jueves, 26 de marzo de 2015

Y ENTONCES LLEGA EL DÍA...

Y entonces llega el día en el que te das cuenta de que no vas a escribir un bestseller.
Que por mucho que le des vueltas, no te apetece ponerte a hacer una copia de la novela de moda de turno (Por cierto, ¿cuál es?).
Que sabes qué es lo que vende, pero no te apetece para nada coger esos ingredientes para crear otra historia manufacturada para masas.
Que tus grandes ideas formarán historias que, simplemente, no van a resultar tan comerciales.

¿Qué puñetas pasa con mis sueños? ¿Y por qué se me da mejor soñar que hacer realidad lo que quiero?
Preguntas que te haces cuando caes en una espiral patética de autocompasión. Todo muy inútil, vaya.

Y entonces llega el día en el que te saturas.
Que empiezas a pensar qué historia puedes escribir ahora.
Que novela te hará al menos alcanzar una editorial tradicional para seguir con tu carrera como escritora.

Después de mucho, mucho tiempo sin escribir nada, entonces llega el día en el que te das cuenta de que escribir algo es mucho mejor que no hacerlo en absoluto.
Porque ya lo dijo Ray Bradbury: “Fracasarás solamente si dejas de escribir”.
También por lo que dice Diana P. Morales en su nuevo artículo, por supuesto: http://dianapmorales.com/2015/03/blog/el-primer-paso-si-quieres-convertirte-en-escritor-profesional/

(Aquí tendría que ir una foto de un fantasma regañándome por no escribir. El fantasma no ha querido salir en la foto. Dice que le doy demasiada vergüenza ajena)

Y entonces llega el día en el que vuelves al origen, a aquella primera chispa de la infancia: a la escritura por diversión.
¡Y entonces llega el día en que decides escribir una novela de zombis!
Sí, zombis.
Porque te da igual que ya no esté de moda escribir novelas de zombis.
Porque tienes buenas ideas para escribir algo original (a pesar de lo trillado que está el género).
¡Y porque tienes muchos amigos con ganas de que los zombifiques! Y, claro, ¿qué no harías tú por tus amigos?


Así van a quedar todos mis chicos del Facebook en mi novela. Guapos, ¿verdad?

La novela va a ser una historia muy femenina. Aún no tengo el título, pero se me antoja algo simple y llamativo, como cuando le pusieron de título “Serpientes en el avión” a esa película que iba precisamente de serpientes liándola en un avión.
Tengo muy claro cómo van a ser mis chicas. Aun así, he repasado concienzudamente el artículo de Gabriella Literaria sobre personajes femeninos que apestan: http://www.gabriellaliteraria.com/apesta-tu-personaje-femenino-4-maneras-de-comprobarlo/


El mundo está plagado de zombis y lo sabes

Ya sabéis, ¡nunca se sabe!
De la trama os puedo decir que va a tener elementos ya vistos en el género (es inevitable) y cosas originales. Y cosas muy mías. Tan mías que el que lea la novela y me conozca, sabrá que es muyyyy mía.
Ahora solo me falta ponerme a escribir. Ya tengo mucho perfilado en mi mente. Me temo que va al final será una historia, larga con, ¡oh, Dios mío!, la intención de aportar un mínimo de calidad literaria al género. (Además de una buena historia, por supuesto).

Los niños de los 80 adoramos a los zombis por culpa de esta canción

Y, como se suele decir, seguiremos informando…


martes, 17 de marzo de 2015

Entrevista a CARLOS GARCÍA MIRANDA (autor de CONEXO)

¿Recuerdas cuándo comenzaste a escribir?
Pues supongo que desde el colegio, aunque hace ocho años que me dedico a ello profesionalmente.

¿Qué es lo mejor de ser escritor? ¿Y lo peor?
Lo mejor es que te metes en los sueños de la gente cuando se llevan tus libros a la cama. Lo peor es que también te llevan al cuarto de baño.

¿Qué ha de tener para ti una historia perfecta (de los demás o tuya)?
Pues calidad en todos sus componentes. Debe tener una historia atractiva, un estilo sorprendente, ritmo… Algo que cuando lo termine piense “¿Por qué no lo habré escrito yo?”

¿Por qué escribir, en los tiempos que corren, y no dedicarse a la política, por ejemplo?
Uy, si me dijeras a otra cosa, pero a la política, en los tiempos que corren, sería mucho peor. Me dedico a lo que de verdad me gusta. Si fuera otra cosa la que me hiciera disfrutar, seguro que trabajaría en ello.

La breve biografía que encuentro en la solapa interior de Conexo me hace pensar que sientes una cierta predilección por el género juvenil (más aún si tenemos en cuenta que Conexo, tu nueva novela, es una novela juvenil). ¿A qué crees que es debido, a tu interés por conectar con los chicos de hoy en día o por complejo de Peter Pan (ojo: yo lo tengo y no lo oculto)?
Bueno, en realidad es casi una casualidad. Empecé trabajando en series juveniles y he seguido con esa carrera en formato de novela. Pero en realidad me interesan todo tipo de historias para todo tipo de públicos. He hecho muchas más cosas de las que pone en la solapa, pero ahí se incluyen las que son similares a Conexo.

¿Qué libros leías cuando tenías la edad de los protagonistas de Conexo?
Rebeldes, La historia interminable… Los clásicos de aquella época.


© Sofía de Juan

¿Podrías hablarnos un poco de los referentes cinematográficos y bibliográficos más importantes que vamos a encontrar en Conexo?
Pues las novelas juveniles de misterio de Enid Blyton son el principal referente literario. Pandillas investigadoras que resuelven los casos sin necesidad de que haya adultos por el medio. En cine todo resuena a las pelis de los 90 en las que los protagonistas también eran jóvenes envueltos en un misterio: The faculty, Destino Final…

Conexo es una novela muy actual, pero a la vez muy clásica. Me recuerda mucho, sobre todo, a aquellas películas familiares de los 80, esas historias que ya apenas abundan. ¿Es algo intencionado o te salió así, sin más?
 Sí, Los Goonies es otro de los referentes, y también Super 8, que recuperaba ese espíritu. Ha sido algo intencionado.

¿Te sientes identificado con alguno de los chicos de Conexo?
Tengo un poco de todos, aunque el que mejor me cae es Gabi.

¿Te gustaría que Conexo se convirtiera en una película o en una serie de televisión?
¡Claro! Pero esas cosas son difíciles y van muy despacio. De momento estoy encantado con que sea una novela.

¿Y qué me dices de una segunda parte para esta historia? ¿Lo consideras posible?
No. Conexo es un libro cerrado, con un final conclusivo.

¿Qué nuevos proyectos literarios tienes entre manos?
Pues en un par de meses sale a la venta un libro de escritura creativa, con el sello Oniro del grupo Planeta.

¡Eso suena muy interesante! Espero tener pronto noticias de ese libro y de los muchos más que seguro que vas a publicar.
Muchas gracias, Carlos, por tu tiempo, tus respuestas y tu foto. ¡Mucho éxito con Conexo!



Reseña de CONEXO, de Carlos García Miranda

Título: Conexo
Autor: Carlos García Miranda
Edita: Destino
Págs: 477
Precio: 15,95 € / 7,99 € (ebook)

Imagina que estás  estudiando en el instituto y el centro organiza un viaje de unos días a la nieve. Las cosas se complican durante el trayecto: algo terrible ocurre en el medio de transporte que te lleva a tu destino. Sobrevives, pero acabas con gente que igual no conoces bien, o que ni te cae bien ¡en un mundo que no es el tuyo pero que se parece demasiado al tuyo! No imagines más porque este es el punto de partida de Conexo, la novela de Carlos García Miranda de la que a continuación os hablaré.
El tren que va de Conexo a las montañas nevadas descarrila en mitad de un túnel. Solo algunos de los estudiantes que iban a pasar unos días a la nieva, en concreto, Ana, Sam, Eva, Noel, Sabina y Gabi, se salvan. Tras conseguir sobrevivir una noche a las traicioneras montañas, los chicos consiguen llegar a Conexo. Curiosamente, en el pueblo nadie parece echarles de menos. Pronto los chicos descubren que es porque en el lugar hay unos tipos idénticos a ellos, ¡y se supone que ha pasado un año del accidente de tren! ¿Qué está pasando en realidad? ¿Conseguirán recuperar los chicos sus vidas? ¿Qué misterio guarda Conexo?
Ana es una pija inaguantable; Sam, el chico deportista con otras aspiraciones en la vida aparte de las deportivas; Noel y Eva son los amigos de la infancia con gustos alternativos (los bichos raros del colegio); Sabina, la chica nueva que intenta encontrar su sitio en el instituto y Gabi es el repetidor rebelde que se las sabe todas. Los seis han sobrevivido a un horrible accidente de tren y tienen que conseguir volver sanos y salvos a casa (sin matarse entre ellos en el intento). La montaña empieza indicándoles que las cosas no están del todo bien; pero será cuando lleguen a Conexo cuando descubran que hay otros chicos iguales que ellos y un gran misterio por resolver. La aventura está garantizada.
Los que me conozcáis un poco ya sabréis que me encantan los libros de aventuras juveniles. Libros con personajes bien perfilados (ni buenos ni malos: simplemente: humanos) con relaciones complejas entre ellos; un ritmo in crescendo; una buena cantidad de sucesos impredecibles; su buena dosis de fantasía y/o ciencia ficción y, por supuesto, un final inesperado. Pues bien, Conexo tiene todo esto y mucho más. Entre sus páginas viven también las referencias cinematográficas, musicales y literarias de los niños de los ochenta, los adolescentes de los noventa y los jóvenes de hace menos tiempo. Como ejemplos citaré la saga de libros de El club de los cinco y las películas Donnie Darko, Destino Final y las series Twin Peaks y The Fringe. Esto hace que la historia no solo llegue a los nuevos jóvenes, para los cuales también encontramos referencias en el libro (forma de hablar, de vestirse, música actual, etc), sino también para todos aquellos que hemos pasado los treinta y tenemos ganas de una buena y emocionante lectura que nos haga viajar a nuestra propia adolescencia.
Conexo, como acabo de decir, bebe de muchas fuentes pero, y lo que es más importante, sin acabar de parecerse a ninguna de ellas. Y, sobre todo, siendo consciente de ello. Prueba de esto que os cuento es la buena cantidad de veces que los personajes dicen “esto me recuerda a tal película” o “esto me recuerda a esta serie”. Es, en definitiva, algo nuevo construido con los mejores ingredientes de otras obras.
La historia, además, tiene un ritmo muy cinematográfico: mientras la lees, te imaginas cómo quedaría todo en una serie o en una película.
Y un poquito de amor, por supuesto. Una buena historia juvenil de corte clásico siempre ha de tener una o varias historias románticas. En este caso, he de decir, que no se trata de historias empalagosas, y que el peso que se les da a las mismas (pues son varias) es el adecuado para no obstaculizar el ritmo de la trama principal.
Conexo, en definitiva, es una novela de aventuras juvenil de una gran calidad tanto literaria como a nivel de trama y subtramas; una historia adictiva que atrapará a los amantes de la buena ciencia ficción de principio a fin. Así que, amigos, os recomiendo que subáis todos al tren de Conexo y a ver hasta donde os lleva la máquina. Estoy segura de que lo que encontréis en el misterioso túnel y más allá de las montañas os asombrará muy gratamente.
Cristina Monteoliva

sábado, 14 de marzo de 2015

Escritores que escriben a mano (VII): LUIS MARTÍNEZ SEMPER

Seguimos con la sección dedicada a los escritores que escriben a mano sus manuscritos. Esta vez el invitado es Luis Martínez Semper, quien tan amablemente ha contestado a mis preguntas y ha proporcionado las fotos que ilustrarán este artículo.

A Luis lo conocí en mi etapa como malvada directora de la web de recomendaciones literarias La Biblioteca Imaginaria. Ya sabéis: él colaboraba con reseñas y yo le daba de vez en cuando con el látigo (metafóricamente hablando). Bueno, no, es broma. Luis era un estupendo reseñista que no me dio nunca quebraderos de cabeza (pero yo sí que era malvada).
Tras este breve inciso, os cuento que Martínez Semper tiene publicado un libro de poemas titulado La dulce mentira de la realidad y algún relato olvidado (esto último, por supuesto, lo añade él)... Actualmente, Luis está enfrascado en una novela de tinte fantástico, cambiando radicalmente de tercio.
Luis se dedica a la creación literaria desde que aprendió a escribir prácticamente. Siempre le ha gustado inventar rimas, historias, pensamientos...
Cuando no escribe, nuestro autor trabaja como profesor de ofimática en un curso para desempleados. Aparte de eso, también colabora realizando análisis y artículos en el mundo de los videojuegos para Juegosdb, así como reseñas de libros en Hello Friki.
Luis prefiere el papel a la pantalla del ordenador para sus primeros borradores porque le permite escribir en el momento preciso lo que le viene a la mente. A nuestro autor le gusta tener a mano papel y bolígrafo. Soy un apasionado de las libretas, las cuartillas, los folios..., afirma.  Me gusta el placer de realizar esbozos a mano, a veces incluso algún pequeño dibujo (dibujo fatal, pero en mi mente aparece como algo descrito al detalle). Luego me siento en mi ordenador y le doy forma al primer esbozo, ampliando datos, descripciones, trama...
Con respecto al tipo de papel que utiliza, Luis me cuenta que la elección depende de lo que tenga a mano. Como ya sabemos, porque se ha comentado antes, a nuestro autor le encantan los artículos de papelería, estrenar una libreta, un bolígrafo, etc. Pero hay veces en las que no tiene a mano libretas y utiliza folios, trozos de papel, etc...
Le pregunto si prefiere el bolígrafo o la pluma y Luis me dice que un bolígrafo cómodo que se deslice bien sobre el papel. La pluma también le gusta, pero no se ha decidido todavía a agenciarse una.
Nuestro escritor intenta escribir a diario, aunque últimamente, por circunstancias de la vida, tiene muy poco tiempo libre. Aun así, siempre lleva encima una pequeña libreta en la cual apunta ideas. Hay veces también que está trabajando con el ordenador, preparando clases o realizando alguna tarea, y se le viene algún flash, del cual hago acopio en una nota de texto, documento, etc. y se lo manda por correo para tenerlo a mano.
El sitio más raro donde ha escrito a mano es una servilleta de una cervecería, una noche de un viernes, escribiendo una especie de himno a la amistad con varios amigos.

Con respeto a lo que vemos escrito de su puño y letra en la foto anterior y las fotocopias, Luis me dice que es su proyecto de novela y que no quiere desvelar mucho para intentar sorprender en el caso de que pueda publicarla; pero, como podemos ver en la foto, se he documentado sobre la historia de la estación del Norte de Valencia, la Lonja. La trama de la historia sucede en la capital del Turia cuando Alberto, el protagonista, despierta un día y comienza a ver cosas que le dejan descolocado, empezando por un despido en el trabajo y el ser buscado por la policía por un encuentro fortuito con un hombre del que no sabe nada, pero que le ha dado el aviso de que no crea que lo correcto pueda ser obligatoriamente correcto... Y hasta aquí puedo leer, ya que todo da un gran giro que incluye cambios de plano astral y otras cosillas interesantes...
Luis tiene un blog que lleva un tiempo sin actualizar:
www.dulcementira.blogia.com Quiere volver a seguir compartiendo mi día a día en el mismo, pero será cuando el tiempo le de una tregua.
¡Pues esperamos que eso sea pronto, Luis! Mientras tanto, ¡a seguir escribiendo y muchas gracias por tu colaboración!

jueves, 12 de marzo de 2015

Reseña de ANTES DE LAS JIRAFAS, de Matías Candeira

Título: Antes delas jirafas
Autor: Matías Candeira
Edita: Páginas de Espuma
Páginas: 144
Precio: 15 €

Es difícil encontrar un buen título para un libro. Los mejores siempre parecen haber sido utilizados antes. Los peores solo sirven para que los lectores huyan de tu libro como de un brote de ébola. El título, además, ha de resultarte significativo a ti mismo, como autor de la obra. Pero si es que además es un poco inquietante, mejor que mejor. En esto y otras cosas pienso tras la lectura de Antes de las jirafas, el libro de Matías Candeira del que os vengo a hablar en esta ocasión.
Antes de las jirafas es un volumen compuesto por un total de dieciséis relatos de extensión variable, si bien predominan los más largos sobre aquellos más breves.
La temática del libro es variada, si bien podría decirse que todos los cuentos tienen lugar en un mismo universo en el que nuestras leyes terrenales no son válidas. Se trata, pues, de un mundo surrealista a nuestros ojos. Un lugar en el que el realismo mágico gana la batalla a la sobria realidad que conocemos, y el sentido del humor más negro, a la seriedad de otros mundos.
No hay una voz narrativa que predomine sobre la otra: tanto la tercera como la primera se alternan en estos cuentos de forma acertada. Dicen que el uso de la primera persona es siempre menos preciso, menos fiable, más difuso. En este caso, ya que los relatos pertenecen a un mundo tan distinto al nuestro, un mundo que nos puede parecer un tanto distorsionado, tanto una voz como la otra me parecen igualmente válidas y acertadas.
He dicho antes que la temática es variada, y lo mantengo; si bien está claro que algunos relatos pueden agruparse por los puntos en común que comparten. Así, vemos que la figura del padre y la importancia de la familia son muy importantes en cuentos como El extraño, Unos ojos vacíos, Una voz en el umbral y Exploradores. 
Hay terribles asesinos entre estas páginas. Algunos están atormentados; otros, no. Los conoceremos en cuentos como Jimmy, Manhattan pulp, Asalto 99 y Noche de bodas.
También encontraremos dentro de este libros monstruos (de los que tienen pelo y formas extrañas) de todo tipo, sobre todo en cuentos como El extraño, Manhattan pulp, Ese señor de ahí, La estirpe amarilla, Fractura.
Matías Candeira también gusta de viajes, tanto por el espacio como por el tiempo. De ello damos cuenta en relatos como ¿Qué tal, cariño?, La dimensión del ojo, Noche de bodas, Nuestro futuro. Pero si hay un lugar que le gusta a este joven autor es moverse por una América imaginaria, como vemos en relatos como Jimmy y Manhattan pulp, entre otros.
Hay momentos en los que el universo de Candeira dista aún más del nuestro, llegando a poder pensar el lector que se encuentra dentro de un sueño o una pesadilla. Este sería el caso de cuentos como La noche repetida y Revolución.
¿Hay más temas en este libro? Sí, claro. Tantos como lectores se enfrenten a sus páginas. Así que probablemente, si te decidas por este volumen, encuentres muchos más que yo.
¿Y qué pasa al final con las jirafas? ¿Aparecen en algún relato? ¿A qué se debe el título del libro? Pues la verdad es que no sé qué contestar a estas preguntas que yo misma me planteo. Desde luego, yo no he encontrado ninguna referencia en el libro. Eso sí, el título lo encuentro acertadísimo por enigmático. Puedes pasarte horas pensando qué quería decir el autor sin acertar sus intenciones. Lo dicho: todo un acierto.
Hoy en día, con tanta competencia en las librerías, tanto virtuales como físicas, un buen libro puede hacer mucho por una obra. Aunque no es todo. Tras ese buen nombre ha de haber, en efecto, un buen ensayo, libro de relatos, novela, poemario, etc, que lo avale. En este sentido, Antes de las jirafas no decepciona, pues tan bueno es el título del volumen como los relatos que este contiene. ¿Te atreves a comprobarlo por ti mismo?
Cristina Monteoliva

miércoles, 11 de marzo de 2015

Escritores que escriben a mano (VI): RAFAEL VARGAS FIGUEROA



El espacio dedicado a los escritores que aún escriben a mano sus borradores literarios está hoy dedicado a Rafael Vargas Figueroa, quien amablemente me ha proporcionado sus fotos personales, además de contestar a la serie de preguntas que me ha ayudado a elaborar este artículo.


