domingo, 13 de noviembre de 2016

Reseña: NO CULPES AL KARMA DE LO QUE TE PASA POR GILIPOLLAS, de Laura Norton.

Título: No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas
Autora: Laura Norton
Publica: Espasa
Páginas: 352
Precio: 19,90 € / 9,99 € (epub)

Todos (o casi todos) nos hemos enamorado alguna vez platónicamente de alguien. Ese amor inalcanzable suele dejar una herida que, en la mayoría de los casos, se acaba curando, dejando tan solo una leve cicatriz. Pero, ¿y si esa herida no acabara nunca de sanar? ¿Qué pasaría si después de mucho tiempo volvieras a ver a esa persona de la que una vez te enamoraste y descubrieras que aún sientes algo por ella? Esta y otras preguntas tendrá que contestarse a ella misma Sara Escribano, la protagonista de No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, la exitosa novela de Laura Norton.
Sara Escribano tiene treinta años, un taller lleno de plumas, una caprichosa hermana modelo, unos padres refunfuñones y un novio trabajando en París. Justo cuando parece que por fin encauza su carrera como plumista, y cuando más tranquilidad necesita, Sara se encuentra con la inesperada separación de sus padres y el empeño de su hermana en casarse con un chico al que apenas acaba de conocer. La cosa se complica cuando su padre y su hermana deciden mudarse a su casa (el piso de su difunta abuela). Sara descubrirá entonces ya no solo que no le apetece nada compartir piso con la familia, sino también que el novio de su hermana es su amor de su adolescencia: Aarón. ¿Será cierto que donde hubo fuego siempre quedan rescoldos?
Sara estudió la carrera de Químicas en la Universidad. Tras años intentando prepararse unas oposiciones, por fin se decide a emprender el negocio con el que siempre soñó. Este negocio tiene que ver con las plumas y, la verdad, no es que le resulte fácil salir adelante con él. Por un lado, está la dificultad de hacerse hueco en el mundo de la moda haciendo cosas con plumas; por otro, el poco apoyo que recibe de su familia. Al menos le queda Roberto, su novio. Aunque, ¿por qué se fue este a trabajar a París, pudiendo quedarse en Madrid con ella?
Nuestra protagonista y narradora de esta divertida historia de enredos a ritmo desenfrenado vive encima de su taller, en el piso de su abuela, lo que no quiere decir que no mantenga un estrecho contacto con todos y cada uno de los miembros de su familia: Berta, la madre decidida a emprender una nueva vida con su amante; Arturo, el padre arquitecto que intenta reconquistar a su esposa; y Lu, la veinteañera modelo, tan guapa como impulsiva. Ninguno de ellos le va a poner las cosas fácil a Sara en este primer libro (he leído que en enero de 2017 se publica el segundo de lo que puede llegar a ser una de las sagas más divertidas españolas de los últimos tiempos), lo que se traduce en diálogos tronchantes, situaciones muy alocadas y muchas sorpresas que, por supuesto, no os pienso desvelar.
No hay dos sin tres, y el tercero en aparecer en la casa de Sara para quedarse unos días es Aarón.
Sara se enamoró hasta las trancas de un músico en su adolescencia. El chico, que desapareció enigmáticamente justo cuando ella creía que podrían llegar a salir juntos, reaparece de pronto comprometido con Lu. Como es de esperar, Sara recordará aquel amor truncado, aunque, ¿qué hacer si ella está enamorada ya de Roberto y Aarón va a casarse con Lu?
Es innegable que el título de esta novela es de lo más acertado, tanto desde el punto de vista del marketing (¿Quién olvidaría un título como este?¿Y quién no tendría la tentación de leer la sinopsis de este libro al verlo en una librería?) como por suponer el mismo la conclusión a la que llegamos después de conocer las aventuras y desventuras de esta joven madrileña dispuesta a triunfar con sus plumas a pesar de tanto problema personal. Y es que a veces nos negamos a ver la realidad, nos empeñamos en culpar a los demás de nuestras malas decisiones. O al mismísimo karma. ¿Y qué pasa cuando abrimos los ojos? La respuesta, repito, en este libro.
Como puede que muchos de vosotros, he llegado a No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas gracias al anuncio de la película, que se estrena estos días. La verdad es que me ha sorprendido no haber sabido de este libro antes ya que lleva treinta ediciones hasta la fecha, ¡y es justamente el tipo de libro que estaba buscando desde hacía mucho tiempo!: una novela chick-lit escrita en España tan adictiva por su tono divertido y desenfadado como por sus personajes entrañables y, sobre todo, por los momentos que hacen reflexionar al lector. No puedo esperar para leer más historias de Laura Norton. Si son tan redondas como esta, de seguro no dejará jamás de seguirla. Mientras tanto, no puede dejar de recomendaros este su primer libro si lo que queréis es una historia muy actual, con giros inesperados, personajes muy reales, mensajes que nos pueden valer a todos y mucha diversión.
Cristina Monteoliva



Si quieres estar al tanto de las actualizaciones de La Orilla de las Letras, hazte seguidor de Blogger de este sitio o dale a Me gusta en

                      https://www.facebook.com/laorilladelasletras 

1 comentario:

  1. Hola corazón, pues tiene muy buena pinta. :) Me lo apunto para un próximamente. Gracias por esta gran recomendación.
    Besos infinitos.

    ResponderEliminar