domingo, 21 de agosto de 2016

Reseña: EL NOVIEMBRE DE KATE, de Mónica Gutiérrez

Título: El noviembre de Kate
Autora: Mónica Gutiérrez
Publica: Roca Editorial
Páginas: 320
Precio: 17,90 € / 7,99 € (ebook)

A veces nuestras circunstancias nos hacen sentirnos tan desgraciados, que somos incapaces de darnos cuenta de las cosas buenas que nos rodean. Estamos tan saturados y tristes, que no sabemos ver la salida a nuestra situación. Hasta que algo ocurre. Algo que nos hace verlo todo desde una perspectiva nueva y, sin duda, diferente. Esto es lo que le sucede a la protagonista de El noviembre de Kate, la novela de Mónica Gutiérrez de la que a continuación os voy a hablar.
Kate tiene una casa destartalada con un jardín maravilloso, una familia que la ignora por completo, un buen amigo tras la barra de un bar escondido y un trabajo que odia hasta el punto de no poder dormir por las noches. La oportunidad de un cambio en su vida le llega de la mano de una compañera de trabajo y su hijo, Josh. Josh trabaja en un programa de radio los viernes por la noche en clave de humor. En la plantilla falta una voz femenina y esta ha de ser sin duda la de Kate, periodista que, sin embargo, nunca ha ejercido como tal. Pronto Kate descubrirá que el asunto del programa radiofónico le gusta más de lo que ella pensaba en un principio. Como cada viernes por la noche, tras el primer programa irá al bar escondido a tomar una copa con Pierre, su barman y amigo.  Allí conocerá a Don, un agente de policía experto en informática que trama una venganza personal junto a dos amigos. Kate y Don se encontrarán varias veces de forma casual hasta la llegada del gran temporal que el meteorólogo del programa radiofónico pronostica. ¿Qué efecto tendrá esa tormenta en sus vidas? ¿Conseguirá Kate cambiar su destino? Y Don, ¿consumirá su venganza?
Esta es la historia de Kate, una treintañera que no se siente feliz ni con su trabajo ni con su vida en general. Acomodada en su triste rutina, es incapaz de darse cuenta de que un cambio siempre será mucho mejor que lo que tiene al comienzo de la narración. Gracias al programa radiofónico de los viernes en los que empezará a trabajar, pronto descubrirá que lanzarse a por ese cambio es mucho más fácil de lo que ella pensaba. Y si ese cambio viene facilitado por los viejos amigos y los nuevos que hará a lo largo del mes de noviembre, mejor que mejor.
Por otra parte tenemos a Don, un hombre muy familiar que no puede olvidar aquello que llevó a suicidarse a uno de sus mejores amigos. Don está tan concentrado en tramar una venganza junto a sus amigos informáticos Punisher y Sierra, que hasta se ha olvidado de sonreír y de apreciar los pequeños momentos que le ofrece su vida familiar. La llegada de Kate dará un giro de total a su existencia. Aunque, ¿conseguirá la guapa joven que el duro policía desista de sus planes de venganza?
El noviembre de Kate es una novela narrada en primera persona desde los puntos de vista de Kate y Don, aunque también intervengan de vez en cuando otros narradores, como el barman Pierre y el meteorólogo William. La historia nos habla de dos personas reticentes al cambio que descubren en poco tiempo que una vida mejor es posible cuando nos fijamos en lo que hay alrededor, en la gente que nos quiere, nos olvidamos de los rencores y las afrentas del pasado y estamos dispuestos a probar nuevas cosas, por pequeñas que estas sean.
La novela, como podréis adivinar, también contiene una historia de amor, aunque no puede decirse que sea una novela rosa (tampoco romántica, como diría la propia Kate, experta en romanticismo literario), ya que si bien el romance es inevitable, lo más importante en la trama es el importante cambio que se produce en los personajes, la superación personal de ambos protagonistas.
En un mundo en el que no dejan de surgir nuevas etiquetas para las historias que se publican, nos encontramos que a esta se le ha puesto la de feel good, imagino que porque la trama no solo lleva a sus personajes a ser mejores y estar en paz consigo mismos, sino porque también el lector se sentirá satisfecho con el final feliz. Yo prefiero pensar que esta es una novela actual, no carente de sentido del humor, sobre la superación personal, la llegada del amor cuando uno menos lo espera, la importancia de la familia y los amigos y los cambios que nos hacen bien. Una historia amable que nos invita a aprender a no tener miedo al futuro y a reflexionar sobre las cosas que ya tenemos y nos pueden hacer felices. Un libro, en definitiva, que estoy segura con el que muchos vais a disfrutar muchísimo.

Cristina Monteoliva



Si quieres estar al tanto de las actualizaciones de La Orilla de las Letras, hazte seguidor de Blogger de este sitio o dale a Me gusta en



4 comentarios:

  1. Gracias por la reseña, es un libro que empezaré a leer estos días :) Como treintañera creo que además la historia me puede ayudar.
    Por cierto, te sigo y te dejo mi blog por si te quieres pasar
    https://eltiempoliterario.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Aurora, por pasarte por aquí y dejar tu comentario.
      Creo que el libro no solo es acto para treinteañeros, sino para todos los que estén un poco estancados en su vida.
      Enhorabuena, por otra parte, por tu blog.
      Besos

      Eliminar
  2. Cristina, mil gracias por esta preciosísima reseña. No solo me encanta que te hayas pasado un buen rato con la lectura (que de eso se trata) sino que además veo que has simpatizado muy bien con los personajes y sus inquietudes. Un besazo.
    Mónica Gutiérrez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro de que haya gustado mi reseña, Mónica! Gracias a ti por escribir el libro y por pasarte por aquí.
      Otro besazo de vuelta,

      Cristina Monteoliva

      Eliminar