martes, 26 de enero de 2016

NO OS LO VAIS A CREER, PERO...


El 7 de enero estuve en la librería Picasso, un establecimiento que se curra bastante tanto la atención al público como sus escaparates (ver foto un poco más abajo). Los Reyes Magos me habían traído el segundo volumen de una trilogía, ¡pero yo no tenía el primero! Sabía que si en algún lugar de Granada tenían ese libro sin tener que pedirlo, era allí. Y no me equivocaba.
         Era el comienzo de las rebajas y era de esperar que las tiendas de ropa estuvieran a rebosar de gente. No esperaba que también la librería, ¡y de qué manera! ¡Había una larga cola para cobrar! ¿Será verdad que la gente está leyendo un poquito más últimamente? Ojalá que sí.


         Ese fue un momento feliz relacionado con la literatura y los libros, pero no el único que he vivido en lo que va de enero, pues poco después conocí a Daniel G. Castro, escritor granadino que promete llegar bastante alto (No seáis vagos y buscad la entrevista que le hice con motivo del NANOWRIMO).
         Hablando con Daniel me di cuenta de que no es cierto eso que dicen sobre los escritores, que somos ya más que lectores. Actualmente, yo creo que hay más editoriales que escritores y lectores juntos. ¡Madre mía, pero cuántas son! Llevo muchos años reseñando y aún hay muchas que no conozco. ¡Y siguen creándose nuevas!
         A todo esto, ¿qué tal si creo una sección sobre editoriales con entrevistas a los editores y tal? Si eres editor y lees esto, contacta conmigo. Estoy segura de que podría salir algo muy interesante.
  


         Por cierto, no os lo vais a creer, después de la de tiempo que llevo despotricando de épocas pasadas, pero desde hace unos días… ¡ECHO DE MENOS TENER COLABORADORES!
         No, no me he olvidado de la parte mala del asunto de trabajar con otra gente; pero reconozco que tener colaboradores tenía sus cosas buenas, como poder cubrir eventos en distintos sitios de España, abarcar todos los género literarios posibles, chismorrear de libros leídos… ¡y que me quitaran trabajo de encima! Actualmente los libros que tengo por reseñar amenazan con rebelarse y comerme a media noche si no les presto pronto atención. ¡Me falta vida para tanto!


         Porque no olvidemos que, además de leer lo de los demás, de comentar libros y entrevistar autores, yo también escribo. ¿Escribo? Últimamente lo hago tan poco, ¡que casi se me ha olvidado de qué estilo tengo! ¿Y no se supone que monté un blog en solitario para tener tiempo para escribir, entre otras cosas?

En fin, os dejo por ahora. Tengo una reseña por escribir, un libro por leer, un… ¡Tierra, trágame! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario