sábado, 13 de febrero de 2016

Reseña: TU NOMBRE DESPUÉS DE LA LLUVIA (Dreaming Spires I), de Victoria Álvarez

Título: Tu nombre después de la lluvia (Dreaming Spires I)
Autora: Victoria Álvarez
Publica: Lumen
Páginas: 584
Precio: 22,90 € (tapa dura con sobrecubierta) / 19,90 € (tapa blanda con solapas) / 9,99 € (epub)

Al ver ciertos programas dedicados a las ciencias ocultas, todo lo relacionado con lo paranormal y los alienígenas habrá todavía quien piense que  todo esto es cosa de los últimos años del siglo XX y del comienzo del siglo XXI. El interés por los mitos y las leyendas, así como por los fantasmas, sin embargo, viene de lejos, casi desde el principio de los tiempos; aunque no fue hasta finales del siglo XIX y principios del XX cuando se pusieron muy de moda las sesiones de espiritismo, por ejemplo. ¿Qué por qué hablo de todo esto? Porque Tu nombre después de la lluvia, el primer volumen de la trilogía Dreaming Spires de Victoria Álvarez y libro que hoy os vengo a comentar, tiene mucho que ver con los espíritus y los buscadores de los mismos.
Oxford, principios de 1903. El profesor Alexander Quills, el joven aspirante a escritor Oliver Saunders y el también joven saqueador de tesoros arqueológicos Lionel Lennox son los principales encargados de la publicación Dreaming Spires, una revista en la que tienen cabida todo tipo de artículos relacionados con los fantasmas y otros fenómenos paranormales. La recepción de una misteriosa carta por parte de Alexander les pone tras la pista de un extraño fenómeno en una pequeña localidad irlandesa. Según la escritora de la misiva, un extraño ente habita en el castillo de Maor Cladaich. El ser llora cada vez que alguien de la familia va a morir, aunque la última vez que lo hizo el fallecido fue un visitante del castillo. El equipo ha de trasladarse al lugar para averiguar qué hay detrás de esos extraños llantos espectrales. ¿Lograrán volver todos con vida a Oxford?
La Inglaterra de primeros de siglo da para muchas historias interesantes. El nuevo siglo trajo nuevas ideas, nuevos inventos, nuevas aventuras que vivir. La gente quería conocer todos los secretos de la vida; pero también de la muerte, de lo inexplicable. En este contexto surge Dreaming Spires, una revista imaginaria (que bien podría ser real) dedicada a todo tipo de fenómenos extraños.
Al frente de Dreaming Spires nos encontramos con Alexander Quills, todo un señor maduro a sus treinta y siete años de edad (¡cómo cambian los tiempos! Pero si los treinta son ahora como los nuevos quince…) Alexander, casi un hermano mayor para los más jóvenes del grupo, es un hombre serio, culto y atormentado por ciertos acontecimientos de su pasado que derivaron en la muerte de su querida esposa y su no menos adorada hija.
El segundo de a bordo es Oliver Saunders, un huérfano que, con cierta suerte en la vida, ha conseguido no tan solo licenciarse, sino también un pequeño puesto (temporal, eso sí) en la universidad. Oliver es un joven soñador y nostálgico, todo un romántico, que acabará encontrando su razón de ser en ese castillo misterioso irlandés.
Lionel Lennox, el tercero del grupo, es un experto en arqueología, aunque también un ladrón de excavaciones arqueológicas. Seductor por excelencia, sin duda el personaje favorita de las fans de los canallas, encontrará la horma de su zapato en la misteriosa y sofisticada señorita Stirling, un personaje clave en toda la trilogría que los lectores conocerán a mitad de esta historia.
Los otros componentes de Dreaming Spires son August Westwood, el simpático clérigo, y Verónica Quills, la sobrina adelantada a su tiempo de Alenxander Quills (mi personaje favorito de toda la saga, he de decir).
Como decía hace un rato, los tres componentes fundamentales del equipo redactor de Dreaming Spires, Alexander, Oliver y Lionel, han de trasladarse a una pequeña localidad irlandesa. Allí, en el castillo de Maor Cladaich, conocerán tanto a su dueña, Rhiannon, la viuda de un importante señor de la zona como a su hija, la dulce y enigmática Ailish y al ser que atormenta a toda la población: la banshee.
Una banshee es un ente espectral, que no fantasma, que pertenece a una gran familia irlandesa, como pronto sabréis si leéis el libro. Su aparición puntual no suele anunciar nada bueno. El problema es que en esta historia la banshee no deja de llorar. ¿Es que acaso se avecinan muertes en cadena? ¿O tal vez sea otra cosa? No puedo adelantaros más. La respuesta la encontrareis en el libro.
Tu nombre después de la lluvia, esta novela cargada de romanticismo, fenómenos inexplicables,  acción y tensión destaca tanto por sus personajes (de los que os he hablado antes como de otros muchos interesantes secundarios que pueblan sus páginas) como por su cuidada ambientación. Es fácil, a través de la lectura de este libro, transportarse a esa Inglaterra de primeros de siglo, al Egipto de las grandes excavaciones y a la Irlanda más húmeda y misteriosa. Casi como si los lectores fuéramos personajes de esta gran aventura.
En definitiva, Tu nombre después de la lluvia, esta obra con título tan evocador, es una novela emocionante, ideal para los amantes de lo paranormal, los románticos, los aventureros y los que adoran la época victoriana. Aunque es el primer volumen de una trilogía, puede leerse de forma independiente, ya que su final puede interpretarse tanto como algo cerrado como todo lo contrario. Ahora solo queda que te decidas por ella, si aún no lo has hecho, y te dejes atrapar por sus personajes de carne y hueso, ¡o por los fantasmagóricos!
Cristina Monteoliva


Si quieres estar al tanto de las actualizaciones de La Orilla de las Letras, hazte seguidor de Blogger de este sitio o dale a Me gusta en


¡Gracias!



No hay comentarios:

Publicar un comentario