sábado, 5 de septiembre de 2015

LA RENTRÉE DE LA ORILLA DE LAS LETRAS

Septiembre siempre será para mí un mes de sentimientos encontrados. Por un lado, el cambio de tiempo, los días más cortos y el descenso leve de las temperaturas que suele venir acompañado con un viento (ligero o no) hacen que mi ánimo decaiga. La nostalgia me invade y me pongo a hacer recuento de todo lo que he hecho antes, durante y después del verano. Me doy cuenta de que mi vida sigue más o menos como siempre, y me desespero.
Pero, ¿de verdad no he hecho nada hasta ahora? No, claro que no. Desde enero hasta julio he leído una buena cantidad de libros, me he centrado en la promoción de mis novelas y he comenzado con la escritura de una historia juvenil. En el blog he retomado las entrevistas a autores y he dejado de hablar de cosas que creo que solo me interesan a mí misma. Y aunque todavía no me han llamado para lo del Premio Planeta del 2015, confío en que se acuerden de mí para el del 2016.
Como algunos habréis notado, el blog ha estado poco activo durante el mes de agosto. Soy poco dada a tomarme vacaciones, pero este año ha sido un poco caótico, a nivel personal, y no he tenido tiempo. Ahora toca ponerse al día con todas las reseñas pendientes, ¡y con las lecturas!
Decía antes que septiembre era un mes de sentimientos encontrados para mí. Y sí, me pongo triste. Pero, por otro, la idea del comienzo de un nuevo año literario me hace soñar con nuevos y grandes descubrimientos literarios. Las editoriales ya han empezado a mandar notas de prensa y a promocionar algunos de sus grandes bazas para la temporada otoñal. En cuanto me ponga al día con los libros pendientes, espero poder ofreceros algunas recomendaciones de estos meses. Aunque también voy a estar muy ocupada rescribiendo mi novela. Porque si no escribes, ¡jamás te llamarán para el Premio Planeta, tontuela!
Antes de acabar este post de reentrada del curso literario, me gustaría dar las gracias no solo a las personas que más cercanas que me apoyáis cada día, sino también a todos los que no conozco y que habéis estado mirando el blog últimamente, aunque no hubiera material nuevo. Sin vuestras visitas, esto no tendría sentido.

Dicho esto, ¡felices lecturas otoñales, amigos! 

2 comentarios: