lunes, 17 de octubre de 2016

Entrevista: DANIEL MONEDERO.

Queridos lectores,

Hoy os traigo la entrevista que Daniel Monedero ha concedido recientemente a La Orilla de las Letras con motivo de la publicación de su primer libro de relatos: Manual de jardinería (para gente sin jardín).
Daniel Monedero ha escrito guiones de series tan exitosas como Siete vidas, varios álbumes ilustrados infantiles, novelas infantiles y juveniles, además de impartir talleres de guion y narrativa y colaborar con distintas instituciones culturales. Su faceta como escritor de relato tampoco es nueva, aunque hasta ahora no se hubiera estrenado publicando en este género. ¿Qué tiene que decir al respecto? La respuesta a esta y a otras muchas preguntas las encontrarás a continuación:

¿Cuándo comenzaste a escribir?
Cuando era adolescente, a los dieciséis años o así, para emular a los escritores que me gustaban, creo. Y para intentar impresionar a una chica. O a lo mejor eso se lo he leído a otro escritor y creo que lo hice yo, ya no me acuerdo. Después, más en serio, comencé a escribir cuando estudiaba en la Escuela de Arte Dramático de Valladolid para varios grupos de teatro, y más tarde guiones para series televisión, literatura infantil, álbumes ilustrados y ahora estoy con los relatos. Mañana quién sabe, lo mismo escribo necrológicas en un periódico o mensajes en botellas y las lanzo al mar.

¿Y cuándo supiste que querías dedicar tu vida a la escritura?
Cuando caí en la cuenta de que no servía para muchas cosas más, que me gustaba pasar muchas horas solo y escribir era una buen manera de hacerlo, y además no se me daba mal del todo, porque la gente me decía: “No se te da mal del todo”. Después también me di cuenta de que como guionista de televisión podía ganarme la vida mientras iba escribiendo mis propios proyectos. Y no me pareció mal plan.

¿Qué autores crees que te han influenciado como escritor?
Eso es difícil decirlo con claridad y casi es más fácil que lo digan los que le leen a uno. No sé. Hay muchos. John Cheever, Bohumil Hrabal, Eloy Tizón, Vila-Matas… Y podría seguir, claro. Pero esos son los que me gustan, no puedo asegurar que me hayan influenciado. Esos y muchos más. Pero ellos no tienen la culpa. A lo mejor ni siquiera me han influenciado. A lo mejor me han influenciado más los cómics de Daniel Clowes, las películas de Lynch o las canciones de Nick Cave.



©Óscar Monedero.

Premios literarios. Hablemos del tema del mes: ¿Qué opinas del Nobel de Literatura de Bob Dylan? (Te diría que cantaras la respuesta, pero la entrevista va a ser publicada escrita).
Mejor, mejor que yo no cante. Canto muy mal.
Leonard Cohen dijo que ha sido como ponerle una medalla al Everest. Y yo respeto mucho la opinión de Leonard Cohen. También me ha interesado mucho el debate que ha generado. Fíjate, algunos creen que es el final de la literatura y otros que ya era hora de que se lo dieran. ¿El mundo no es un lugar maravilloso?

Podría decirse que has hecho un poco de todo en literatura: libros ilustrados, novelas, guiones para series de televisión… Manual de Jardinería (para gente sin jardín) es, sin embargo, tu primer libro de relatos dirigido a un público adulto. ¿Por qué no has publicado relato antes?

Llevo mucho tiempo escribiendo relatos, pero hasta ahora no tenía algo entre manos que me convenciera como dar el paso de intentar publicarlo. Además soy muy lector del género, me impone mucho y no quería entregar al lector cualquier cosa. Llevo mucho tiempo con este libro entre manos. Y quería que estuviera muy cuidado en el aspecto formal. Y porque para las prisas ya tengo los guiones y la vida en general. Creo que la literatura es algo en lo que uno debe tomarse su tiempo. Espero que la espera haya merecido la pena. A mí me la ha merecido, no me hubiera quedado satisfecho con algo que hubiese entregado hace dos años, por ejemplo. Era el momento perfecto en la editorial adecuada. Y no puedo estar más contento con la recepción y el recorrido que está teniendo el libro. Me alegro de mi paciencia en este caso y del trabajo laborioso que ha supuesto. La literatura necesita tiempo, distancia, y reposo. O eso creo ahora mismo.

 
©Óscar Monedero.

