lunes, 3 de julio de 2017

CUATRO AÑOS LEYENDO DESDE LA ORILLA

El tiempo pasa volando y ya estamos otra vez celebrando el aniversario de La Orilla de las Letras. Tendría que haber escrito este artículo el mes pasado, cuando se cumplían los cuatro años de la puesta en marcha este proyecto, pero lo cierto es que mi despiste natural, la cantidad de cosas que tuve que hacer entonces, etc, me hicieron olvidar que precisamente fue en junio de 2013 cuando decidí comenzar la andadura de este blog.
El último año ha sido un poco movidito. La ALT (ansia lectora total) se apoderó de mí, tras unos años un poco más tranquilos, en algún momento de 2016, y no me ha abandonado hasta ahora. Eso es bueno, por un lado, porque puedo ofreceros reseñas de libros más a menudo; pero malo para mi faceta como escritora, porque al final estoy como siempre: leyendo mucho más de lo que escribo. Este verano me he propuesto darle un empujón a varios proyectos que tengo a mitad y sorprenderos pronto con una nueva publicación. A ver si en poco tiempo os puedo hablar más sobre esos asuntillos.



En este último año se ha incorporado a la plantilla reseñística Sergio M. Planas. Muchos recordaréis mis anteriores artículos, post de Facebook y demás renegando de las colaboraciones, tras lo muy pero que muy quemada que acabé en mi etapa de La Biblioteca Imaginaria. Lo cierto es que con el tiempo me he dado cuenta de que algo de ayudita sí que me viene bien, y la de Sergio la agradezco mucho más, pues nos conocemos personalmente (aprendimos a leer y escribir juntos, ¡literalmente!) y tiene la suficiente paciencia como para entender que a veces me pongo histérica con todo. Muchas gracias, Sergio. Dicho esto, si alguien se anima a colaborar reseñando libros o escribiendo otro tipo de artículos, no tenéis más que avisarme y lo vemos. Advierto de que voy a ser un poco estricta con la calidad de los textos, y que no puedo manejar tantos  colaboradores como antes, pero la ayuda será bienvenida.
Al tiempo que intentábamos ofreceros más contenido en el blog en el último año, hemos procurado también llamar la atención de más de vosotros. El número de seguidores, en efecto, ha crecido tanto en blogger como en Facebook. De forma modesta, pero segura. ¿A qué me refiero con esto? Pues a que creo que la mayoría de las personas que seguís el blog lo hacéis de forma más o menos asidua. Podría hacer cosas para conseguir más seguidores, como pagar una campaña de publicidad en Facebook, cosa que me parece asequible en precio y más fiable con respecto a los sorteos, por ejemplo. ¿Por qué no me parecen fiables los sorteos, si con ellos se consiguen de pronto montones de seguidores? Fundamentalmente porque creo que la mayoría de los seguidores que se consiguen no son reales. Ayudan a aumentar la cifra, pero cuando acaba el sorteo, ¿se mantiene el interés por lo publicado en el blog? Yo creo que para algunos sí, pero que la gran mayoría de la gente se apuntaría para conseguir el libro en cuestión. Y otra cosa más sobre este asunto: precisamente porque no sois tantos los que leéis esto de forma habitual y porque es muy de agradecer vuestro interés, creo que lo justo sería hacer un sorteo para premiar a los que estáis ahí siempre, no a los nuevos, que ya os digo que no sé si se quedarán o no. Dicho esto, tampoco descarto la posibilidad de hacer un sorteo en el futuro. Porque ya se sabe: nunca digas de esta agua no beberé.

© Sergio M. Planas.

¿Qué nos depara el nuevo año? Como ya os he dicho antes, mi prioridad ahora mismo es encontrar la manera de compaginar todas mis facetas, la reseñista, la escritora y la de youtuber histérica. Tengo que intentar ofreceros buenos artículos. Tengo que intentar que POR FAVOR, ESCRIBÁIS ALGO COMO COMENTARIO EN EL BLOG DE VEZ EN CUANDO (¿se nota que necesito un poco de feedback de vez en cuando?) en vez de dejarme los comentarios en mi espacio personal de Facebook. Tengo que intentar que cada vez seáis más, pero con más ganas. Tengo que seguir diciéndoos que ahora las colaboraciones son bienvenidas. Y, sobre todo, tengo que seguir dándoos las gracias por estar al otro lado.



Para los que habéis llegado hasta el final de este artículo, os anuncio que Sergio M. Planas me ha propuesto sacar un número especial a modo de revista digital de La Orilla de las Letras y ya estamos pensando seriamente en ello. ¡Hala, ahora vas y lo cascas!

2 comentarios: