martes, 24 de noviembre de 2015

Entrevista: VÍCTOR SÁNCHEZ GONZÁLEZ

¿A dónde se remonta tu pasión por la ciencia ficción? ¿Y la de la escritura?
Mi madre dice que cuando era muy pequeño veía Star Trek (Yo sólo me acuerdo de Espacio 1999), de niño iba al cine, veía en la tele Vikie el Vikingo, Mazinger Z, las películas del sábado por la tarde, leía a Verne, las historias ilustradas o Flash Gordon (más adelante a Asimov y a otros clásicos), pero si tenemos que hablar de un comienzo, del verdadero comienzo…todo empezó en 1977, “hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana”, con una nave que parecía no acabarse nunca… La Guerra de las galaxias marca un antes y un después no sólo en la historia del cine, sino en la de todos nosotros, en la conciencia colectiva de toda una generación.
En cuanto a la escritura, la afición a contar historias me viene de muy pequeño, mi tía me decía que tenía que ser dibujante, sin embargo me pasé pronto a la letra escrita. Estudié periodismo en el Madrid de los ochenta y he tenido la oportunidad de ejercer esa maravillosa pero ingrata profesión hasta el desencanto. Ha sido en este desconcertante e incierto inicio del nuevo siglo cuando ya me he decidido definitivamente por la escritura. Aunque seguiré siendo siempre periodista, ahora soy escritor y periodista.

¿Qué autores de novela, series o películas te han influenciado como escritor de ciencia ficción?
Como te he dicho antes, los clásicos, y cuando digo los clásicos me refiero a los de antes. Desde Homero en adelante. Especialmente los del diecinueve, Verne, Dumas, Doyle, Wells, Los rusos… En el veinte, los anglosajones como Hemingway, Orwell, Asimov, Clarke, también el cine clásico de aventuras, la serie B, la Hammer, la Corman, Spielberg y Lucas (siempre digo de George Lucas es “mi tío de San Francisco”), también la tele de los setenta y ochenta, el comic…Toda la novela rezuma olores y sabores de ellos…y toda la entrevista también.

Y a todo esto, ¿por qué escribir novelas de ciencia ficción en un país en el que ese género es prácticamente minoritario?
Para mí escribir no es un calculado acto funcional sino algo que sale de dentro, que sale por sí solo y sale así, sin más explicación. ¿Por qué ciencia ficción? ¿Y por qué no? Te diré también que esta serie de novelas va un poco a contracorriente de la tendencia actual. No es una compleja y sesuda distopía que se pierde en interminables marañas de complicados personajes llenos de conflictos en un intrincado mundo violento y postapocalíptico. No, no y no. Es una novela de aventuras, trepidante y novedosa, pero al estilo de los clásicos antes mencionados, sobre todo de Verne y Asimov. Digo en la cubierta que mi objetivo es acercar a grandes y pequeños al género clásico de aventuras y ciencia ficción que tanto hizo disfrutar a los niños y jóvenes de mi generación. No más pero tampoco menos. No estamos aquí para complicar la vida al lector sino para hacerle pasar un rato agradable, que se emocione, que a veces sonría, que vuele con la imaginación, que pueda escapar por un instante de las tribulaciones del día a día, que llegue “donde ningún ser humano ha llegado antes.”



¿Siempre tuviste claro que la protagonista de Estrellas del Meteoro sería una chica?
Desde el principio. Todo surge de ella, es como un torrente y lo llena todo. Es la auténtica protagonista, con ella la pluma corre, son sus vivencias, sus emociones, es ella y no yo quien hace la historia. Sí que es verdad que, aun hoy todavía, puede chocar una joven heroína protagonista de una space opera, pero, ya era hora, ¿no crees?

Háblanos de Elsa Layns.
Elsa es piloto, aventurera y jugadora. Es inteligente y sagaz, siempre va por delante (de mí, del lector y del resto de los personajes), no rehúye el peligro, domina la situación y la maneja, se hace con el control, y si no lo tiene, sufre. ¿Es perfecta? Como has visto, no. Ni siquiera físicamente (aunque es una chica atractiva y es consciente de ello), no es alta y eso le pasa factura en el juego, tampoco su carácter es, digamos, fácil, no se la maneja, y también tiene pequeños vicios como la famosa bebida Azul y verde. 
Ella tiene un poco de todas las heroínas clásicas, desde la epopeya griega en adelante. Tiene su valentía, su determinación, su inconformismo, su pasión, su belleza…Ella es Errol Flinn en Robin Hood y Maureen O’Sulivan en Tarzán. Es Medea, es Ariadna, es Casandra, es Nadia, es Dale Arden, es Jane Fonda, es Claudia Cardinale, es Caroline Fry, es Jordan Dos Delta, Triss, que es posterior, tiene de ella. También toma de algunos héroes masculinos: el arrojo de Kirk, la determinación de Koenig, el rodaje de Indi, la ironía de Solo, la “salida de lugar difícil” de MacGyver, la tenacidad de Hilts…No quiero dejarme tampoco los seriales que oía mi madre por la radio, del Flash Gordon español, Diego Valor, ni al héroe justiciero de nuestra tele en blanco y negro, Curro Jiménez. En fin…la lista sería interminable.

¿Por qué Elsa es una chica tan solitaria, a pesar de sus numerosos romances?
Como has visto, en Elsa se da esa dicotomía contradictoria, por un lado es la forastera solitaria, como el Clint Eastwood de Sergio Leone, pero por otro, como el intrépido solitario MacGyver, tiene la extraña capacidad de hacer amigos allá donde va porque ella es “auténtica”; y, además, como buena navegante (en este caso, capitana del espacio), va dejando “un amor en cada puerto” (al estilo Jim Kirk).  En cuanto a su carácter, tengamos en cuenta que ella ha nacido en una nave y ha vivido siempre en el espacio, no se siente cómoda entre mucha gente y tampoco en ambientes planetarios (le agobia el terreno abierto). Tampoco quiere atarse a nada ni a nadie…bueno, sí, a su pequeña y veloz nave de carga. Le gusta ser su propia capitana y vivir aventuras, pilotar, jugar y beber. No quiere hacerse preguntas…pero al final se las hace.