El desamor es un tema recurrente en los relatos de este libro. ¿Es algo premeditado o es una planta que te interesa especialmente?
No es premeditado. Ninguno de los temas del libro lo son. Son temas a mi pesar. Ni siquiera lo había pensado hasta que me lo has preguntado. Yo escribo y de ese modo veo lo que me preocupa. Si no lo escribiera, no lo sabría. Escribo para formularme preguntas. Pero supongo que el desamor es un tema clásico. Aunque a mí más que eso, lo que me interesa es la manera que encontramos de sobrevivir a ciertas decepciones o derrotas. Las estrategias que escogemos para seguir viviendo en el naufragio. Las tablas de salvación. Mis relatos creo que están llenos de personajes que buscan salvarse, recuperar el sentido de su existencia, que generalmente han perdido, de modos y maneras muy dispares. Gente que arrastra huecos, podría haber sido también un título para mi libro. Yo me pregunto en ocasiones cuando conozco a determinadas personas: “¿Cómo hace para soportar eso que le ha sucedido?”. Y también: “¿Cómo hago yo mismo?”. ¿Cómo lo logramos?

Otra característica de tus relatos es la de tener como punto de referencia ciudades extranjeras (Roma, Seattle, Honululú…) ¿Es esto también casual?
Más que casual, es inevitable. Me di cuenta cuando terminé el libro de esa geografía que se había trazado sin querer. A las que nombras también podríamos añadir Nueva York y Cracovia, y alguno más que quizá ahora no recuerdo. En algunas casos se hace referencia a sitios concretos, reales, en otros se trata más bien de ciudades interiores, de espacios del espíritu. Por ejemplo, Seattle es el lugar donde germinó el Grunge, pero en este caso también representa un lugar idealizado donde se sitúa la juventud perdida. Y Honolulú es un paraíso imaginado que ni siquiera el protagonista sabe con exactitud dónde se encuentra y cómo es. Es el lugar al que huir. Respecto a al cuento “Non Finito”, Roma es el lugar donde se muestra de manera tragicómica la desintegración de una pareja en un viaje algo disparatado. En general creo que se trata más de ciudades interiores, y los lugares no importan tanto.

¿Cuál de los relatos de este libro te ha costado más escribir y por qué?
No sabría decirte uno en concreto. Creo que cada uno ha tenido su dificultad en un aspecto diferente, unos en el tono, otros en la voz, otros en la estructura, en los personajes etc… En general me ha costado poner punto final a todos y decidir que ya no los corregía más. Me ha costado mucho abandonarlos y entregarlos a los lectores, esa es la verdad.


©Óscar Monedero.

¿Hay algo autobiográfico en este libro? ¿Algún amigo apellidado Merino, tal vez?
Jejejeje. Pues no, Merino como personaje es una invención. Quizá sea la mezcla de varias personas que he conocido en mi vida. Pero sí que es cierto que en concreto, la atmósfera y los personajes de ese relato: “Último verano en Seattle” están inspirados en mi propia adolescencia. Pasada, eso sí, por el filtro de la ficción y la literatura. Quizá sea el más claramente autobiográfico, porque evidentemente yo no he sido un joven negro de Queens que se cree una poeta polaca muerta, como en “Manual de jardinería”, pero si nos atenemos a lo que cuenta sobre la vocación literaria, la búsqueda de la identidad y otro tipo de temas, también es autobiográfico, porque esas son mis propias preocupaciones. Y eso mismo podría decir del resto de relatos que componen del libro.

Y a todo esto, ¿a ti se te da bien la jardinería o no?
Nunca he tenido jardín, así que no lo sé. De momento solo tengo un manual de jardinería. Para gente sin jardín. Como yo.

¿Qué esperas que encuentren los lectores en Manual de jardinería (para gente sin jardín)?
Un puñado de piezas literarias que les diviertan, les conmuevan y les digan algo sobre el mundo que les rodea y sobre sí mismos. Espero que les concierna lo que cuento y que les emocione. Algunos lectores me han comentado que es un libro que inspira a escribir. A mí también me gustan los libros que me incitan a la escritura y me encantaría que con mi libro pasase eso. Pero para resumir y no ponernos tan estupendos, diría que con que disfrutasen de su lectura y considerasen que no les he hecho perder el tiempo ya me parecería más que suficiente.

¿Qué nuevos proyectos literarios tienes en marcha?
Ahora estoy escribiendo mi segundo libro de relatos en los huecos que me deja un guión que estoy escribiendo a varias manos. Y también estoy con el germen de mi siguiente novela para público infantil. Eso. Y también tengo que escribir una carta que nunca escribo y algún día escribiré.

¿Te gustaría añadir algo antes de terminar esta entrevista?
Querría agradecer a los lectores que ha tenido el libro de momento su entusiasmo y sus muestras de afecto y admiración. Estoy emocionado y agradecido por ello, la verdad. Y espero que me acompañen durante mucho tiempo. Y gracias a ti por el interés.

Muchas gracias a ti, Daniel, por tu tiempo, tus respuestas y tus fotos. Espero que tengas mucho éxito con tu primer libro de relatos, tanto como para que pronto hablemos por aquí del siguiente. Y con todos tus demás proyectos, por supuesto.
Y a vosotros, amigos lectores, muchas gracias por estar al otro lado de la red una vez más.

Cristina Monteoliva

No hay comentarios:

Publicar un comentario