martes, 10 de mayo de 2016

Reseña: ERAN MORENOS Y DE OJOS DORADOS (O CÓMO DAR UN NOMBRE), de Ray Bradbury

Título: Eran morenos y de ojos dorados (o cómo dar un nombre)
Autor: Ray Bradbury
Traducción: Miguel Márquez
Ilustraciones: Óscar Sanmartín Vargas
Publica: Tropo Editores
Páginas: 40
Precio: 20 €

A pesar de las dificultades técnicas y la distancia, parece que coger el cohete que nos lleve a viajar a Marte está cada vez más cerca. Aunque, ¿y si lo que allí encuentran los afortunados viajeros no es exactamente lo que todos esperamos? ¿Qué pasaría si las máquinas que hemos enviado al planeta rojo no nos están mandando toda la información relevante? ¿Y si Marte esconde sus propios misterios? De viajes a Marte, situaciones inesperadas en el planeta rojo y mucho más nos habla Eran morenos y de ojos dorados (o cómo dar un nombre), el relato ilustrado de Ray Bradbury por Óscar Sanmartín Vargas que a continuación os comento.
Harry Bittering, su mujer Cora y los hijos de ambos, Tim, Laura y David, aterrizan un buen día en Marte. La Tierra está en crisis y convertirse en colonizadores del planeta rojo le parece al cabeza de familia una buena idea. Tan solo será por un tiempo, espera él, solo hasta que la amenaza de guerra se desvanezca de la faz de La Tierra. Cuando la guerra finalmente estalla en el planeta azul, los Bittering se encuentran sin opciones para regresar. Esto produce un cierto malestar en ellos, sobre todo en el cabeza de familia. Poco a poco, sin embargo, conforme su piel se oscurezca y sus ojos se vuelvan dorados, descubrirán que ya no tienen ganas de volver a su lugar de origen,  y que Marte, sin duda, les ha cambiado para siempre.
Eran morenos y de ojos dorados (o cómo dar un nombre), este magnífico relato de Ray Bradbury, fue publicado por primera vez en 1949 en la revista Thrilling Wonder Stories para, en 1960, formar parte de la antología de cuentos Remedio para melancólicos. Hoy lo podemos encontrar en forma de maravilloso libro ilustrado publicado por Tropo Editores.
La historia nos habla de una familia que se muda a Marte. El lugar, lejos de ser inhóspito, se va volviendo cada vez más y más acogedor, hasta el punto de hacer creer a sus habitantes que volver a La Tierra ya no es importante.
La trama es sin duda inquietante. Ray Bradbury se sirve de sus armas narrativas para crear una atmósfera acogedora, a la vez que misteriosa: un espacio que atrapa tanto a los colonos del planeta como a los lectores.
Como siempre, Óscar Sanmartín Vargas nos ofrece un impecable trabajo. Sus ilustraciones, en las que destacan las distintas tonalidades del marrón y del sepia, no solo combinan perfectamente con la narración de Bradbury, sino que también hacen que el lector se embulla aún más de ese universo surrealista marciano para respirar junto a los Bittering esa apacible inquietud, ese misterio del que os hablaba antes.
Eran morenos y de ojos dorados (o cómo dar un nombre) es un relato breve que nos habla sobre el sueño de colonizar Marte, de lo que podría pasar si un día vemos que La Tierra puede llegar a ser destruida por las guerras y de la capacidad de adaptación del ser humano. Esta capacidad de adaptación, tal y como nos descubre Bradbury, choca frontalmente con la capacidad de sobrevivir del propio medio ambiente, en este caso, el marciano. Como bien sabía Bradbury, al final la naturaleza gana siempre la batalla.
En definitiva, Eran morenos y de ojos dorados (o cómo dar un nombre) es un cuento, sin duda, que dará mucho que pensar a los lectores. Esta historia supone una maravillosa pieza de ciencia ficción que todos los aficionados al género deberían conocer. Y si es gracias a un volumen tan bello como el que nos ofrece Tropo Editores, mejor que mejor.
Cristina Monteoliva


Si quieres estar al tanto de las actualizaciones de La Orilla de las Letras, hazte seguidor de Blogger de este sitio o dale a Me gusta en


¡Gracias!


No hay comentarios:

Publicar un comentario