lunes, 20 de octubre de 2014

Reseña: EL MAPA DEL CAOS, de Félix J. Palma

Título: El mapa del caos
Autor: Félix J. Palma
Edita: Plaza & Janés
Páginas: 672
Precio: 21,90 € / 12,99 € (Epub y Kindle)

¿Qué harías si se acercara el fin del mundo? ¿Eres de los que se sentaría en el sofá a esperarlo o de los que saldría a la calle en busca de una solución? ¿Y si te dijera que el fin del mundo puede evitarse gracias a un misterioso libro titulado El mapa del caos escrito por Félix J. Palma? ¿Qué no me crees? Deja que te cuente un poco acerca de él, a ver si te convenzo:
Una mujer joven vestida de negro, hace más de cien años. Las circunstancias la han obligado a volver a Nueva York junto a sus padres. Pasa el tiempo, pero la joven no se aclimata. Son demasiados recuerdos, demasiadas sensaciones: todo el amor que siente por su fallecido esposo. De pronto, un día, la joven descubre algo insólito en un espejo. Como si de una ventana a otro mundo se tratara, el objeto le muestra a sus antiguos amigos británicos reunidos en una casa, ¡y a su marido entre ellos! Y, lo que es más sorprendente: ¡todos ellos parecen verla también a ella! ¿Qué puede significar este hecho? ¿Acaso debe de tener la joven esperanzas? ¿Existe la posibilidad de alcanzar a su marido más allá de la muerte? ¿Estará la respuesta en El mapa del caos, el libro más codiciado del momento?
Toda sinopsis que un reseñista escribe de un libro es tan válida como la que pueda escribir otro reseñista, o cualquier persona que haya leído dicho libro. En muchas ocasiones, estos textos guardan muchas similitudes, llegando a ser tremendamente parecidos. De igual manera que afirmo esto también os digo que es probable que leas tantas sinopsis distintas de El mapa del caos como lectores distintos hay. ¿Por qué? Simplemente porque este es un libro lleno de posibilidades, de tramas y subtramas que se mezclan, de historias secundarias que se vuelven principales en un momento dado, fundiéndose todas al final de forma extraordinaria, y muchos vamos a intentar contaros lo suficiente como para convenceros de que esta es una gran historia de historias, esforzándonos a la vez por no arruinaros las grandes sorpresas que ofrece el volumen.
Después de tanto circunloquio, imagino que estaréis esperando que, aunque no desvele las claves del misterio, sí os cuente algo que os haga correr a la librería más cercana a por un ejemplar de El mapa del caos. Pues bien, comenzaré diciendo que El mapa del caos es el tercer libro de la trilogía victoriana de ciencia ficción de Félix J. Palma, aunque puede leerse de forma independiente ya que las alusiones a aventuras anteriores quedan perfectamente aclaradas en este volumen.
La acción principal (si es que se puede decir que hay una acción principal) tiene lugar en la Inglaterra victoriana, a finales del siglo XIX; una época de cambios que permitía soñar a los escritores con lo imposible. Uno de esos escritores fue H. G. Wells, considerado junto a Julio Verne uno de los padres de la ciencia ficción gracias a obras como La guerra de los mundos, La máquina del tiempo o El hombre invisible. H. G. Wells ha sido un personaje importante a lo largo de toda la saga victoriana de Félix J. Palma y, por su puesto, no podía faltar en El mapa del caos. Es más, en este libro, lo veremos en todas sus facetas posibles, cobrando cada vez más y más protagonismo. Junto a él, como siempre, estará Jane, más espléndida que nunca; en ocasiones muy superior a un esposo que ha ido (menos mal) ganando humanidad en cada libro.
Como también pasaba en los otros volúmenes, H. G. Wells no es el único escritor que protagoniza aventuras y desventuras a lo largo y ancho de las emocionantes páginas. Acompañan a Wells en esta ocasión Arthur Conan Doyle, el padre de Sherlock Holmes, y Lewis Carroll, el creador de Alicia en el país de las maravillas. Maravilloso me resulta precisamente verlos como personajes, tal y como los ha imaginado Félix J. Palma, quien no ahorra esfuerzos por hacerle saber al público los datos más interesantes de dichos escritores en el mundo real y en el imaginario.
Hablando de realidad, los que hayáis leído los otros libros de la trilogía ya habréis comprendido que es difícil descubrir qué es real y qué no lo es en la ficción de Félix J. Palma. Pero sí, se supone que hay una realidad más real que las otras, y para que sobreviva hay que hacerse con El mapa del caos, un libro que todos persiguen pero que pocos han llegado a ver. El misterio se resolverá al final, como suele suceder en todos los grandes libros. Aunque, ¿llegarán a tiempo los personajes?
Perdonad si mi reseña os está resultando precisamente un caos, pero me es complicado ordenar tanto pensamiento pululando por mi mente. Dejad que ahora os cuente algo más sobre algunos de los atractivos y bien perfilados personajes, empezando por Cornelius Clayton, el agente de la División Especial de Scotland Yard que tiene por mano una prótesis de madera y metal. Cornelius está enamorado de Valerie Bompard, una bella aristócrata viuda tan misteriosa como peligrosa. Juntos vivirán una historia de corte gótico que va a encantar a todos los aficionados al género. Luego tenemos al millonario Gilliam Murray, ahora conocido como Montgomery Gilmore (fingió su muerte para eludir serios problemas) y a su encantadora prometida, Emma Harlow. Si bien la historia de amor de Wells y Jane es muy importante en este libro, encontraréis que la de Gilliam y Emma es la más romántica de todas, pues ha de salvar un terrible obstáculo: la muerte. Luego tenemos a El hombre invisible, un aguafiestas de cuidado que lo mismo se cuela en una interesante sesión de espiritismo que intenta matar a los buenos de la película con malas artes. Y, por supuesto, al singular narrador que nos ha acompañado a lo largo de la trilogía, un ser de prosa fluida y atrayente, tan habilidoso a la hora de describirnos todo lo que pasa como sensible y divertido, ¡todo un personaje!
Acabo de contaros que Cornelius Clayton y Valerie Bompard protagonizaban una subtrama de corte gótico. Pues bien, aunque el steampunk está muy presente en esta obra de ciencia ficción, he de indicaros que el libro comienza con una historia que roza el steampunk más extremo, precisamente una deliciosa pieza (tanto por su trama como por lo bien escrita que está) que creo que encantará tanto a los conozcáis el mundillo como a los que tengáis noticias del mismo por primera vez.
Otro factor a tener en cuenta es la gran cantidad de elementos que nos hacen sumergirnos en la época victoriana, sobre todo en la alta sociedad: las reuniones de amigos, las lecturas del momento, las sesiones de espiritismo, los primeros automóviles… No hay detalle que se le escape a Félix J. Palma, lo que hace de esta lectura un genial viaje en el tiempo y en el espacio.
Por si todo esto no fuera suficiente, el volumen incluye tres fabulosas ilustraciones en blanco y negro de Claudio Sánchez Viveros, una al comienzo de cada parte (el volumen consta de tres). ¿Alguien da más?
Hace seis años, en 2008, Félix J. Palma ganó el Premio Ateneo de Sevilla con su novela El mapa del tiempo, una obra que prácticamente devoré en cuanto cayó en mis manos. No era para menos, amigos. La novela, un compendio de emocionantes historias que convergían de forma extraordinaria, estaba escrita de forma magnífica, imposible no quedarme atrapada entre sus páginas. Y no solo yo tuve esa sensación, no. Montones y montones de lectores a lo largo y ancho de España se dejaron cautivar por las aventuras de sus personajes, de tal manera que pronto la novela cruzó las fronteras, dispuesta a triunfar por todo el mundo.
Luego, años más tarde, llegó la segunda parte, El mapa del cielo, una obra igual de imaginativa que nos invitaba a seguir soñando con mundos imposibles donde todo podía pasar.
Y por fin llegamos al final de lo que empezó siendo un solo libro y se ha convertido en toda una trilogía victoriana de ciencia ficción. Ese final viene de la mano de El mapa del caos, un libro que he leído con gran ilusión, aún a sabiendas que al terminar la lectura me embargaría la tristeza. ¿Por qué? ¡Pues precisamente porque esto se acaba y yo lo que quiero son más y más aventuras de H. G. Wells, Jane y los escritores victorianos! Y os lo advierto, queridos amigos, tanto si leéis toda la trilogía, como este solo libro en concreto, ¡acabaréis igual que yo! Pero, ¿acaso no es precisamente eso lo mejor que te puede pasar con un libro, que su lectura se tan buena que te de pena que se acabe? ¿Y a qué esperas para comprobarlo? Porque, ¿y si el fin del mundo se acerca de verdad y la clave para evitarlo está precisamente en El mapa del caos? ¡Rápido, insensatos, corred a por vuestro ejemplar!
Cristina Monteoliva

No hay comentarios:

Publicar un comentario