sábado, 25 de febrero de 2017

Reseña: RESPIRA, REBECCA, RESPIRA...

Título: Respira, Rebecca, respira…
Autora: Rebecca Alves
Publica: Ediciones B
Páginas: 295
Precio: 16 €

Compaginar las tarea de madre con las de trabajadora es algo bien complicado, más aún cuando tu pareja no colabora mucho que digamos con las tareas domésticas, los niños son un poco rebeldes y tú no tienes mucha paciencia que digamos. Si además le sumamos unos cuantos kilos de más que quieres quitarte de encima pero no sabes cómo, unos padres que a veces parecen tus hijos y unas amigas que no te escuchan, tenemos Respira, Rebecca, respira…, la novela de Bárbara Alves que paso a comentaros a continuación.
Rebecca tiene treinta y ocho años, una perra, tres hijos, un marido muy guapo, un trabajo en el que no gana demasiado y unos cuantos kilos de más. La vida hace mucho que no le da un respiro, y Rebecca está cada vez más y más estresada con las cosas de la casa, los niños, un marido con el que apenas tiene comunicación, unas amigas que no le escuchan cuando lo necesita, unos padres en busca del amor y una jefa totalmente insoportable. Sus nervios están tan al límite, que empieza a sospechar cosas que tal vez no sean, hasta el punto de provocar un cisma en su relación. A partir de entonces, todo en su vida irá a peor, pero, ¿quién no dice que las cosas puedan volver a mejorar?
Rebecca, la protagonista y narradora de esta historia, es, como decía en el párrafo anterior, una mujer que no puede con su vida. No está contenta con lo que tiene, con lo que es, con lo que son los demás. A menudo pierde los nervios y no se comporta de una manera madura, lo que no hace más que empeorar las cosas. Pero tiene buenas cualidades, y al final acaban reluciendo.
Con un estilo muy directo, coloquial y desenfadado, Rebecca nos cuenta todo lo que le pasa en casa, en el tren que le lleva al trabajo, en el gimnasio en el que trabaja… Muchas de estas situaciones resultarán muy divertidas, sin bien hacen pensar que Rebecca no solo necesita una mejoría en su vida, sino también un cambio de actitud hacia los demás. ¿Lo conseguirá al final?
Aunque Rebecca a veces no se sienta lo suficientemente comprendida y apoyada en sus alocadas decisiones, lo cierto es que no puede decirse que esté sola. Además de a sus tres hijos, Keanu, Uma y Chloé (tres angelitos revoltosos), y su marido, Diego (el amor de la vida de Rebecca, aunque entre ellos no haya una gran comunicación), en esta novela conoceremos a Rosa (una de las señoras con las que comparte viaje en tren cada mañana y el ángel de la guarda de Rebecca), Manu (su amigo y compañero de trabajo), Janet (la amiga obsesionada con desenmascarar a la inaguantable exnovia de su novio actual, lo que provocará las situaciones más divertidas de esta historia), Andy (la amiga y vecina obsesionada con perseguir a su marido, hasta el punto de convertirse en runner), los padres de Rebecca (divorciados desde hace mucho y estupendos los dos, a su manera), Susana Echevarría (la pija que al final resulta ser un verdadero encanto), Sophie (la inaguantable jefa de Rebecca) y a un largo etcétera de secundarios que no harán más que dar más color a la disparatada trama.
Respira, Rebecca, respira…, en definitiva, es una comedia a modo de cuento de hadas moderno en el que la protagonista debe aprender ya no solo a relajarse, sino también a comportarse con un poco más de madurez, a confiar en los que la quieren y, sobre todo, a no fijarse siempre en lo malo y disfrutar de todo las pequeñas cosas que la vida ofrece. ¡Y a no preocuparse tanto por los kilos de más! Y tú, ¿te atreves a conocer a Rebecca?
Cristina Monteoliva


Si quieres estar al tanto de las actualizaciones de La Orilla de las Letras, hazte seguidor de Blogger de este sitio o dale a Me gusta en


                      https://www.facebook.com/laorilladelasletras 

No hay comentarios:

Publicar un comentario