martes, 27 de junio de 2017

Reseña: LA ÚLTIMA PRIMAVERA, de Concepción Perea.

Título: La última primavera
Autora: Concepción Perea
Publica: Alianza Editorial
Páginas: 584
Precio: 19 € / 12,98 € (Epub)

No es fácil gobernar un reino cuando este es grande y sus habitantes, tan diversos y complicados. La traición y la venganza siempre acechan, incluso cuando tras una cruenta guerra parecía haberse firmado una paz definitiva. El rey, o la reina, ha de estar siempre alerta. Es necesario rodearse de personas de confianza, aunque esas personas no sean ni las más diplomáticas ni las más simpáticas, pienso tras la lectura de La última primavera, la nueva novela fantástica de Concha Perea que hoy os vengo a comentar.
El invierno está llegando a su fin y todo parece tranquilo en TerraLinde tras la paz que dejó la Guerra de la Reina Durmiente y la extraña batalla que tuvo lugar en el pantano de TiemblaSauces. La reina Silvania gobierna desde entonces sin apenas acordarse de Lord Aglanor, aquel que se revelara como uno de sus mayores enemigos. Sin embargo, algo está pasando. El joven Dujal, instalado desde hace un tiempo en la dimensión de los humanos, es visitado por el anciano MalaSenda y animado por este a investigar la muerte de Manx, su madre. Mientras tanto, extraños relojes de arena aparecen pintados en las paredes de la Corte de los Espejos y Nicasia, la malhumorada ingeniera, será requerida para averiguar cómo murió realmente Graya, un conocido prestamista posiblemente metido en asuntos turbios. Y no solo eso: también Marsias recibirá un extraño encargo a llevar a cabo en su casa de citas. Finalmente, todo saldrá a la luz y una vez más Nicasia y sus compañeros deberán ingeniárselas no solo para mantener a la reina en el trono, sino también para salir indemnes y poder seguir contándolo.
Más allá de los confines de EntreMundos o La Bruma, ese extraño limbo entre dimensiones, existe un reino poblado de sátiros, hadas de muy diversos tipos, duendes, elfos, trolls y otros seres tan fantásticos como peligrosos. Este lugar se llama TerraLinde. La reina elfa Silvania intenta conservar la paz entre los habitantes de las distintas tierras, aunque no siempre sea fácil. Para ello, tendrá que valerse de todos los medios, incluso de los más insospechados. Y, sobre todo, de sus aliados, tanto de los voluntarios como los que se ven forzados a serlos. Como Nicasia, la ingeniera con tan buenas ideas como malas pulgas: la indiscutible heroína de este libro de aventuras lleno de emoción.
Nicasia es una knocker (los knockers son parientes lejanos de los goblings de las minas, unos seres a los que todo el mundo desprecia), una ingeniera que preferiría estar siempre construyendo sus imaginativos inventos y una cascarrabias de cuidado. Las guerras anteriores le dejaron cicatrices físicas y psíquicas con las que intenta lidiar cada día. Siente un gran apego por sus amigos, pero casi nunca deja que se den cuenta. Ella es dura, desconfiada. Pero, sobre todo, es valiente y capaz de hacer cualquier cosa por los que quiere.
Aunque Nicasia destaque entre el enorme elenco de personajes que encontraréis en las páginas de esta novela de intrigas, misterios, venganzas y traiciones al más puro estilo de la buena fantasía épica, lo cierto es que hay muchos otros actores que le siguen muy de cerca. Como Marsias, el sátiro enamorado de Nicasia que regenta una casa de citas; o Dujal, el chico capaz de convertirse en gato, que ansía conocer la verdad sobre Manx, su madre muerta; o Siobhan, la elfa del pelo de color fucsia que, en compañía de su amigo troll TuerceRobles tendrá que ingeniárselas para que no la echen de la tribu nómada que la ha acogido. O muchos otros que, como digo, conoceréis con la lectura de esta novela.
No debe de ser nada fácil escribir la continuación a un primer libro que tuvo tanto éxito en su momento (y lo sigue teniendo) y cosechó (y cosecha) tantos seguidores. La dificultad es mayor cuando te encuentras que el segundo libro no puede ser publicado en la misma editorial que el precedente, sino que tienes que buscar otra que esté interesada en continuar con la saga. Os cuento esto porque es precisamente lo que ha pasado con La última primavera, segundo libro que da continuidad al mundo de fantasía épica creado por Concepción Perea en La Corte de los Espejos. Me alegro de que ambos problemas, el de escribir una segunda novela extraordinaria y conseguir publicarla, se hayan resuelto tan bien. Yo no he leído La Corte de los espejos, pero estoy segura de que los que sí lo hayáis hecho encontraréis que La última primavera no ha de quedarse muy atrás tanto en calidad literaria, emoción, imaginación y personajes tan sofisticados psicológicamente como interesantes.
Para los que os lo estéis preguntando: sí, es totalmente posible leer La última primavera sin conocer La Corte de los Espejos. El narrador de esta historia tiene en cuenta que habrá muchos que así lo hagamos y no duda en explicar todo lo relativo al libro anterior que tiene que ver con la trama actual. Para los que quieran saber algo más sobre todos los seres que pueblan TierraLinde, además, Concepción Perea ha incluido un interesante apéndice que habla de todos sus seres fantásticos con detalle. ¿Qué más se puede pedir?
La última primavera, en definitiva, es una gran novela de fantasía épica llena de acción, misterio, giros inesperados y unos personajes que nos harán darnos cuenta de que la fantasía y la realidad no distan tanto, en esencia. Y es que allá donde haya reinos, distintas razas, seres que se sientan oprimidos y demás, habrá también conspiraciones, guerras y, por supuesto, héroes que hagan que los demás tengan un poco de esperanza. Si te gusta la fantasía épica, los seres mágicos y las tramas emocionantes, no lo dudes: La última primavera es tu libro. ¿Te atreves a emprender esta aventura con Nicasia y sus compañeros?
Cristina Monteoliva



Si quieres estar al tanto de las actualizaciones de La Orilla de las Letras, hazte seguidor de Blogger (solo necesitas una cuenta gmail para ello) de este sitio o dale a Me gusta en

                      https://www.facebook.com/laorilladelasletras 

No hay comentarios:

Publicar un comentario