       Rafael Vargas Figueroa escribe desde los dieciséis años, aproximadamente. Actualmente, trabaja como comercial de los medios de comunicación.
          Vargas Figueroa prefiere el papel porque es más rápido, directo y fluido. Normalmente, escribe en folios sueltos, a bolígrafo. No escribe a diario, pero cuando lo hace, es sobre una mesa de trabajo.
                  En las siguientes fotos, las de sus escritos,  podéis ver unos cuentos griegos:


lunes, 9 de marzo de 2015

Reseña de VILMA TIENE UN SON, de Rocío Primo de Rivera

Título: Vilma tiene un son
Autora: Rocío Primo de Rivera
Publica: La Esfera de los Libros
Páginas: 336
Precio: 19 € / 6,99 € (ebook)

La literatura y la música, al igual que la literatura y la pintura, están para mí, muy relacionadas. De esta forma, para mis novelas favoritas elijo imágenes evocadoras y canciones que refuercen el texto. A veces las imágenes vienen dadas como ilustraciones seleccionadas por la editorial que edita la historia. Las canciones de la banda sonora también pueden venir impuestas hoy en día. Este sería el caso de Vilma tiene un son, la novela de Rocío Prima de Rivera tan relacionada con el mundo de la música.
Vilma tiene treinta y cuatro años, un buen número de buenos amigos, un novio con mucho éxito en los negocios y un gran sentido del ritmo. Aunque tiene estudios y energía de sobra, nunca se ha preocupado por buscar un trabajo en serio. Al fin y al cabo, el dinero que le dan sus acaudalados padres para pasar el mes siempre le ha resultado el suficiente. Pero, ¿qué pasará cuando sus padres decidan cortarle el grifo? ¿Cómo se las apañará Vilma sola en Madrid? ¿Logrará Vilma encontrar su lugar en el mundo? ¿Estará en ese lugar su novio, Alfonso, o habrá alguien más?
Vilma es una chica cosmopolita, alegre, tremendamente optimista. A pesar de haber sido criada entre algodones por su niñera cubana Romelia, y de haber vivido con gran holgura toda su vida, Vilma conoce perfectamente los problemas por los que pasan los españoles. Problemas por los que pronto puede que haya de pasar, ya que sus padres han decidido no seguir manteniendo su tren de vida de ninguna manera.
Por un lado, por tanto, tenemos a la Vilma empática y reflexiva que ha de buscar su nuevo lugar en el mundo; por otro, a la mujer que no se aclara del todo con el amor. Vilma sale con Alfonso, un chico rico y de gran éxito con los negocios al que conoce de toda la vida. Alfonso es un buen muchacho, pero las cosas no van del todo bien entre ellos. Pronto aparece un tercero en discordia, alguien muy diferente a Alfonso con mucho en común con Vilma. Vilma no solo tendrá que decidir qué tipo de vida quiere vivir, sino también con quién ha de vivirla.
Vilma tiene un son es una novela romántica actual con una extensa y variada banda sonora. Las páginas de este libro están plagadas de canciones, de sus letras, de la esencia de las mismas. Esto se debe al gran amor que tiene por la música Vilma, su protagonista. De hecho, el título de la obra se debe al ritmo con el que la chica hace todo en la vida.
La música no es el único ingrediente de la obra. Hay otros. Entre ellos, los inventos tecnológicos, ficticios o reales, creados por uno de los mejores amigos de Vilma. Una verdadera maravilla, especialmente para los que tenemos gustos, digamos, más científicos.
Puede decirse que Vilma tiene un son es, fundamentalmente, una novela tremendamente amable, especialmente indicada para aquellos lectores que prefieren dejar los grandes contratiempos para el mundo real. Esto no quiere decir que no haya algún momento de tensión en la trama. Tampoco que no resulten sorprendentes, por totalmente inesperados.
Vilma tiene un son, en definitiva, es una novela alegre y optimista especialmente recomendada para los amantes de las obras amables, divertidas y actuales que, además, inviten de vez en cuando a la reflexión. Una historia con una gran banda sonora y un mensaje positivo oculto entre sus páginas. Y, por supuesto, mucho ritmo. ¿Te atreves a comprobarlo?
Cristina Monteoliva

sábado, 7 de marzo de 2015

Reseña de LOS POLÍGLOTAS, de William Gerhardie

Título: Los políglotas
Autor: William Gerhardie
Traducción: Martín Schifino
Edita: Impedimenta
Páginas: 384
Precio: 22,75 €

¿Qué pasa con los soldados después de la guerra? Muchos vuelven a casa, a las vidas que dejaron por culpa de la contienda. Otros buscarán fortuna en lugares que no les recuerde en absoluto al pasado. Y luego están los que se queden en el ejército; pero, ¿haciendo qué en tiempo de paz? ¿Son en realidad necesarios como funcionarios del estado? ¿Hasta qué punto su nueva posición militar puede ser beneficiosa para, digamos, algunos de sus familiares? Este es uno de los puntos de partida de  Los políglotas, la novela de William Gerhardie de la que hoy os vengo a hablar.
Tras el fin de la Primera Guerra Mundial, George Diabologh, se queda en el ejército llevando a cabo una serie de tareas tan poco útiles como entretenidas. Mientras desempeña estas labores, George viaja a Japón para visitar a los Vanderflint, sus parientes belgas, desplazados a oriente desde el comienzo de la contienda. George queda pronto prendado de Sylvia, su prima, con la que espera casarse algún día. La tía Teresa, sin embargo, no quiere casar a su hija con su sobrino. Ella tiene otros planes. Entre ellos, conseguir más dinero de su hermano Lucy y volver a Europa con toda la familia. ¿Qué aventuras tendrán que vivir todos hasta conseguir este objetivo?
Perdonad, queridos lectores, si mi anterior sinopsis no es especialmente brillante. Me resulta bastante complicado intentar sintetizar una trama tan rica y compleja como la de este libro en un solo párrafo. Así que dejadme que me vaya explicando mejor en los sucesivos párrafos.
Como decía antes, por un lado tenemos a George, un joven bastante pícaro que se entretiene como puede en su nuevo puesto de funcionario en el ejército. George es el narrador, todo lo vemos a través de su voz y su (agudo, divertido, brillante) criterio; aunque no puede decirse que sea precisamente el protagonista pues esta es una novela coral en la que George desempeña un papel importante, pero no siempre el mejor.
¿Quiénes le quitan importancia a George en la trama? Los Vanderflint, sin duda. Sobre todo la absorbente tía Teresa, la matriarca del clan. Ella decidió que la familia tenía que irse a oriente, y ahora decide que todos tienen que volver como sea a occidente. Un personaje con luces y sombras de lo más interesante.
Por otro lado tenemos al tío Emmanuel, tan aficionado a las prostitutas y a guardar las apariencias en casa. ¿Es solo un títere en las manos de su mujer o tal vez tenga más fuerza de lo que parece?
La familia la completa la dulce e ingenua Sylvia, una muchacha bastante superficial que no puede evitar hacer lo que su madre le ordena, incluso cuando vaya en contra de su felicidad. ¿Cómo un chico tan tremendamente avispado como George se enamora de una chica así? Para mí, es un misterio. Aunque lo cierto es que la relación entre ambos primos da mucho juego en esta novela.
Los Vanderflint hacen mucho ruido en esta historia de idas y venidas, de disparates, de problemas familiares y situaciones increíbles. Pero no son los únicos. Les acompañan a todos ellos en esta aventura de ida y vuelta un sinfín de familiares y conocidos. De entre ellos yo destacaría al tío Lucy, pariente ruso venido a menos del que la tía Teresa espera siempre dinero; y la pequeña Nathasha, una niña muy lúcida que no dejará a nadie indiferente.
Los políglotas es una comedia no exenta de drama. Las situaciones divertidas se entremezclan con otras mucho más crudas que nos hablan de un mundo ya lejano pero tremendamente real. Un mundo de entreguerras, convulso y extraño. Un mundo de enfermedades que hoy en día no son tan graves. De pobreza, soledad, desesperanza.
Esta obra también podría encajarse dentro de lo que se denomina literatura de viajes, puesto que el hilo que une las distintas tramas de la historia es ese gran viaje de vuelta de los Vanderflint a la vieja Europa. Un viaje largo y pesaroso, por un lado; alegre y disparatado, por otro.
Los políglotas, en definitiva, es una novela rica tanto en estilo como en tramas que muestra al lector la cara oculta de una época que se nos antoja ya tan lejana. Amena, divertida, a la par que real y dramática. Una obra que los amantes de las buenas novelas del siglo XX no deberían perderse.
Cristina Monteoliva