¿A qué crees que le teme Elsa?
Bueno, aunque en estas primeras aventuras de la serie la vemos pasar situaciones peligrosas y auténtico miedo, creo que debemos esperar un poco para conocer a lo que se va a enfrentar en las próximas entregas. No obstante, no quiero dejar de responder a tu excelente pregunta. ¿A qué le tiene miedo Elsa? Como ya sabes, Elsa, como el resto de los personajes, responden un poco a los arquetipos del género: ¿A qué le tiene miedo el capitán Kirk, o el capitán Solo, la capitana Fry, el capitán Hilts o el Dr. Jones? A nada…a nada físico o ambiental me refiero, tal vez sí a algo relacionado más con ellos mismos, con sus capacidades, con su control de la situación. En el caso de Elsa también, pero incluso puede haber algo más que la turbe…la verdad. Esa verdad que subyace en el relato, que se insinúa y en la que ella no cree o no quiere creer.



¿Por qué Elsa no se las ve con robots en esta novela? ¿Tal vez en una próxima entrega?
Bueno, ESTRELLAS DEL METERORO no es una novela de robots. A mí hay una palabra que me fascina: Regresión tecnológica. No es exactamente eso lo que ocurre en este universo, en este posible futuro, pero sí se caracteriza, aparte de por su caos ordenado y aparentemente pacífico, por una concepción muy funcional de la tecnología, en la que los robots, como has visto, son sobre todo de uso planetario y no son comunes en las rutas espaciales (aquí aparecen sólo en labores pesadas de carga). Pese a que son plenamente fiables y capaces, al estilo tres leyes de Asimov, corren rumores, viejas leyendas de un pasado en que pudo no haber sido así, y ella desconfía mucho de ellos, le incomodan, y ten por seguro tendrá en el futuro que enfrentarse a situaciones en las que aparezcan más y mejor.

¿Qué es lo que más te ha costado escribir de esta novela?
Como te he dicho antes, las aventuras de Elsa corren solas, ella es un personaje muy agradecido para un escritor, y todo es tan fulgurante, tan dinámico que casi no te das cuenta. Solo hay una cosa en la que sí tengo especial cuidado: como sabes, la novela está escrita en tercera persona al estilo clásico pero cuenta lo que le sucede a ella, lo que ella piensa y lo que ella siente, sin acción paralela de forma consciente. Por ello, como escritor he tenido que adaptarme a la forma de ver las cosas, de decir las cosas, de exclamar las cosas, de una persona que ha vivido siempre en el espacio y para la que los objetos o referencias que para nosotros son comunes, no existen o hay que explicarlos porque no sabe bien lo que son. Es una adaptación compleja para el escritor pero, ya lo has visto, muy sencilla para el lector.

¿Te gustaría que se hiciera una película o una serie de televisión de Estrellas del Meteoro?
Pues claro. Más que de la novela en sí, que también, del propio personaje. Elsa es una heroína con mucha fuerza que espero tenga un puesto en la iconografía del género. Creo que lo merece y me encantaría que me trascendiera. Es una protagonista de comic, de poster en la pared, de una serie televisiva, pero no al estilo actual Juego de tronos, sino a la antigua, con guiones sencillos, mucho fundido y “cartón piedra” o de una película de serie B…bueno, vale, también de una superproducción pero…¿A qué joven estrella de Hollywood le ofrecemos el papel?



¿Qué esperas que tus lectores encuentren en Estrellas del Meteoro?
Es una novela para todas las edades, aunque por el estilo, el género y el formato pueda considerarse juvenil. El lector joven va a encontrar trepidantes aventuras, romance y acción a raudales. El lector adulto va a volver a sentirse joven. Y el lector aficionado al género va “renovarse el carnet de conducir” naves espaciales.

¿Qué nuevos proyectos literarios tienes en marcha?
Bueno, Elsa tiene muchas aventuras por delante y ha llegado para quedarse, con vocación de serie. Ya sabes que el mundo editorial es extraordinariamente árido y complicado. Yo espero que las aventuras de Elsa se hagan un huequecito en el panorama literario del género y ello me permita seguir adelante. Creo que se lo merece. Por ahora estamos en período de lanzamiento y tanto yo como la gente fantástica de Esdrújula Ediciones estamos muy esperanzados de que así sea.
En cuanto a otros proyectos, te diré que, aunque me encanta la serie de Elsa, soy un escritor incansable y me gusta mucho también cultivar el género policíaco (esta vez con protagonista masculino), e incluso alguna historia relacionada con el humor y el deporte. Hablaré con mis editores al respecto a ver si logro tentarles.

¿Te gustaría añadir algo más antes de terminar esta entrevista?
Darte las gracias y decirte que espero que te haya gustado la novela, que te hayas sentido dentro de las aventuras, que hayas volado, que hayas jugado, que hayas sufrido, que hayas gozado, que te hayas reído y en definitiva que te sientas un poco más feliz.

Muchas gracias a ti, Víctor, por tu tiempo, tus respuestas y tus fotos personales. Espero que tanto tu nuevo proyecto literario como el resto de libros de Elsa Layns salgan a la luz pronto sin ningún problema mientras los lectores se animan a conocer las primeras aventuras de la guapa piloto en Estrellas del Meteoro.


Cristina Monteoliva

No hay comentarios:

Publicar un comentario