domingo, 4 de octubre de 2015

Entrevista: ALEJANDRO PEDREGOSA

Alejandro Pedregosa ha ido escalando puestos literarios a lo largo de una carrera de quince años de publicaciones. Durante estos años, has ganado premios, tus libros han sido reconocidos por público y crítica y, en general, tu obra ha ido ganando cada vez más visibilidad. ¿Te consideras un escritor de éxito?
En literatura el éxito es una cuestión muy difícil de medir. Yo, honestamente, creo que el éxito de un libro no está en las listas de ventas ni en el número de ediciones (muy a menudo trucadas); el éxito de un libro reside en esa porción de historia que queda prendida en la memoria del lector. Y eso, es muy difícil de medir. Así que lo mejor es dedicarse a escribir la mejor historia dentro de tus posibilidades y olvidarse del éxito.

Alejandro Pedregosa es poeta, novelista y cuentista. Hotel Mediterráneo (Planeta, 2015), tu nueva historia, creo entender, es una novela diferente dentro de tu lista de novelas publicadas, ¿me equivoco?
Sí, en el sentido de que cambio de registro después de tres novelas negras. Aunque bien mirado creo que Hotel Mediterráneo contiene y amplía muchos de los elementos característicos de mis anteriores novelas: personajes un tanto peculiares, algo de humor, una mirada amable del ser humano...      

Hotel Mediterráneo es muchas cosas. Entre ellas, una preciosa historia romántica. ¿Te consideras un romántico?
Creo que no. En ninguno de los sentidos de la palabra “romántico”; es decir, ni pretendo ser efectista en mis relaciones amorosas ni me gusta especialmente el ideario romántico del XIX. Ahora bien no puedo negar que soy un tipo bastante sentimental. Sí, un sentimental mucho más apegado a la Ilustración que al Romanticismo. 

Hotel Mediterráneo debe su nombre a la famosa canción de Serrat. ¿Pero qué fue antes: las canciones de Serrat o la idea de escribir esta novela?
Primero la novela y luego las canciones. Bajo mi punto de vista el cancionero de Serrat era la banda sonora perfecta para esta historia. Por un lado Serrat canta a la naturaleza mejor que ningún otro cantautor español (y la naturaleza es muy importante en esta novela); y por otro lado, los personajes de sus canciones (Edurne, Campesina, Señora, El titiritero, La aristocracia del barrio...) tienen una carga de humanidad muy parecida a la que yo he querido proyectar en mis personajes.
  


Hotel Mediterráneo es un lugar donde se refugian, entre otros, mujeres en peligro. ¿Te has documentado mucho sobre este tema antes de comenzar con la escritura?
No especialmente. Leí un libro de psicología tremendo El acoso moral de Marie-France Hirigoyen y aprendí algunas cosas sobre el perfil psicológico de las víctimas y de los acosadores, pero poco más. Esta novela no trata del maltrato; el tema aparece sólo de manera tangencial.

¿Y sobre el tema de los lugares que dan refugio a la gente, apartados o no de la sociedad?
En realidad éste fue el detonante de la novela. Hace dos años estaba leyendo en el periódico una noticia sobre aquel terrible accidente de tren que hubo en Santiago. Entre las víctimas había una mujer de treinta y tantos años que dirigía una asociación encargada de proteger a mujeres en peligro de muerte por agresiones machistas. Cortaban por lo sano. Cogían a la mujer agredida y la plantaban en una casa refugio a cientos de kilómetros de su agresor. Sin denuncias ni advertencias ni vigilancia ni leches. Le cambiaban la vida de manera radical. Me pareció una historia impresionante.

¿Has pensado alguna vez en irte a algún sitio parecido a Hotel Mediterráneo?
Sí, aunque fuera sólo por una temporada. No obstante he estado en varios sitios que se le parecen mucho, en especial una cabaña en un bosque perdido de Letonia. Fue maravilloso.

¿Os parecéis en algo Francesc, el soñador pianista, y tú?
Supongo que en lo fundamental, en que ambos somos “soñadores”.

¿Has conocido a alguno de los personajes de esta novela en la vida real?
No, no acostumbro a trasladar nunca al completo personas de la vida real a la ficción. Me quedo con detalles, con pinceladas de uno y otro lado que a la postre van conformando al personaje.

Hotel Mediterráneo es una novela con un ritmo muy cinematográfico. ¿Te gustaría que la historia se llevara al cine?
Por supuesto, cómo no, me encantaría; pero vamos, que eso son ganas de soñar.
  


Hotel Mediterráneo es una novela muy bien escrita (me temo que hoy en día no se puede decir lo mismo de todas las novelas que se publican), con un estilo propio y singular. Sin embargo, es también una historia que puede atrapar al gran público lector. ¿Tienes miedo de que otros escritores te puedan tachar de venderte a lo comercial o algo así?
No, en absoluto. En torno al mundo literario giran una serie de clichés que funcionan más en los lectores que en los escritores. Los que escribimos sabemos que el asunto de la literatura es más complejo. Lo comercial, es decir, lo que vende, no tiene por qué ser malo (mira Cervantes y el Quijote en su época), ni lo marginal o independiente es bueno sólo por el hecho de llevar esa etiqueta. Eso sí, no vamos a negar que hay editoriales que a menudo sacan libros literariamente pobres que a base de publicidad nos quieren meter por los ojos. En estos casos es el lector quien tienen que estar avispado. En un mundo tan “líbremente tramposo” como el nuestro el lector/consumidor/votante tiene la obligación de estar atento si quiere mantener un criterio.

¿Qué esperas que encuentren los lectores en Hotel Mediterráneo?
Me conformo con poco (en realidad mucho), que alguno de los personajes se quede durante un tiempo a vivir en la memoria del lector. Eso sí es un éxito literario.

No tiene nada que ver con tu novela, pero no puedo evitar preguntártelo: ¿cómo se ve el panorama literario granadino desde fuera de Granada?
(Risas) (… y sigue riendo). Pues con muchísima nostalgia y algo de liberación, a qué engañarte. Granada es una ciudad bella y terrible a un mismo tiempo. Es asimismo un caladero infinito de poetas. En este sentido me gusta mucho que estén surgiendo nuevas editoriales junto a las ya consolidadas. Lo que más extraño, sin duda, los amigos, y esas cañas tan geniales después de los saraos literarios. 

¿Qué nuevos proyectos literarios tienes en mente?
En lo que a novela se refiera estoy con una comedia muy irreverente y frívola con la que me lo estoy pasando muy bien. Llevo para delante también un libro de poemas en el que tengo puestas muchas ilusiones, y finalmente un pequeño libro de relatos ya terminado que quizá publique en el 2016. En fin, trabajando.

¿Te gustaría añadir algo más antes de terminar con esta entrevista?
No, agradecerte la amabilidad y la generosidad por cederme este espacio para hablar de mi nueva novela. Mil gracias y un beso.
Muchísimas gracias a ti por tu tiempo, tus palabras y tus fotos. Espero que, mientras salen a la luz tus nuevos proyectos, muchos lectores se acerquen al maravilloso mundo de Hotel Mediterráneo. Otro beso de vuelta y suerte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario