miércoles, 10 de agosto de 2016

Reseña: LA HABITACIÓN DE LOS NIÑOS, de Valentine Goby

Título: La habitación de los niños
Autora: Valentine Goby
Traducción: Isabel González-Gallarza
Publica: Siruela
Páginas: 200
Precio: 17,95 € / 7,95 € (epub y kindle)

Tras tantas novelas, ensayos, reportajes, películas, etc, a veces tenemos la sensación de saberlo ya todo sobre la Segunda Guerra Mundial. Entonces encontramos una nueva historia, otra pequeña pieza dentro de aquel gran puzle que forman las vivencias de soldados, prisioneros y heridos, que nos hace ver que aún queda mucho por desvelar sobre el horror que tantas personas tuvieron que padecer. Esto, entre otras muchas cosas, es lo que pienso tras la lectura de La habitación de los niños, la novela de Valentine Goby de la que os hablo a continuación.
Mila formaba parte de la Resistencia francesa cuando fue deportada a Rabensbrück en 1944 junto a su prima Lissette. Embarazada y confusa, Mila se ve obligada a vivir míseramente en un barracón lleno de francesas, polacas, belgas, etc. Conforme las condiciones en el campo de concentración se endurecen, Mila va perdiendo la esperanza. Hasta el día en el que da a luz a su bebé. La idea de ir a buscarle a la Kinderzimmer, la habitación de los niños, varias veces al día, le llena de esperanza. Una esperanza que ni siquiera perderá cuando lo peor llegue. Porque tras una luz que se apaga llegará otra, y con ella, la ansiada libertad.
Suzanne Langlois, la protagonista de esta historia, era una joven militante de la Resistencia francesa cuando un buen día vinieron a por ella. En realidad, se veía venir, ya que llevaba tiempo cifrando mensajes en las partituras que vendía y, además, escondió a alguien una noche. Aquel hombre la dejaría embarazada. Con su bebé en el vientre y con su prima a su lado, llegaría a Rabensbrück, lugar en el que la conocerían como Mila. Tras un largo año, tras retomar la libertad, la joven volvería a adoptar su verdadero nombre. Este libro nos habla de ese año de lucha para salvar la vida en condiciones inhumanas, de la amistad a pesar de la cercanía de la muerte y de la esperanza cuando todo se da prácticamente por perdido.
Esta es una historia tremendamente intensa y dramática, pero también llena de sentimientos positivos. La narración, de la mano de una voz omnisciente que jamás se aleja de Mila, nos bombardea continuamente con pasajes terribles descritos con una excelente prosa poética que a menudo se torna febril. No es para menos: lo que viven Mila y sus compañeras es una terrible pesadilla. Algo que nos parecería impensable si no supiéramos que lo que ocurrió fue real o, que al menos, se acerca bastante a la realidad, ya que Goby se ha servido de testimonios de deportadas políticas en Rabensbrück para componer esta obra.
La habitación de los niños es una obra de ficción que se basa en hechos reales para componer una aventura tan terrible como llena de esperanza. Esta novela, escrita con una prosa excelente, no solo nos dará a conocer las condiciones infrahumanas en las que vivían las deportadas políticas en el campo de concentración de Rabensbrück, sino también los motivos que las hacían aferrarse a la vida con uñas y dientes. Avalada por el Premio de los libreros de Francia de 2014, esta historia llega ahora a España y a otros países de Europa, donde también está siendo traducida, para ofrecer un mensaje de muerte, vida y luz. Un mensaje que sin duda te está esperando. Yo que tú, no dejaría escapar esta lectura.
Cristina Monteoliva

  
Si quieres estar al tanto de las actualizaciones de La Orilla de las Letras, hazte seguidor de Blogger de este sitio o dale a Me gusta en

No hay comentarios:

Publicar un comentario