento que nos habla de un viaje y la muerte de un padre sería Las líneas de los mapas.
Segunda oportunidad y Resaca son dos relatos encadenados (sus protagonistas están emparentados) que nos hablan de las relaciones amorosas que pueden tener una continuación después de una ruptura. Otro relato que nos habla de retomar relaciones son Reeencuentro (una amistad, en este caso).
Las relaciones amorosas, seguiremos viendo en historias como Incidente, Un año de amor y Caos, pueden llegar a ser muy complicadas o desilusionantes. Por el contrario, en cuentos como Bar Nómada y El vestido comprenderemos que a veces solo hace falta dejarse guiar un poco por el corazón y el entusiasmo.
La nostalgia, como decía antes, es un elemento importante en este libro. La encontramos en muchos relatos, como el anhelo de tiempos pasados que sentimos mejores, en las piezas tituladas El chico que nunca besé, De regreso, El pavo y Exposición.
Las fiestas también son importantes en esta obra, sobre todo las relacionadas con la Navidad y el Año Nuevo, como vemos en los relatos De regreso, El pavo y El vestido.
Si bien muchos de estos cuentos son de carácter triste, hay dos de ellos en los que, curiosamente, encontramos relación por hablar ambos de los payasos: El payaso triste, una historia en la que vemos cómo una gran vedette acabaría en los bares, y La mujer silenciosa, una historia de corte poético en el que encontramos a una mujer pidiendo en la calle.
La librera trata de una comida un tanto amarga al hablar durante ella sobre algo que traumatiza a su protagonista. Tregua, por el contrario, es un cuento muy breve que nos habla de la felicidad de su protagonista comiendo milhojas.
Por si el lector no tuviera claro que Ovidio Parades habla, en muchas de sus historias ficticias, de sucesos que tienen lugar en su propia vida, tenemos el relato titulado La mosca, un relato dónde el autor bien podría estar hablando de algo que sucedió mientras escribía este libro.
El volumen acaba con el cuento que le da nombre: Mujer en el bar. Se trata esta de una historia esta similar a la primera que encontramos, como si el eterno retorno a la mujer que acude a un bar, en algún momento de la narración, preocupándose por la vida o la muerte de un ser querido fuera algo totalmente inevitable. ¿Y es que acaso no es así también en la vida real?
Mujer en el bar, en definitiva, es un canto poético a la vida, la muerte y al poder de todas aquellas mujeres a las que el mundo ignora pero que, en realidad, tienen tanto que ofrecer y contar. Un libro rico en historias, matices y sentimientos. Un volumen conmovedor que está esperando a que lo descubras. ¿A qué esperas para hacerlo?
Cristina Monteoliva


© Cristina Monteoliva.