domingo, 13 de noviembre de 2016

Biografía imaginativa (IV): DAVID ARRABAL

Sí, es cierto: De pequeño me caí dentro de la marmita, y así me he quedao. Pero vamos, que dice el doctor que esto no es preocupante, que mientras siga con la terapia del tecleo y el consumo de buenas lecturas no decaiga, puede que sobreviva cuando el cielo se desplome sobre mi cabeza. Ahora, que digo yo... ¿No me tengo que tomar nada cada ocho horas? Mmmm... Sospecho de este médico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario