miércoles, 9 de septiembre de 2015

Reseña de LA BANDA DE JUBILADOS QUE CANTÓ DOS VECES BINGO, de Catharina Ingelman-Sundberg

Título: La banda de jubilados que cantó dos veces bingo
Autora: Catharina Ingelman-Sundberd
Traducción: Enrique Alda
Edita: Roca Editorial
Páginas: 352
Precio: 17,90 € / 7,99 € (epub)

¿Cómo te imaginas con, digamos, ochenta años? ¿Viviendo solo en casa? ¿Con la familia tal vez? ¿Y qué tal una residencia de ancianos? Las residencias puede resultar, según se mire, la solución más cómoda. Aunque dicen que pueden llegar a ser verdaderamente aburridas. Sobre todo para las personas que aún tienen muchas ganas de vivir pequeñas y grandes aventuras. Justamente como los protagonistas de La banda de jubilados que cantó dos veces bingo, la novela de Catharina Ingelman-Sundberd de la que a continuación os hablaré.
Tras salir huyendo de Suecia, la banda de jubilados ladrones, compuesta por Märtha, Lumbreras, Rastrillo, Anna-Greta y Stina, se instala en Las Vegas. Aunque la ciudad les resulta muy estimulante, los jubilados deciden volver con identidades falsas a su país natal para averiguar qué ha pasado con el dinero que habían destinado a un buen número de obras benéficas. Una vez en Suecia, los dicharacheros abuelos no solo deberán volver a sus actividades delictivas, sino que se enfrentarán a múltiples dificultades. ¿Conseguirán salir indemnes una vez más?
Comencé a leer La banda de jubilados que cantó dos veces bingo sin saber que el libro era la continuación de otro, La bolsa y la vida (Random, 2013). Enseguida me di cuenta de que me había perdido algo, puesto que las aventuras de los jubilados no empiezan en una residencia de ancianos, tal y como yo esperaba, ni tan siquiera con el primer robo. Así, en La banda de los jubilados que cantó dos veces bingo queda claro desde el principio que los protagonistas llevan ya bastantes delitos a sus espaldas y, como decía antes, han debido mudarse a Las Vegas huyendo de la policía sueca.
¿Es necesario leer La bolsa o la vida antes de hacerse con un ejemplar de La banda de jubilados que cantó dos veces bingo? En mi opinión, no necesariamente, ya que si bien los libros se continúan, el segundo guarda la suficiente independencia con respecto al primero como para poder ser leído y disfrutado por sí mismo. Otra cosa es que los lectores del segundo decidan ir al primero después o viceversa, por supuesto.
¿Qué vais a encontrar en este libro? Básicamente, a un grupo de jubilados que no se aburre nunca. Los cinco son personas muy activas y con grandes ideas a la hora de cometer delitos. Eso sí: no siempre sus planes salen bien, de ahí que siempre tenga que estar de aquí para allá, recuperando dinero perdido, evitando que les quiten parte del dinero, huyendo de la policía, etc.
La jefa de la banda es Märtha, una mujer cuya imaginación no conoce límites. A su lado encontramos siempre a Lumbreras, un pretendiente con el que tal vez por fin pueda tener la jefa algo más que amistad. Por su parte, Stina va detrás del gruñón de Rastrillo, encaprichado, a su vez, de una vecina pitonisa, ¡aunque no por mucho tiempo!. Después tenemos a Anna-Greta y su risa caballuna. Anna-Greta, la experta en bancos, está enamorada de Gunnar, quien en algún momento del libro se convierte en el sexto componente del grupo.
El libro, además, está plagado de personajes secundarios tan desastroso como los moteros Tompa y Jörgen o los policías Carlsson y Blomberg. Personajes que, por otro lado, les darán mucha guerra a los abuelos ladrones. Las situaciones disparatadas y las salidas airosas están garantizadas.
Las aventuras de los abuelos no parecen tener fin. Nada más empezar a leer el libro, ya les ves tramando algo. Y, por supuesto, nunca sabes cómo van a acabar sus aventurillas. Son todas tan alocadas e impredecibles, que te dejarán sorprendido, y siempre con una sonrisa en los labios.
La banda de jubilados que cantó dos veces bingo, en definitiva, es una novela fresca, entrañable y divertida. La lectura ideal para vacaciones o fines de semana lluviosos. Si además de querer pasar un buen rato en compañía de unos abuelos que se niegan a quedarse aparcados en una residencia oscura y aburrida, quieres conocer cosas de Suecia de una forma amena y novedosa, ¡no te la pierdas!
Cristina Monteoliva

No hay comentarios:

Publicar un comentario