domingo, 23 de abril de 2017

Reseña: RULFO. UNA VIDA GRÁFICA, de Óscar Pantoja y Felipe Camargo.

Título: Rulfo. Una vida gráfica.
Autores: Óscar Pantoja y Felipe Camargo
Publica: Rey Naranjo
Páginas: 200
Precio: 17,90 €

El nombre Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno puede que no os suene de nada. Sin embargo, si os digo que este es el nombre completo de Juan Rulfo, uno de los autores más importantes de la literatura mexicana del siglo XX, seguro que la cosa cambia. Y si además os digo que hoy os voy a hablar de Rulfo. Una vida gráfica, el libro que trata su biografía de una forma muy particular, de los autores Óscar Pantoja y Felipe Camargo, seguro que consigo atraer toda vuestra atención hacia esta reseña.
Nacido el 16 de mayo de 1917 en Sayula (Jalisco) y fallecido el 7 de mayo de 1986 en la ciudad de México, Juan Rulfo fue un importante guionista y fotógrafo mexicano, si bien la humanidad siempre le recordará como exponente de la generación literaria del 52, sobre todo por sus obras El llano en llamas (libro de relatos) y Pedro Páramo (novela). En ambos volúmenes, Rulfo sitúa a sus personajes y su problemática socio-cultural en su México natal, aunque también dota de una característica fantasía a su mundo narrativo.
Para entender la naturaleza de su obra, realista a la par que fantástica, oscura y luminosa a la vez, así como el lúgubre carácter del autor, el escritor Óscar Pantoja y el ilustrador Felipe Camargo nos hacen viajar, en primer lugar, a la infancia de Rulfo. En aquella época convulsa, moriría violentamente su padre. Más tarde, víctima de sus depresiones, lo haría su madre. El joven Rulfo tendría que crecer en el orfanato para, más tarde, buscar su lugar en el mundo en el seminario o la universidad. La literatura llegaría a él como un bálsamo de salvación para su carácter melancólico, heredado de su madre, pero también como una maldición para precisamente este al no saber encajar Rulfo las críticas negativas. Su vida estuvo, por tanto, llena de luces, pero sobre todo, de sombras y rincones oscuros que lo atraparon durante demasiado tiempo.
Como ya he dicho antes, Rulfo. Una vida gráfica, este volumen en riguroso blanco y negro en el que abundan los significativos silencios, nos muestra lo más destacado de la biografía del célebre escritor mexicano y sus familiares a lo largo y ancho de sus páginas. Lo que no hace, sin embargo, es mostrárnoslo en orden cronológico. Así, la narración nos hace cabalgar hacia adelante y atrás en el tiempo, en función de lo que quieran hacer destacar los autores en cada momento. Lo que queda claro al final, sin duda, es que Rulfo tuvo una vida difícil, una infancia marcada por la desgracia, y un carácter que no le permitió escribir más de lo que hizo, para desdicha de sus lectores.
              Rulfo. Una vida gráfica, en definitiva, es una excelente novela en formato cómic en la que texto e imagen se compaginan a las mil maravillas para transportarnos a la infancia, adolescencia y madurez de un autor tan brillante como atormentado, de un creador de mundos únicos que no supo cómo encajar los reveses de la vida. Una obra ideal para entender lo que lleva a los autores a crear sus mundos, en general, y lo que empujó, en particular, a Rulfo a crear los suyos. ¿Qué más razones queréis para haceros ya con un ejemplar de tan buena novela gráfica de corte biográfico? Hacedlo, pues; seguro que no os arrepentiréis.
Cristina Monteoliva


Si quieres estar al tanto de las actualizaciones de La Orilla de las Letras, hazte seguidor de Blogger (solo necesitas una cuenta gmail para ello) de este sitio o dale a Me gusta en

                      https://www.facebook.com/laorilladelasletras 



No hay comentarios:

Publicar un comentario