sábado, 14 de marzo de 2015

Escritores que escriben a mano (VII): LUIS MARTÍNEZ SEMPER

Seguimos con la sección dedicada a los escritores que escriben a mano sus manuscritos. Esta vez el invitado es Luis Martínez Semper, quien tan amablemente ha contestado a mis preguntas y ha proporcionado las fotos que ilustrarán este artículo.

A Luis lo conocí en mi etapa como malvada directora de la web de recomendaciones literarias La Biblioteca Imaginaria. Ya sabéis: él colaboraba con reseñas y yo le daba de vez en cuando con el látigo (metafóricamente hablando). Bueno, no, es broma. Luis era un estupendo reseñista que no me dio nunca quebraderos de cabeza (pero yo sí que era malvada).
Tras este breve inciso, os cuento que Martínez Semper tiene publicado un libro de poemas titulado La dulce mentira de la realidad y algún relato olvidado (esto último, por supuesto, lo añade él)... Actualmente, Luis está enfrascado en una novela de tinte fantástico, cambiando radicalmente de tercio.
Luis se dedica a la creación literaria desde que aprendió a escribir prácticamente. Siempre le ha gustado inventar rimas, historias, pensamientos...
Cuando no escribe, nuestro autor trabaja como profesor de ofimática en un curso para desempleados. Aparte de eso, también colabora realizando análisis y artículos en el mundo de los videojuegos para Juegosdb, así como reseñas de libros en Hello Friki.
Luis prefiere el papel a la pantalla del ordenador para sus primeros borradores porque le permite escribir en el momento preciso lo que le viene a la mente. A nuestro autor le gusta tener a mano papel y bolígrafo. Soy un apasionado de las libretas, las cuartillas, los folios..., afirma.  Me gusta el placer de realizar esbozos a mano, a veces incluso algún pequeño dibujo (dibujo fatal, pero en mi mente aparece como algo descrito al detalle). Luego me siento en mi ordenador y le doy forma al primer esbozo, ampliando datos, descripciones, trama...
Con respecto al tipo de papel que utiliza, Luis me cuenta que la elección depende de lo que tenga a mano. Como ya sabemos, porque se ha comentado antes, a nuestro autor le encantan los artículos de papelería, estrenar una libreta, un bolígrafo, etc. Pero hay veces en las que no tiene a mano libretas y utiliza folios, trozos de papel, etc...
Le pregunto si prefiere el bolígrafo o la pluma y Luis me dice que un bolígrafo cómodo que se deslice bien sobre el papel. La pluma también le gusta, pero no se ha decidido todavía a agenciarse una.
Nuestro escritor intenta escribir a diario, aunque últimamente, por circunstancias de la vida, tiene muy poco tiempo libre. Aun así, siempre lleva encima una pequeña libreta en la cual apunta ideas. Hay veces también que está trabajando con el ordenador, preparando clases o realizando alguna tarea, y se le viene algún flash, del cual hago acopio en una nota de texto, documento, etc. y se lo manda por correo para tenerlo a mano.
El sitio más raro donde ha escrito a mano es una servilleta de una cervecería, una noche de un viernes, escribiendo una especie de himno a la amistad con varios amigos.

Con respeto a lo que vemos escrito de su puño y letra en la foto anterior y las fotocopias, Luis me dice que es su proyecto de novela y que no quiere desvelar mucho para intentar sorprender en el caso de que pueda publicarla; pero, como podemos ver en la foto, se he documentado sobre la historia de la estación del Norte de Valencia, la Lonja. La trama de la historia sucede en la capital del Turia cuando Alberto, el protagonista, despierta un día y comienza a ver cosas que le dejan descolocado, empezando por un despido en el trabajo y el ser buscado por la policía por un encuentro fortuito con un hombre del que no sabe nada, pero que le ha dado el aviso de que no crea que lo correcto pueda ser obligatoriamente correcto... Y hasta aquí puedo leer, ya que todo da un gran giro que incluye cambios de plano astral y otras cosillas interesantes...
Luis tiene un blog que lleva un tiempo sin actualizar:
www.dulcementira.blogia.com Quiere volver a seguir compartiendo mi día a día en el mismo, pero será cuando el tiempo le de una tregua.
¡Pues esperamos que eso sea pronto, Luis! Mientras tanto, ¡a seguir escribiendo y muchas gracias por tu colaboración!

No hay comentarios:

Publicar un comentario