viernes, 3 de julio de 2015

Reseña: FRANKENSTEIN, de Mary Shelley

Título: Frankenstein
Autora: Mary Shelley
Traducción: Francisco Torres Oliver
Ilustraciones: Elena Odriozola
Edita: Nórdica Libros
Páginas: 264
Precio: 24,95 €

Verano de 1816. Lord Byron invita, entre otros, a su amigo y poeta Percy Bysshe Shelley y a su esposa, Mary, a villa Diodati, su casa cerca de Ginebra. El tiempo es pésimo, no para de llover, y los amigos no saben cómo entretenerse. El anfitrión propone un día a todos los asistentes crear un relato de fantasmas. Tras varios días, Mary consigue trazar una trama en su mente. Así nació su inmortal Frankenstein, la obra de la que hoy os vengo a hablar.
El capitán R. Walton y su tripulación se dirigen al Polo Norte, con intención de conquistar la plaza, cuando se encuentran, atrapado en el hielo, al doctor Victor Frankestein. El doctor, muy débil, narra a su salvador su increíble historia, la de una vida llena de riqueza, pero también de miedo y terribles crímenes por culpa de la extraña criatura a la que le diera vida durante un experimento. Walton, a su vez, narrará esta gran hazaña a su hermana a través de sus cartas. Una historia que tal vez no tenga fin hasta que la vengativa criatura dé alcance a su creador.
Existen numerosas ediciones de Frankenstein en el mercado, las bibliotecas, etc. Muchas de ellas estoy segura de que serán maravillosas. Yo hoy voy a hablar de una que sin duda lo es, por muchas razones: la que ha publicado Nórdica Libros.
¿Qué tiene de especial esta edición? En primer lugar, las ilustraciones de Elena Odriozola, Premio Junceda Internacional 2014 precisamente por esta edición de Frankenstein, y Premio Nacional de Ilustración 2015. Estas ilustraciones, situadas todas ellas al principio del libro, nos ofrecen la sombría historia de una mujer que espera, en más de un sentido. Al final llega alguien, aunque no sabemos si era la persona que ella quería que llegara. ¿Tiene que ver todo esto con la narración de Frankenstein? Creo que eso hay que dejarlo a la libre interpretación de cada lector. Yo, por mi parte, he creído entender que las ilustraciones de Odriozola nos hablaban de la vida de Mary Shelley de una forma simbólica a la par que interesante.
Lo segundo que llama la atención de esta edición es el color del texto, ya que este no es negro, como en la mayoría de los libros que se editan hoy en día, sino de un precioso azul oscuro que nos sumerge con facilidad en la gélida narración.
La narración en sí se compone de la colección de cartas que el capitán Walton escribe a su querida hermana. En ellas, el capitán narra todo lo acontecido desde que emprendiera su viaje hacia el Polo Norte hasta que decidiera abortar la misión.
Walton no es el único narrador de esta historia, pues también hablan en primera persona en estas cartas el doctor Frankenstein y su curiosa criatura. Los narradores aparecen como las muñecas rusas, una dentro de otra, siendo la más pequeña de ellas la voz de la criatura, y la más grande, la del capitán Walton.
Del estilo de Mary Shelley, al menos en esta obra, destaca la minuciosidad en sus descripciones y el sentimentalismo del que dota a todos sus personajes, incluso a la criatura monstruosa de moral tan distinta a la del resto de los personajes. Y es que el ser abominable, aunque cruel, vengativo y envidioso, tiene un corazón sensible que es herido continuamente. Si no fuera así, la trama no se desarrollaría como lo hace.
Mary Shelley resucitó a un muerto compuesto de partes de varios fallecidos en su obra hace casi un par de siglos, si bien no detalló en su novela nada acerca del proceso. El tema de la resurrección y el de los trasplantes tan inverosímiles como el de cuerpo entero están muy presentes en nuestra época. Quizá algún día podamos decir que se consiguió llevar a cabo el experimento de Frankenstein, aunque, ¿a qué costa? Y, en el caso de que se hiciera, ¿tendría la criatura una conciencia nueva, como en esta novela, o la de un ser ya existente?
Frankenstein, en definitiva, es siempre una buena opción de lectura tanto para los que amen el terror y la ciencia ficción como para los que quieran adentrarse en lo más profundo de la psicología del ser humano. Pero si además elegís la edición publicada por Nórdica Libros, tendréis una auténtica joya en casa. ¿Quién podría resistirse a eso?
Cristina Monteoliva 

No hay comentarios:

Publicar un comentario