lunes, 10 de agosto de 2015

Reseña de SANGRE FRÍA, de Claudio Cerdán.

Título: Sangre fría
Autor: Claudio Cerdán
Edita: Dolmen Editorial
Páginas: 345
Precio: 17,95 €

Zombis. Muertos vivientes que te persiguen para comerte vivo o, al menos, infectarte. En los últimos años se ha escrito de todo de ellos. Tanto, que a veces parece que ha quedado todo dicho, que no se puede dar una vuelta de tuerca al género para sorprender a los lectores más exigentes. Sí se puede, ¡claro que se puede! Y si no que se lo digan a Claudio Cerdán, el autor de Sangre fría, la genial novela de la que vengo a hablaros hoy.
Juande el Perrolobo sale de prisión mucho antes de lo previsto. De camino a casa, se topa con un antiguo jefe que le amenaza con hacerle daño a su hijo si no le paga una deuda que en realidad nunca ha tenido con él. Al Perrolobo no le quedará más remedio que volver a juntar a los miembros de su banda para cometer un último atraco. Todo parece ir bien, hasta que se desata el mismísimo apocalipsis zombi. A partir de entonces, Juande y sus muchachos no solo deberán correr por sus vidas, sino que también intentarán huir de Aberlardo y Miraño, dos tipos que se la tienen jurada al Perrolobo por ciertas rencillas del pasado.
A pesar de lo que muchos lectores puedan pensar, escribir una novela de zombis no es nada fácil. A menudo los fanáticos de los muertos vivientes nos dejamos llevar por ese fanatismo y acabamos escribiendo historias que se parecen demasiado a nuestros comics, series o pelis favoritas. Es como si los zombis no nos dejaran ver el apocalipsis.
En un mundo saturado por este tipo de historias tipo fanfic y de otras que aportan poco a los lectores más exigentes, se hace necesario recurrir a veces a escritores especializados en otros géneros, como la novela negra o el humor. Después de leer Sangre fría, he llegado a la conclusión de que si a demás odian a muerte el género zombi y tienen que estrujarse las neuronas para escribir algo con zombis pero que lleve su sello de identidad, mejor que mejor.
Claudio Cerdán no es un escritor de novela z, sino de novela negra. Un día le ofrecieron la posibilidad de escribir una novela de zombis y aceptó. A partir de ese momento, Cerdán tuvo que buscar la manera de combinar los elementos que domina a la perfección con algunos de la novela de zombis. El resultado es una novela negra gamberra de terror llena de acción y momentos sencillamente inolvidables. Para mí, la mejor novela de zombis escrita en España hasta la fecha.
Como decía antes, y perdón si me repito, todo comienza con la prematura salida del delincuente de origen gitano conocido como Juande el Perrolobo de la cárcel y su encuentro con su antiguo jefe, un tipo que domina el mercado de la coca en la ciudad. El jefe amenaza con hacer daño al hijo de Juande, David, si este no le paga una deuda ficticia, por lo que nuestro antihéroe deberá convencer a los chicos de su banda, Chus el Matraca, Pepe el Mosca, Macu la Chunga, Lolo el Cani y Diego el señorito, para cometer un último atraco.
Nuestro grupo, incluyendo al adolescente David, deberá buscar la manera de huir de los zombis que han tomado la ciudad, pero también de escapar de Abelardo y Miñarro, dos tipos que se la tienen jurada al Perrolobo.
Además de estos personajes, conoceremos a muchos otros en esta novela. El lector notará que la mayoría de ellos responden, a primera vista, a estereotipos. Lo que hacen a menudo, sin embargo, no deja de sorprender. Conforme van pasando las páginas, nos damos cuenta de que a pesar de las apariencias, todos estos seres tienen personalidades muy propias de cada uno de ellos. Imposible olvidarse de ellos mucho después de haber acabado la lectura.
Una de las cosas que más llaman la atención de este libro es el orden aleatorio (o no tanto) de los capítulos que lo componen. Considero este recurso literario todo un acierto a la hora de dar agilidad a la lectura, que de otra manera tal vez hubiera sido más predecible o puede que menos emocionante.
Otro de los grandes puntos a favor de este libro es la forma que tiene el narrador continuamente de tomarse el género z en sí con sentido del humor. Para ello, no solo llenará las calles de los más variopintos y tronchantes muertos vivientes (el zombi con aspecto de novelista de brocha gorda será por siempre jamás mi favorito), sino que meterá a los protagonistas en las situaciones más ridículas, gamberras y, por ende, divertidas. Muchas de estas situaciones tienen que ver con otras obras de zombis y novelas negras escritas en España. Creedme: la visión de Cerdán de estas historias no tiene desperdicio.
Podría pasarme todo el día hablándoos de Sangre fría, pero acabaría lanzando demasiados spoilers. Llegados a este punto, lo mejor que puedo hacer es dar por terminada esta reseña, no sin antes recordaros que Sangre fría es una novela de zombis original sin perder la esencia del género; una novela negra que tiene lugar en un contexto totalmente hostil; una aventura épica que solo podría tener lugar en los suburbios españoles y una obra de humor negro y gamberro que hará las delicias de todos los que creemos que ya hay demasiadas historias serias en el mercado. Sencillamente la novela de zombis que llevaba esperando muchos, muchos años. Así que si tú también eres un lector de novela de terror z o negra exigente o simplemente quieres leer algo bueno de verdad, ¡corre a tu librería a por un ejemplar de Sangre fría!
Cristina Monteoliva

No hay comentarios:

Publicar un comentario