miércoles, 7 de octubre de 2015

Reseña de EL INVIERNO MÁS FRÍO, de Brendan Kiely

Título: El invierno más frío
Autor: Brendan Kiely
Traducción: Claudia Conde
Edita: Seix Barral
Páginas: 319
Precio: 19,90 € / 13,99 € (epub)

La adolescencia es una etapa confusa, un camino oscuro y lleno de obstáculos que se supone que finaliza cuando llegamos a la edad adulta. A veces, ese camino se vuelve demasiado espinoso, demasiado duro. Se hace necesario apoyarse en alguien para seguir adelante. Pero, ¿y si esa persona en la que confías, ese gran amigo que es tu apoyo, resulta que trae más confusión, más oscuridad y miedo, a tu camino? La respuesta, o al menos una muy válida, la encontrarás en El invierno más frío, la sorprendente novela de Brendan Kiely de la que hoy os hablaré.
Navidad en casa de los Donovan. Hace poco tiempo que han caído las Torres Gemelas y el señor Donovan ha dejado a su familia por alguien en Europa. A la señora Donovan no parece importarle. Ella es una gran anfitriona, la reina de las fiestas, y como tal ha de dar la más maravillosa fiesta de Navidad del barrio. A Aidan no le interesan las fiestas de su madre. Sin embargo, no le queda otra que asistir a esta. Durante la noche, el chico se encontrará con los que pronto se convertirán en sus nuevos y buenos amigos: Mark, Josie y Sophie. También verá al padre Greg, su mayor apoyo hasta la fecha. Aunque en esta ocasión, el sacerdote no le hará mucho caso. Tampoco más adelante, cuando Aidan vaya a la parroquia del barrio a hablar con él. Greg ha dejado de interesarse por Aidan y pronto el chico descubre cosas de su relación con el sacerdote que hasta entonces no quiso ver. ¿Será capaz el muchacho de soportarlo?
Algunos niños y adolescentes se sienten solos y perdidos; a menudo, también demasiado confusos como para distinguir ciertas cosas. Entonces llega alguien y les convence de tener lo que necesitan para encontrarse mejor. Estas personas suelen presentarse tanto ante estos chicos como ante la sociedad como seres bondadosos y amables. Personas perfectas de las que nadie dudaría. ¿Y quién no confiaría en una persona así, más aún cuando estás en una posición vulnerable?  Este es el punto de inicio y uno de los temas centrales de esta historia: el de la manipulación y la traición, el del abuso velado y cobarde.
Aidan es un adolescente que no las tiene todas consigo. Su padre, el mismo que les ha dejado tirados tanto a su madre como a él, espera mucho de él. Su madre solo quiere pensar en ella misma, ahora que su marido se ha ido. La sociedad quiere que sea un joven educado y recto. Ante tanta presión, el verdadero y sensible Aidan se esconde dentro de una bonita y frágil carcasa. Pero la carcasa está a punto de romperse, más ahora que Aidan encuentra verdaderos amigos y descubre que la amistad no era lo que el padre Greg le ofrecía. Que su relación con el sacerdote no era buena, sino todo lo contrario. Que a veces confiamos en el demonio creyendo que es un ángel.
El invierno más frío es una historia que transcurre durante las fiestas navideñas del 2001 al 2002. Durante estos pocos días, seremos testigos, con expectación y sorpresa de la evolución del narrador y protagonista, el joven Aidan. Aidan, sin lugar a dudas, dejará de ser un niño para convertirse en casi un hombre gracias, o por culpa, de los golpes que recibirá de la vida en estos días. También a causa del amor que va a recibir por parte de sus nuevos amigos. El camino será duro, pero también revelador, liberador. Lleno de esperanza.
La narración hace que el lector experimente un sinfín de sentimientos: cariño hacia el protagonista, a la vez que pena; comprensión hacia sus amigos; e indignación y rabia a raudales por el comportamiento de ciertos personajes y de una sociedad sin duda hipócrita e inmadura.
El invierno más frío es uno de los mejores libros que he leído a lo largo de este 2015, una novela cuya trama me ha cautivado desde el principio hasta el final. Aidan, tanto el personaje como el narrador, es un ser con el que he conectado de tal forma, que casi creía estar leyendo una historia real. No creo que Brendan Kiely lea esta reseña, pero desde aquí le felicito por la manera tan magnífica que ha tenido de tratar un tema tan controvertido, el de la manipulación de criaturas inocentes y la traición por parte de toda la sociedad, desde el punto de vista del manipulado que despierta de pronto a la cruel realidad. No es una historia real, pero podría perfectamente serlo. Una historia sincera, emotiva e impactante que espera a que tú la leas.
Cristina Monteoliva


Si quieres estar al tanto de las actualizaciones de La Orilla de las Letras, hazte seguidor de blogger de este sitio o dale a Me gusta en
¡Gracias!


No hay comentarios:

Publicar un comentario