lunes, 20 de abril de 2015

Reseña de MI KARMA Y YO, de Marian Keyes

Título: Mi karma y yo
Autora: Marian Keyes
Traducción: Matuca Fernández de Villavicencio
Edita: Plaza& Janés
Páginas: 528
Precio: 19,90 € / 9,99 € epub

¿Qué sabemos del karma? ¿Es algo bueno? ¿Es algo malo? ¿Se puede confiar eternamente en una fuerza invisible que haga que todas tus acciones buenas se vean recompensadas y que las malas tengan su castigo? ¿El tiempo lo pone todo en su lugar? Yo a veces creo en esto último. Aunque, la verdad, no pienso mucho en el tema. O no lo hacía hasta que leí Mi karma y yo, la novela de Marian Keyes de la que enseguida paso a hablaros.
Stella Sweeney a veces piensa en el karma, aunque no sepa muy bien cómo funciona el mecanismo por el cuál el universo hará de ella una mujer muy feliz en el futuro. Su idea sobre el tema comenzará a cambiar el día en el que se vea involucrada en un accidente de tráfico a tres bandas. Stella no lo sabe, pero uno de los afectados por el choque es Mannix Taylor, el neurólogo que la ayudará meses más tarde en su rehabilitación, cuando una extraña enfermedad la deje totalmente inmovilizada en una habitación de hospital. La enfermedad y Mannix Taylor serán un punto de inflexión en la vida de esta esteticista madre de dos hijos. Tras su recuperación, Stella no solo deberá pensar qué hacer con su matrimonio con Ryan y su relación con Mannix, sino también cómo manejar su fama como escritora de libros de autoayuda. ¿Hasta dónde la llevará su karma?
¿Puedes confiar tu vida al destino, a ese karma justiciero? No me veo capacitada para responder a esa pregunta. Tampoco creo que Stella Sweeney, la protagonista de la nueva novela de Marian Keyes, Mi karma y yo, lo esté. El caso es que a lo largo de las más de 500 páginas de esta obra a Stella le pasan cosas malas y cosas buenas, de tal manera que al final todo parece que se compensa bastante.
Stella tiene un accidente de coche. Poco tiempo después, sufre un extraño síndrome que hace que solo pueda mover los párpados. La primera parte del libro, para mí la más profunda y emotiva, va sobre los angustiosos días de Stella en el hospital, de la fuerza que tuvo para seguir adelante aun cuando solo podía mover los párpados, y de las personas (o más bien persona) que le ayudaron a conseguir recuperarse del todo.
Tras su recuperación, Stella se convierte, de manera inesperada y prácticamente casual, en una escritora de éxito internacional. Si bien muchos lectores se centrarán más en la historia romántica que encierra esta parte del libro, yo prefiero fijar más mi atención en la interesante descripción que Marian Keyes hace del mundo editorial americano, de cómo funcionan de verdad las cosas cuando eres considerado un escritor de éxito; de lo fácil que es tanto subir como bajar en ese mundillo.
Stella es al principio de la historia una mujer que vive a la sombra de un marido que pasa de ser un genio fracasado a un verdadero genio de las reformas de los cuartos de baño. Como sus padres no pudieron pagarle estudios universitarios, nuestra dama tuvo que conformarse con montar un centro de estética con la siempre enérgica Karen, su hermana menor. Casada muy joven, pronto llegarían al matrimonio los niños, los problemas económicos y todo el estrés que todo ello conlleva normalmente. Tras su enfermedad, Stella no solo deberá a aprender a vivir de otra manera, sino también a lidiar con un hijo adolescente especialmente hosco y a la poca ambición de una hija risueña.
No sé si lo que he dicho hasta ahora suena muy serio o muy dramático. El caso es que lo es, pero también resulta todo muy divertido después de pasar por la pluma de Marian Keyes. Y es que los personajes de Marian Keyes son siempre sarcásticos, irónicos y tremendamente ocurrentes. Las anécdotas que cuentan (de ellos o de otros personajes) hacen que te pases días riéndote de ellas. Y todo ello sin perder el norte, de darle la importancia a los temas trascendentes de la historia, en este caso: la superación personal, el optimismo en la enfermedad, la aceptación de la derrota, el encontrar el amor verdadero a los cuarenta y saber conservarlo gracias a la confianza mutua y a la construcción de un futuro común.
Como curiosidad os diré que el título original de este libro es The woman who stole my life, es decir, La mujer que robó mi vida. El título tiene sentido solo cuando llegas casi al final del libro y no creo que englobe toda la historia en sí. Así que, por una vez, me quedo con la traducción española, más fiel, a mi parecer al espíritu de esta novela.
Mi karma y yo, en definitiva, es una novela original, fresca, divertida a la vez que profunda que te dejará totalmente enganchado tanto si eres seguidor de Marian Keyes como si es la primera vez que te decides por un libro de esta autora. Una lectura ideal tanto si crees en el karma como si no. ¿Te atreves a comprobarlo?
Cristina Monteoliva

No hay comentarios:

Publicar un comentario