domingo, 28 de febrero de 2016

Reseña: LOS NIÑOS, de Carolina Sanín

Título: Los niños
Autora: Carolina Sanín
Publica: Siruela
Páginas: 154
Precio: 14,90€ / 6,99€ (epub y kindle)

¿Crees en los milagros? ¿Piensas que las cosas ocurren por alguna razón, sobre todo las buenas? Si te encontraras ante tu casa, durante el periodo más solitario de tu vida, a un niño pequeño perdido, ¿cómo lo interpretarías? ¿Y qué harías ante tal situación? La respuesta a todas estas preguntas y a muchas otras que te harás durante la lectura de este libro las encontrarás en Los niños, la novela de Carolina Sanín publicada por Siruela de la que a continuación os vengo a hablar.
Laura es una mujer de mediana edad que vive sola en la ciudad de Bogotá con su perro, un galgo al que llama Brus. Un día Laura cree que la mujer que mendiga ante el supermercado al que ella suele ir a hacer las compras le ofrece un niño. Esto hace que Laura se haga a la idea de tener un niño. Casualmente, días después, una noche de sábado, aparece ante su casa un niño al que ella llamará Fidel. Tras dejar al niño a cargo de los servicios sociales del país, Laura se pregunta qué habrá sido de él. Emprende así un camino de retorno hacia el niño, largo y tortuoso. Pero, ¿qué pasará una vez que vuelvan a verse? ¿A dónde puede llevar esa relación?
Laura, la protagonista de esta singular historia, es, a su vez, una mujer bastante particular. De mediana edad, menos bella que cuando era joven (la gente no deja de recordárselo), decide vivir sola con su perro Brus, un galgo un tanto asustadizo. A pesar de ser una acomodada rentista y tener un pasado como locutora de anuncios de radio, decide trabajar limpiando la casa de unos ancianos.
La soledad de Laura y su inquebrantable rutina se ven interrumpidas por la llegada de un niño. El niño solo dice su nombre y su edad. Puesto que Laura no sabe cómo localizar a sus padres, decide dejarlo, a pesar de creer que ambos están, de alguna manera destinados, con los servicios sociales para, como decía antes, arrepentirse más tarde y decidir buscar de nuevo al chico.
Laura es una mujer que no espera nada de la vida. Sin embargo, la vida le pone delante a un niño. ¿Alguna vez quiso tener un hijo? ¿Será la llamada del reloj biológico, que hace que montones de mujeres, se lo expliquen o no, quieran de pronto ser madres alcanzada cierta edad? ¿O no será simplemente que Laura se siente terriblemente sola y necesita alguien en su vida?
Por su parte, Fidel, el niño que encuentra Laura, es un ser misterioso. No se sabe de dónde ha venido, ni por qué se paró ante la casa de Laura. Tampoco llegaremos a conocer, a lo largo de la lectura, el motivo de ciertas cosas que hace. Lo que queda claro es que su aparición será totalmente decisiva para la solitaria rentista de Bogotá que juega a ser trabajadora del hogar.
Laura y Fidel formarán finalmente una extraña pareja en la que Laura jugará a ser la madre que nunca ha sido mientras Fidel hará las cosas más desconcertantes del mundo. El caos se apodera así de la vida de Laura, también de la mente del lector, que no dejará de preguntarse por el significado de todo aquello. Pero, ¿y si acaso nunca supiera Laura lo que quiere decir la presencia de ese niño en su vida? ¿Acaso todo lo que nos pasa también a nosotros, los lectores, tiene por qué significar algo? ¿No será acaso que la mera idea del cambio nos preocupa y por eso intentamos encontrar un significado a todo?
Los niños es una historia lúcida, a la par que divertida, inquietante y evocadora. Terrorífica, incluso, en algunos momentos. Desconcertante, sobre todo cuando nos vamos acercando al final. Una historia, sin duda, diferente, escrita con una prosa de gran calidad literaria y un estilo propio. Un libro, en definitiva, que interesará a todo tipo de mentes inquietas, y que enamorará a los amantes de las historias que hacen a los lectores plantearse cuestiones como la naturaleza humana, la soledad en la sociedad actual o la necesidad de ser madres de muchas mujeres de mediana edad. Un libro que yo que tú no me lo perdería.
Cristina Monteoliva

Si quieres estar al tanto de las actualizaciones de La Orilla de las Letras, hazte seguidor de Blogger de este sitio o dale a Me gusta en


¡Gracias!



No hay comentarios:

Publicar un comentario