miércoles, 8 de junio de 2016

Entrevista: VÍCTOR AYLLÓN

Queridos lectores de La Orilla de las Letras:

Después de un tiempo sin entrevistas, aquí volvemos a la carga con la que ha tenido la amabilidad de concedernos el escritor Víctor Ayllón.
Víctor Ayllón es natural de Huétor Tájar (Granada) se dedica actualmente, además de a escribir, al ejercicio de la abogacía en su localidad natal. Gran amante de su pueblo y de todo lo que tiene que ver con él, en 2014 autopublicó Una mirada a Huétor Tájar, un volumen que ofrece al lector un recorrido por las fiestas y tradiciones, vocabulario, leyendas e historias hueteñas.
Varios relatos breves de este autor han sido publicados en distintas antologías, como Narraciones Breves del diario Ideal (Ámbito Cultural de El Corte Inglés, 2014 y 2015), o Dolor tan fiero, relatos para Teresa de Jesús V Centenario (Port-Royal, 2015).
Recientemente ha publicado con la editorial Artificios el En busca de la nada, libro que veréis reseñado en La Orilla de las Letras y sobre el que, además de otras cosas, le preguntamos a su autor.
Sin más dilación, os dejamos ya con la entrevista:


¿Cuándo comenzaste a escribir?
Desde joven, pero nunca me atreví a publicar nada hasta el año 2.014.

¿En qué género te encuentras más cómodo escribiendo?
Me gusta la narrativa, sobre todo el relato.

¿Qué autores crees que han influenciado en ti como escritor?
Miguel Delibes, Antonio Muñoz Molina y John Steinbeck.

Has publicado Una mirada a Huétor Tajar (2014) y En busca de la nada (2016). Ambos libros guardan íntima relación con tu pueblo, Huétor Tajar. ¿Te veremos en el futuro escribiendo sobre otro lugar o, por el contrario, piensas dedicar tus escritos siempre a tu pueblo?
Escribo y escribiré sobre otros lugares, solo que acabo de empezar a publicar y me apetecía situarme en mi pueblo, en mi infancia y adolescencia, pero pronto echaré a andar la imaginación y recorreré otros caminos.



¿Hay algún lugar de Huétor Tajar que te inspire más a la hora de escribir?
Los lugares de mi infancia, que todos han perdido sus nombres populares: la calle del Santo, la calle Río, la plaza Ole, la plaza de la Farola, la plaza de la Iglesia…

¿Cómo se te ocurrió escribir En busca de la nada?
La mayoría son relatos escritos hace años, otros los tenía a medias, y alguno era solo una idea que he ido desarrollando poco a poco. Con el tiempo les fui dando forma, los fui redondeando, y al final, mi editora, Ana Morilla me animó para publicarlos.

Y, por cierto, ¿por qué un libro de relatos tan heterogéneo y no una novela o un ensayo sobre Huétor Tájar?
En realidad, se puede decir que Una mirada a Huétor Tájar es un ensayo, una miscelánea que trata de diversos temas relacionados con mi pueblo: fiestas, tradiciones, retazos de la historia, calles, barrios y escuelas, documentos que muestran la evolución del municipio, etc., completado con un diccionario de usos y expresiones locales. Digamos que En busca de la nada complementa a aquel; ahora ya desde una perspectiva literaria, a través de nueve relatos que mezclan ficción y realidad, con cuatro voces narrativas que también nos muestran la evolución del pueblo desde el siglo XVI al XXI, haciendo una especie de collage con los personajes y con las historias, a unos se les nombra con sus nombres y apodos reales, y a otros se les enmascara.

A pesar de haber leído el epílogo del libro, no puedo resistirme a preguntártelo: ¿cuánto de ficción y cuánto de realidad tiene este libro?
Digamos que tiene tanto de una como de otra. Mitad y mitad.



¿En qué se parece a ti el abogado de este libro?
La verdad es que Carlos, el abogado que narra los cuatro primeros relatos unidos bajo el nombre de Historias de la plaza Ole se parece bastante a mí, pongamos que en un 70%.

Varios de los relatos de En busca de la nada, precisamente los que componen el capítulo del mismo título, están escritos desde el punto de vista de un hombre con síndrome de Asperger. ¿Has tenido que investigar mucho sobre este síndrome o es que lo tienes cercano? Y, por otra parte, ¿te ha costado meterte en la piel del personaje a la hora de escribir esta parte del libro?
A lo largo de mi vida profesional he llevado bastantes reclamaciones de prestaciones de invalidez, y muchas relacionadas con clientes afectados por enfermedades mentales, entre ellas, el llamado síndrome de Asperger. He tenido que estudiar sus historias clínicas y empaparme sobre su comportamiento, sobre sus limitaciones tanto físicas como funcionales, para saber defender su incapacidad para el trabajo. He tenido multitud de entrevistas y reuniones con los enfermos y con su entorno, con sus familiares. Al final acabas por empatizar con ellos, por entender un poco el cómo elaboran sus pensamientos y su forma de actuar. Aparte de esto, siempre me ha gustado el mundo de la psicología, he leído la obra de Sigmund Freud casi al completo. No me ha costado en absoluto meterme en la piel de Ramón. Para mí es un relato especial, y escribiré más relatos de ese estilo.

¿No crees que la historia del morisco Xavalí da para una novela histórica?
Siempre lo he pensado, tal vez sea que aún no me ha atrevido con una novela. Necesita mucha dedicación, muchas horas, y mi profesión me ocupa mucho tiempo. Pero pienso que todo llegará en su momento.

¿Qué esperas que encuentren los lectores en En busca de la nada?
Yo escribo conscientemente de forma sencilla y amena, no me gusta cansar, enrollarme con lucimientos que no aportan nada. Deseo que la gente se acerque a los libros en general, sin miedo, y que se aficionen a la lectura. No hay cosa peor que dejar un libro a medias porque te aburre o porque no lo entiendes. Busco que mis lectores se entretengan, que pasen un buen rato, y de camino, que reflexionen sobre los conflictos que planteo. Por tanto, espero que En busca de la nada, sirva para que el lector pase un buen rato, y también, para que se adentre y bucee en los problemas reales; los de nuestro tiempo (la injusticia, la enfermedad, la lucha contra el poder, el drama del desempleo, los desahucios…) y los de otras épocas (la expulsión de los moriscos, los matrimonios de conveniencia…).




¿Qué nuevos proyectos literarios tienes en marcha?
Tengo empezado un proyecto de novela, pero como he dicho antes, esto necesita  mucho tiempo y dedicación. No me gusta ponerme fechas ni límites. Ya veremos.

¿Te gustaría añadir algo antes de acabar con esta entrevista?
En primer lugar darte las gracias por interesarte por mis libros. No es fácil para un escritor aficionado dar a conocer su trabajo, todos sabemos cómo está el mundo editorial actualmente, por lo que hay que agradecer la inmensa labor que hacéis los blogueros.

Gracias a ti, Víctor, por tu tiempo, tus respuestas y tus fotos personales. Espero ver pronto publicada la novela que estás escribiendo y que, mientras tanto, cada vez más y más lectores se animen a leer los libros que ya tienes publicados: Una mirada a Huétor Tájar y En busca de la nada.


Cristina Monteoliva

No hay comentarios:

Publicar un comentario