miércoles, 17 de junio de 2015

Reseña: MELANIE, de M.R.Carey

Título: Melanie
Autor: M. R. Carey
Traducción: Manuel Mata
Edita: Minotauro
Páginas: 416
Precio: 18,95 € / 8,99 €


¿Es posible escribir algo original dentro del universo zombi? ¿Acaso escribir una novela de zombis no consiste siempre en seguir el mismo guion cambiando, si acaso, un poco los personajes y las situaciones? ¿Qué impide que un buen autor se decida a darle una vuelta de tuerca al género para ofrecer un poco de lo que los fans tradicionales quieren y otro poco de los que ansiamos cosas más originales? Ofrecer algo como Melanie, por ejemplo, la novela de M.R. Carey que vengo hoy a comentaros.
Cada mañana, Helen Justineau acude a su puesto de trabajo como profesora. Su aula no está en un colegio, sino en un bunker. El bunker está muy vigilado por soldados. Y sus alumnos no son niños como todos los demás. Y es que estos niños son muy inteligentes, pero necesitan estar atados a sus sillas. Si por algún momento los niños se desataran, podría ocurrir algo terrible. Casi tan terrible como el cariño que siente Melanie, la niña más inteligente de toda la clase, por su profesora, la señorita Justineau. Un cariño que hará posible la libertad de ambas más allá del bunker, de la terrible y peligrosa enfermedad de Melanie y de todos los obstáculos que encontrarán en su camino de huida.
Perdonadme si la que yo he escrito no os resulta especialmente clara. Es difícil escribir una sinopsis cuando te parece tan fácil destripar en ella la trama de una novela. Espero que al menos os sirva de algo, ya que la contraportada del libro tampoco os va a aportar más información con respecto a la historia, solo os va a dar un buen puñado de buenas opiniones de medios importantes. En la web de la editorial, sin embargo, sí que encontraréis una breve sinopsis. Os invito a que la busquéis. Ya veréis como no es muy diferente de la que yo os he escrito (o sea, que, por suerte, no desgrana lo mejor de la trama, cosa que sería una verdadera pena).
¿Qué puedo decir de Melanie sin destrozaros las expectativas? En primero lugar, tal y como anuncia la portada de este volumen, que esta es una novela de zombis. Un thriller, para más señas. Así que si te gustan los zombis y la intriga y estás buscando uno bueno con el que pasar parte del verano, sigue leyendo esta reseña.
También os puedo contar que Melanie es una niña inteligente, pero potencialmente peligrosa, que vive junto a otros niños con su mismo problema en un bunker del ejército de Gran Bretaña. Todos los días, Melanie y los otros niños asisten a clase. Como decía antes, una de las profesoras es Helen Justineau, una mujer carismática. Helen es la profesora favorita de Melanie, prácticamente una figura materna para la niña. Esta conexión entre ambas será fundamental durante toda la novela.
Muchos autores de novelas de zombis se ocupan mucho en escribir escenas de acción con mucha casquería y poco en dar vida propia a sus personajes. Este no es el caso de M. R Carey, reconocido escritor británico de ficción y cómic. Así, Carey, además de ofrecernos escenas llenas de tensión, nos perfila personajes tremendamente ricos en matices con los que es fácil empatizar en algún momento (incluso con los malos de la historia).
Aunque lo cierto es que ningún personaje le hace sombra a Melanie, esa niña inquieta, inteligente, cariñosa y meticulosa que busca su lugar en el mundo. Ni siquiera su querida señorita Justineau, siempre tan valiente, lo consigue. Melanie es el verdadero motor de esta historia, la pieza que le da sentido a una trama que desemboca en uno de los mejores finales que he leído últimamente. Imposible olvidarse de ella, por mucho que pase el tiempo tras la lectura de esta excelente novela.
Las novelas clásicas de zombis constan de varios elementos que se repiten: el ataque de los infectados, la huida de los supervivientes y la muerte progresiva de los actores hasta que solo quedan unos pocos de ellos. Melanie tiene estos elementos, pero también otros que la hacen diferente a otras obras que he leído antes: la explicación de la propagación de la enfermedad zombi, la existencia de los niños especiales, los otros enemigos que encontrarán los supervivientes en su camino…Sin olvidarnos de algo fundamental: la calidad literaria que le otorga M. R. Carey, muy de agradecer en estos tiempos de novelas de género escritas muy a lo loco.
El resultado de esta magnífica combinación no solo es una novela original, sino también algo realmente emocionante y adictivo ya no solo para los amantes de las novelas de muertos vivientes, sino para todo aquel lector interesado por las buenas obras de ciencia ficción con un poco (o un mucho) de terror. Es por ello que pienso recomendar encarecidamente la lectura de Melanie a todos mis amigos, ¡y también a ti!

Cristina Monteoliva




No hay comentarios:

Publicar un comentario