martes, 2 de septiembre de 2014

Reseña: CÓMO NO ESCRIBIR UNA NOVELA, de Howard Mittelmark y Sandra Newman

Título: Cómo no escribir una novela
Autores: Howard Mittelmark y Sandra Newman
Traducción: Daniel Royo
Edita: Seix Barral
Págs: 311
Precio: 18 € / 12,99 € versión epub

Has consumido libros de narrativa literaria hasta cansarte la vista. Has comprado manuales de escritura creativa que has leído detenidamente. Has hecho un cursillo rápido por internet que te ha hecho creer que escribes como todo un profesional. Aun así, hay algo en tu interior que te dice que las cosas no van realmente bien con tus escritos. ¿Por qué? Porque hasta ahora todo el mundo te ha dado consejos sobre qué hacer, pero nadie te ha indicado qué es lo que no debes hacer, de forma que tus textos están llenos de errores que no sabes identificar. ¿Nadie? Miento: Howard Mittelmark y Sandra Newman sí que lo hacen muy claramente en Cómo no escribir una novela, un manual de escritura sin desperdicio del que te hablaré a continuación.
Para avanzar en tu carrera de escritor, tan útiles como los ejemplos de lo que hay que hacer van a ser aquellos que te indiquen lo que no debes realizar. Esta es, básicamente, la filosofía de Cómo no escribir una novela, una obra que nace tras años de experiencia, tanto como escritores como de lectores de textos de otros autores de forma profesional, de Howard Mittelmark y Sandra Newman.
El manual cuenta con un total de doscientos errores típicos ilustrados con textos escritos para la ocasión (supuestos extractos de novelas) por los autores del libro. Los textos son tan tremendamente exagerados que sería muy difícil que alguien no llegara a darse cuenta de lo que quieren resaltar Mittelmark y Newman en ellos. Aun así, generalmente tras los mismos Howard y Sandra explican brevemente exactamente qué es lo que está mal y por qué.
Estos doscientos antiejemplos de los que os hablo no aparecen de forma arbitraria, sino que se encuadran dentro de sus respectivas partes y subpartes. Los títulos de las partes son: La trama; Los personajes; El estilo: ideas básicas; El estilo: el punto de vista y la voz narrativa; Los mundos de las malas novelas (aclaro que tiene que ver con la acción, la documentación histórica y los temas); Efectos especiales y enfoques novedosos. No lo intentéis en casa (muy útil para los cientos de miles de autores que de pronto se han animado a escribir novela erótica, por ejemplo) y Cómo no venderle un libro a una editorial.
Hablando de estilo, he de decir, sobre todo para aquellos que huyáis de los manuales escritos de forma monótona y aburrida, que el tono imperante (tanto en los textos inventados como en los consejos de los autores) es el irónico, llegando a convertirse muchas veces en sarcástico. Me pongo en la posición de los autores y pienso que después de toparse con todas las barbaridades escritas en textos ajenos a lo largo de su carrera no les queda otro remedio que tomarse las cosas con cierto sentido del humor. También creo que es porque saben que con unas buenas risas a todos se nos quedarán mejor los datos grabados en la cabeza. (Y porque a veces es mejor reír por no llorar, para qué vamos a engañarnos).
¿Existen consejos discutibles en este libro? Sí, pero solo si piensas en la narrativa literaria. Me explico: este libro está enfocado para escritores noveles (o no tanto) que se dedican a la narrativa de género. En la narrativa literaria a veces puedes romper las normas, siempre que sepas cómo hacerlo para crear algo realmente bueno, y, más importante, siempre que conozcas primero esas normas.
Otro punto a tener en cuenta es que estos autores hablan de los fallos que serían imperdonables desde el punto de vista de una editorial, digamos, bastante seria. En la práctica, al menos en España, encontramos montones de libros publicados donde los errores campan a sus anchas. No hagas caso de eso. Si lo que quieres es escribir bien de verdad para ello no te queda más remedio que aprender todas las normas y seguirlas religiosamente. Si lo que deseas, sin embargo, es solo vender libros, sin preocuparse por otros aspectos, desde luego, no leas este libro.
Para terminar, os diré que este manual me resulta tan útil e interesante que lo he leído dos veces antes de decidirme a escribir una reseña. No descarto revisarlo de cabo a rabo, lápiz amarillo para subrayar en mano, también una tercera y una cuarta. Son muchos los ejemplos de lo que no hay que hacer, muchos los conocimientos que aporta a los escritores con dudas o sin ellas (porque tú que vives tan confiado puede que también estés cayendo en errores imperdonables). Así que sí, amigos: os recomiendo encarecidamente que si queréis mejorar vuestros textos, os hagáis ya con un ejemplar de Cómo no escribir una novela. ¡Ahora mismo!
Cristina Monteoliva

No hay comentarios:

Publicar un comentario