jueves, 26 de septiembre de 2013

HARRY, REVISADO. Mark Sarvas

Título: Harry, revisado
Autor: Mark Sarvas
Traducción: Mme. Brz
Editorial: Libros del Silencio
Págs: 400
Precio: 20 €

A rey muerto, rey puesto. La mancha de mora, con otra verde se quita. ¿Cuántos refranes conoces que hagan alusión a lo beneficioso que puede resultar volver a llenar enseguida el hueco que un amor deja en tu corazón por otro nuevo? Seguro que alguno más se te ocurrirá si te paras a pensar. Y seguro que en todos ellos estaría pensando Harry, si fuera español y no un radiólogo norteamericano, tras la muerte de su esposa. ¿Qué de quién hablo? Pues del protagonista de Harry, revisado, la primera y exitosa novela de Mark Sarvas.
Anna ha muerto y lo único en lo que puede pensar Harry Rent, su marido, justo antes de su entierro es en conquistar el corazón de Molly, una de las camareras de un café retro de Los Ángeles. Poco después, este hombre taciturno incapaz de sentir nada por la desaparición de su esposa, decide convertirse en el nuevo conde de Montecristo. Así, el nuevo Harry será capaz de hacer cosas que nunca antes habría hecho, aunque tal vez no obtenga los resultados que esperaba en un principio. ¿Conseguirá acaso alcanzar la ansiada felicidad?
Harry es un hombre de pocos amigos, y ninguno tan íntimo como el narrador que se pega como una sombra a este radiólogo de mediana edad para contarnos su verdadera historia. Pero tal vez la historia no sea una, sino varias, y para darnos a conocer todo el conjunto, este narrador decide alternar los capítulos que van desde la muerte de su mujer en adelante, con aquellos que nos narran su vida junto a ella, pero en sentido inverso (es decir, de adelante hacia atrás). Sólo así llegaremos a aprehender al Harry auténtico, a ése que ha decidido “revisarse” para ser mejor persona.
Pero, ¿qué es lo que quiere mejorar de sí mismo Harry? ¿Y quién es él en realidad? Muchas podrían ser las respuestas, y de hecho lo son: cambian conforme vamos conociendo más detalles de su mejora y de su vida marital con Anna. Por ahora, sólo te diré lo que no es Harry: ni un licenciado por la Universidad de Harvard, ni un buen deportista, ni siquiera alguien capaz de impedir que su mujer, por despecho, decida operarse para, supuestamente, mejorar su aspecto.
Anna, la difunta. Anna, la perfecta. Anna, la mujer que hizo de Harry un ser pequeño. Podría haber sido una solución más que un problema para Harry. Pero ahora está muerta y sólo puede intentarlo con Molly, la guapa y joven camarera que adora a los macarras con moto; y, de paso, también con Lucille, la otra empleada de la cafetería retro que tan necesitada parece de ayuda. ¡Qué grandes planes tiene Harry para ellas!
Harry, revisado es una novela profunda y a la vez llena de un gran sentido del humor (sobre todo negro) protagonizado con unos personajes tremendamente reales en los que en algún momento de nuestras vidas podríamos sentirnos identificados. Harry no sólo te resultará entrañable e inolvidable, un hombre de lo más curioso y de comportamiento totalmente impredecible; si no que gracias a él podrás llegar a pensar en temas como el perdón, en todas aquellas pequeñas mentiras que se convierten en un grave problema entre las personas (más aún cuando éstas están casadas), en la importancia de arreglar los conflictos antes de que éstos se conviertan en heridas infectadas, en lo terrible que resulta convertirse en alguien que los demás quieren que sean pero que realmente tú no quieres ser, etc. Emprende este ameno viaje con Harry, conoce sus sentimientos y descubre los tuyos a través de él. Revísate junto a este pobre infeliz y aplaude, como ya yo lo hago, la genialidad de un escritor que con tan sólo una novela publicada ha conseguido transmitir tanto en cuanto al mensaje de su obra como a lo literario en sí.
No creo que curar un corazón roto sea tan fácil como sustituir una persona por otra. El duelo por el amor difunto es algo que hay que pasar antes de emprender una nueva relación, en mi opinión. En todo caso, no dejes de revisar la vida de un viudo tan interesante como Harry, pues una vez que conozcas al Harry, revisado puede que lo tengas todo un poco más claro…O no.
Cristina Monteoliva

No hay comentarios:

Publicar un comentario