miércoles, 20 de abril de 2016

Reseña: MATERIA OSCURA, de Ángel Zapata

Título: Materia oscura
Autor: Ángel Zapata
Publica: Páginas de Espuma
Páginas: 96
Precio: 12 €

¿Y si Dios fuera una liebre que hubiera creado una luz triste, una verdadera birria de luz? ¿Qué pasaría si de pronto un sábado un tipo fuera visitado por un grupo de tijeras que vinieran a elogiar a otro grupo de piedras pómez? ¿Qué pasó con Lázaro de Betania después de su resurrección? La respuesta a estas y a otras muchas preguntas sin duda debes buscarlas en Materia oscura, el nuevo libro de narrativa breve de Ángel Zapata del que a continuación os hablo.
Materia oscura es un volumen breve (no llega a las cien páginas) compuesto por un total de cuarenta y tres textos de diversa extensión. Estas piezas se distribuyen a lo largo de cinco apartados, a excepción de la primera de ellos, Cosmogonía, que se encuentra fuera del primero y funciona como prólogo o introducción a los siguiente capítulos. Si bien un buen número de estos textos puedan llegar a considerarse relatos breves o hiperbreves, existen también otros tantos difíciles de etiquetar. Yo me aventuraría a denominarlos poemas narrados o textos de poesía narrativa, aunque creo que lo mejor sería que cada lector decidiera cómo denominarlos por su cuenta.
Creo que para leer todo el volumen es fundamental fijarse bien en el primer relato, el ya mencionado Cosmogonía. Gracias a su lectura yo he llegado a pensar (es probable que vosotros, cuando lo leáis, lleguéis a otra conclusión) que todo gira en torno a un surrealista universo que ha sido creado por una liebre un tanto ladina y torpona que es azuzada continuamente por un inconformista narrado. En el mundo tan peculiar que crea este no menos curioso dios, no es difícil encontrar huevos que descubren que siempre han tenido la yema dura, muelas que crecen cuando la gente se pelea y disminuyen de tamaño cuando para la riña, tijeras y piedras pómez que van de visita los sábados, peluquines voladores o botellas de sifón que insisten en tener parentesco con un narrador al que nada de eso le importa.
Tras tan divertidas escenas, tras tanto surrealismo e ironía, se esconden diversos mensajes, aunque no siempre sea fácil identificarlos. Estos mensajes nos hablarían, por ejemplo, de lo mucho que dependemos del destino, de las preocupaciones de las mentes simples, de la soledad, de la importancia de mantener la mente ocupada o de la necesidad de justificar nuestra propia existencia.
Los textos más poéticos de este volumen son también los más serios y pesimistas, aunque también los más oníricos. Estas piezas nos hablan de desaliento, de desesperación, de agonía… Pero también de vida: la que aún queda en las siguientes páginas de este singular mundo de Zapata.
Si bien la manera de combinar todo tipo de elementos dispares en este curioso universo son las más diversas que podamos imaginar, si bien existen tantísimos elementos en estos textos como podamos pensar, lo cierto es que hay algunos temas que se repiten. Así, he identificado varios relatos en donde se trata el cristianismo (el Jesús de este mundo me parece muy, pero que muy interesante, por cierto) y muchos en los que aparecen elementos acuáticos, como ríos, cascaras o mares, como parte fundamental de la narración. ¿Será porque sin el agua no existe la vida, tampoco en los mundos surrealistas?
Materia oscura, en definitiva, es un volumen breve pero muy intenso que será muy del gusto tanto de los lectores de relato breve como de los amantes de las obras más surrealistas y de aquellos que buscan profundidad y enigma en sus lecturas. Un libro con el que soñar que todo puede ser posible cuando lo imaginas o para reflexionar sobre el sentido de las cosas que importan y las que no. Una obra en la que perderse para luego encontrarse una y otra vez. ¿Te atreves a comprobarlo?
Cristina Monteoliva


Si quieres estar al tanto de las actualizaciones de La Orilla de las Letras, hazte seguidor de Blogger de este sitio o dale a Me gusta en


¡Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario