viernes, 9 de mayo de 2014

¡APRENDE A ESCRIBIR! (I)

En este especial de nombre ¡APRENDE A ESCRIBIR! (I) vas a encontrar los siguientes artículos:

-                    * Ser escritor

-                    *Aprende a escribir: lo que puedes hacer.

-                    *Reseña de ESCRIBIR. MANUAL DE TÉCNICAS NARRATIVAS.

-                    * Reseña de ESCRIBIR FICCIÓN.








SER ESCRITOR

A mí siempre me han gustado las historias. Cuando era pequeña, me dormía escuchando la Cenicienta, la Bella Durmiente, Caperucita... Más tarde, cuando aprendí a leer, conocí las aventuras de Heidi, de un niño que vivía en una lata que se llamaba Konrad, de otro de nombre James que viajaba en un melocotón gigante, y de un montón de personajes más.  
El caso es que cuantas más historias conocía, historias habladas, escritas o vistas en la televisión, más historias nuevas se creaban en mi cabeza y más ganas tenía de que, por decirlo de cierta forma, se hicieran realidad. Por eso, desde muy pequeña, empecé a escribir mis propias historietas, cuentos y novelitas que dejaba que mis amigos leyeran.
Creo que a mucha gente le habrá pasado lo mismo. La diferencia entre los escritores y el resto de la gente que escribía cuentos en la infancia es que los escritores (de ficción, en este caso) siguen haciéndolo hasta el día en el que se dan cuenta de que quieren que lo que teclean en la pantalla del ordenador llegue no sólo a la familia y los amigos, sino también a gente que igual no vas a conocer nunca. Gente que va a pasar un buen rato con tu historia, que va a vivir aventuras mientras lee o que incluso va a ver el mundo de otra manera después de llegar al final y cerrar el libro.
El querer que lo que escribes se convierta en un libro, sin embargo, no es suficiente. Para ser escritor de ficción, por ejemplo, tienes que tener más cosas:  
-                    Mucha imaginación, para poder crear historias originales que gusten a los lectores, inventarte mundos, describir bien a tus personajes…
-                    Capacidad de observación, ya que muchas cosas de las que se escriben provienen del mundo real: descripciones de ciudades, conversaciones que se escuchan en el autobús, hechos históricos, etc. De hecho, la mayoría de lo que se escribe proviene de una idea que te ha venido de fuera de tu cabeza, no de dentro.
-                    Paciencia, porque el de escritor es un trabajo un tanto solitario y a veces te puedes atascar en un capítulo y te llegas a desesperar. También porque lo que escribas lo vas a tener que revisar muchas veces hasta que quede bien.
-                    Disciplina. Esto es como cuando te pones a estudiar para aprobar una asignatura: si no le echas un buen rato cada día, no te va a salir bien, o no te va a salir nada. Hay que insistir y no parar.
-                    El conocimiento de ciertas normas.  Como, por ejemplo, la gramática y la ortografía española; pero también otro tipo de reglas que harán que tu cuento o novela quede bien escrita desde todos los aspectos posibles.
Imagino que todo esto estará sonando un tanto aburrido, pero yo os lo tengo que contar porque hay mucha gente que cree con sólo tener imaginación y cierto ingenio, y con ponerse a escribir, está todo hecho, y no es así. Escribir es un oficio, y como tal hay que tomárselo, de ahí que las cosas no se puedan hacer, por así decirlo, a lo loco.

¿Significa esto que los escritores nos aburrimos cuando escribimos? ¡Qué va, todo lo contrario! A pesar de las normas que hay que seguir, la paciencia y la disciplina, los escritores nos divertimos muchísimo mientras tecleamos en el ordenador o llenamos libretas con escenas para nuestros cuentos o novelas. Si no tuviéramos esa ilusión y no nos lo pasáramos bien, no lo haríamos. Sobre todo porque en España es muy complicado vivir solamente escribiendo. Si eres famoso, a lo mejor sí, pero la mayoría de los escritores tenemos que tener otros trabajos. Así que si tienes ganas de aprender a escribir y llegar un día a ser escritor o escritora, ¡adelante! 

APRENDER A ESCRIBIR: LO QUE PUEDES HACER

Siento comunicarte que si quieres ser escritor de ficción, tienes un largo camino que recorrer antes de conseguirlo. Y no me refiero a la lucha que mantendrás con los concursos, las revistas o las editoriales. (Todo eso llegará al final del proceso). Antes, mucho antes, tendrás que aprender el oficio.
Aparte de leer libros de gramática y ortografía y estar al tanto del cambio de sus normas, ¿qué más puedes hacer para aprender a escribir correctamente? Empieza leyendo mucho. Leyendo hasta que acabes tan loco como Don Quijote. Muchos te dirán que te centres en obras catalogadas por los entendidos como de alto valor literario. Sí, hazlo. Pero si te apetece leer otro tipo de libros de ficción, no te cortes. Incluso puedes atreverte con libros que todo el mundo dice que son malos. Mi teoría es que se aprende tanto de lo bueno como de lo malo, siempre que tengas una mente observadora y analítica. Si lees de esta forma, diseccionando lo escrito a la vez que pasas un buen rato con la lectura, te darás cuenta de lo que está bien y de lo que está mal, de las técnicas utilizadas, de por qué una obra funciona y otra no. Conforme vayas leyendo, además, tu propia voz narrativa se irá nutriendo de matices diferentes. Y llegará el día en el que te pongas a escribir y todo fluya.
O puede que no. Puede que aunque leas mucho, no llegues a entenderlo todo. Tendrás tu propia voz narrativa, eso puede que sí, pero igual no sabes utilizar bien todas las técnicas. Igual tus personajes son demasiado planos, o tus narradores no tienen fuerza. Quizá no mides bien el tiempo, o el ritmo. ¿Qué puedes hacer entonces? Fundamentalmente, se me ocurren dos cosas:
-                    Adquirir uno o varios manuales de técnicas narrativas, y seguirlos punto por punto.
-                    Apuntarte a un curso de escritura creativa on line o presencial donde profesores expertos te guíen hasta el final.

Las dos opciones me parecen igualmente válidas, aunque hoy sólo voy a hablaros de algunos de los manuales de escritura creativa que tengo en mi poder. Atentos a las reseñas a continuación: 

Reseña: ESCRIBIR. MANUAL DE TÉCNICAS NARRATIVAS, de Enrique Páez

Título: Escribir. Manual de técnicas narrativas
Autor: Enrique Páez
Editorial: SM
Págs: 434
Precio: 28,90 €

Como en España existe la arraigada creencia de que para aprender a escribir prácticamente tiene que bajar de Los Cielos la Virgen María para iluminarte, no se puede decir que existan muchas obras que hagan a los principiantes adentrarse en el mundo narrativo-creativo desde los mismos inicios de la escritura de manera amena y positiva. Es por ello por lo que tan feliz me sentí hace ya unos cuantos años cuando me topé con Escribir. Manual de técnicas narrativas, de Enrique Páez, en unos grandes almacenes.
Por aquel entonces yo ya conocía algunos de mis defectos como escritora novel y, a falta de curso de escritura creativa en Granada que satisficiera mis necesidades de aprendizaje, buscaba un libro que me ayudara a corregirme. Escribir. Manual de técnicas narrativas no sólo me ayudó con aquellos asuntillos míos, sino que me hizo profundizar, y mucho, en el mundo de la escritura, incluso llegando a descubrir aspectos que hasta entonces yo no había notado.
¿Por qué creo que Escribir. Manual de técnicas narrativas es un libro que todo el que quiera iniciarse en la escritura debería leer? Fundamentalmente porque es un libro muy bien escrito y muy completo, en todos los aspectos. Consta de 65 capítulos que van desde el cómo y cuándo ponerse a escribir, esas primeras chispas creativas, hasta la publicación de la primera y la segunda obra, para aquellos que quieran dedicarse profesionalmente a la escritura. Por en medio, un buen montón de páginas nos hablan de recursos literarios variados, la construcción de la historia, los distintos géneros literarios, el momento de la escritura y la ardua tarea (tanto como necesaria) de la corrección.
Imagino que muchos leerán el párrafo anterior y pensarán “bueno, eso también lo puedo encontrar en otros libros”. Estamos de acuerdo. Lo que pasa es que Enrique Páez, además de ofrecer su experiencia como profesor de cursos de escritura narrativa y escritor en cada capítulo y su cercanía a la hora de tratar cada aspecto, aporta en cada una de estas secciones otros subapartados que harán que te pongas en marcha enseguida: sugerencias, ejemplos sacados de obras literarias, claves para interpretar las lecturas, títulos de lecturas recomendadas, bibliografía, ejercicios prácticos para que pongas en el papel todo lo aprendido y, finalmente, un esquemático resumen que podrás repasar rápidamente siempre que quieras. De esta manera, el libro no sólo puede ser usado de forma individual, sino también de forma colectiva, en cursos de escritura creativa o en tertulias informales.
Otro punto a su favor es que está escrito por un hispanohablante, un escritor que conoce los entresijos de la escritura en español. No quiero decir con esto que los libros escritos por gente que no hable el castellano no sean igual de buenos, sino que esos libros extranjeros no se acercan a la idiosincrasia de la literatura en español o al menos no lo hacen tan bien como un hispanohablante. Y ya se sabe: primero habrá que conocer cómo se hacen las cosas aquí antes de ponerse a escribir como lo hacen allá.
En definitiva, Escribir. Manual de técnicas narrativas es un libro fácil de leer, fácil de manejar y muy, muy útil que recomiendo encarecidamente tanto a escritores noveles como a todos aquellos que no lo son tanto pero que de vez en cuando sienten la necesidad de repasar ciertos conceptos o tal vez ampliar otros.
Cristina Monteoliva

Reseña: ESCRIBIR FICCIÓN, del Claustro de profesores de Gotham Writers´ Workshop

Título: Escribir ficción
Autoría: Claustro de profesores de Gotham Writers´ Workshop
Editorial: Alba
Págs: 416
Precio: 24 €

Hay muchos temas en los que los americanos nos llevan años y años de ventaja. La escritura creativa, por ejemplo. Mientras aquí hace poco que las escuelas de escritura creativas son visibles en ciudades como Madrid y Barcelona, en Estados Unidos llevan décadas y décadas operando y siendo bien reconocidas por la sociedad. Y si los americanos tienen tanta experiencia con las escuelas, es normal que se lancen y escriban manuales muy válidos de escritura creativa. Escribir ficción, la guía práctica de la famosa escuela de escritores de Nueva York, la Gotham Writers´ Workshop, es un buen ejemplo de ello.
He pasado bastante tiempo leyendo detenidamente el libro y puedo decir que Escribir ficción es una guía bastante completa. Que lo haya escrito todo un conjunto de escritores y profesores de una escuela de escritura creativa, la Gotham Writers´ Workshop, ya da cierta confianza. Pero es que cuando entras en el libro y ves la buena planificación de cada capítulo, el buen orden de los temas, el tono que emplean cada uno de los profesores para hacerlo todo más cercano, etc, ¡simplemente te dan ganas de ponerte a escribir!
El volumen comienza con dos introducciones: una primera que habla de los orígenes de la Gotham Writers´ Workshop, y la segunda, que indica a los lectores cómo usar correctamente el libro. Tras estas breves secciones, entramos de lleno en materia a través de once capítulos de larga extensión que nos hablarán de la ficción en sí, de los personajes, la trama, los puntos de vista, las descripciones, los diálogos, el escenario, el ritmo, la voz del narrador, el tema de la historia, la revisión de los textos y el mundo (económico) de la escritura.
En cada capítulo, además de la claridad y la cercanía necesarias para que todo buen candidato a escritor no se aburra y se dedique a otra cosa, hay ejercicios prácticos y textos-ejemplos. Como curiosidad a este respecto diré que todos los profesores-escritores analizan en sus capítulos un mismo texto, además de otros. Se trata de Catedral, el cuento de Raymond Carver, una interesantísima pieza literaria que encontraréis como de los apéndices finales. Mi consejo es que la leáis antes de empezar con el libro y después de finalizarlo, para que veáis cómo cambia vuestro enfoque después de conocer ciertos asuntos literarios.
Otro apéndice interesante que te ayudará a reforzar todo lo aprendido lo encontrarás justo al acabar los capítulos. Se titula Chuleta porque es precisamente eso, un breve esquema con preguntas que has de hacerte para saber si vas por el buen camino con tu escritura.
Los que se enfrenten por primera vez a un manual de escritura creativa no lo notarán, pero los que ya hayan leído otros o tengan más conocimientos previos sí. Me refiero a las claras diferencias entre los textos en lengua española y los de habla inglesa. Por ejemplo, en Estados Unidos se aconseja que se usen la mínima cantidad posible de adjetivos y de adverbios, mientras que en España no se limitan tanto estos marcadores en los textos. En todo caso, todos los consejos que encontrarás en este libro te van a ser muy útiles a la hora de darle forma a tus escritos, ya lo verás.
Escribir ficción es, en definitiva, un muy buen manual con el que comenzar a escribir o simplemente con el que conocer cómo se hacen las cosas fuera de nuestras fronteras. Tanto si eres escritor primerizo o no tanto, deberías tenerlo muy en cuenta.
Cristina Monteoliva

Reseña: CÓMO ARMAR Y DESARMAR UN RELATO, de Fernando Clemot

Título: Cómo armar y desarmar un relato
Autor: Fernando Clemot
Edita: Editorial Base
Págs: 165
Precio: 15,90 €

He leído muchos cuentos a lo largo de mis años como reseñista, casi tantos años como los que hace que intento escribir los míos propios. Digo que lo intento  porque no estoy segura si los resultados pueden encuadrarse dentro de lo que los entendidos entienden que que ha de ser un cuento. Soy consciente de que he fallado, y mucho, hasta ahora. Y admito que, por más que repasaba mis escritos y pensaba en el tema, no conseguía encontrar por qué. Me hacía falta ver las cosas desde otra perspectiva, pararme a analizar ciertos aspectos. Aspectos como los que señala el libro Cómo armar y desarmar un relato, el manual de escritura de cuento de Fernando Clemot.
Cómo armar y desarmar un relato es un práctico manual de escritura creativa centrado en la creación del cuento. El libro se divide en dos grandes bloques: Cómo armar un relato y Cómo desarmar un relato.
En Cómo armar un relato, Fernando Clemot trata los puntos básicos de la creación del cuento: la definición del género, cómo comenzar a escribir, la elección de la voz narrativa, cómo elegir un buen título, el tiempo en la narración, el estilo, el ritmo y el peliagudo tema de la ética en la literatura.
En Cómo desarmar un relato, como contrapunto, el autor entra en temas de detalle a la hora de crear un cuento, como son la elección de las palabras correctas, los buenos principios, la necesidad de la repetición en lo breve, los subgéneros del género (surrealismo, realismo, fantástico, etc), la elección del tipo de narrador…
Además de numerosas notas a pie de página que hacen referencia a definiticiones, aclaraciones, etc, que, fundamentalmente, nos llevan a otros libros interesantes para todo el que desee saber más acerca del proceso creativo literario, y de un sinfín de fragmentos de cuentos que Clemot nos invita a analizar, el libro consta de una serie de apéndices, si bien el más interesante y útil para el escribir novel o no tan novel es el de Fé de erratas: algunos errotes ortotipográficos y de estilo a evitar. Como bien dice Fernando Clemot en el prólogo de esta obra, quizá este apéndice debería leerse incluso antes que el resto del libro, para tener ciertos aspectos claros. Mi consejo es que lo leáis cuando os apetezca, pero, en todo caso, no se os ocurra saltároslo, pues se trata de un apartado totalmente imprescindible.
Cómo armar y desarmar un relato es un libro nacido tras años de experiencia como cuentista y como profesor de escritura creativa de su autor, Fernando Clemot. Se trata éste de un libro muy personal, como digo, nacido de la experiencia, por lo que puede que a veces no estéis del todo de acuerdo con lo que aconseja Clemot. Lo bueno es que en todos esos momentos la voz de Clemot nos indica que ése es su método, que así lo ha aprendido él, y que si nosotros queremos seguir otro camino, probablemente sea igual de válido.
Cómo armar y desarmar un relato, en definitiva, es un libro que recomiendo a escritores que ya saben algo, o mucho, sobre el mundo de la creación literaria pero que quieren profundizar en la escritura del relato de la mano de un escritor curtido en el asunto, como es Fernando Clemot. Un libro ameno, bien estructurado y breve, lo que lo hace ideal para sus continuas relecturas (que así es como aprenderéis más). No os lo perdáis.
Cristina Monteoliva

jueves, 1 de mayo de 2014

Reseña: NOS ACOSTUMBRAREMOS, de Zoyâ Pirzâd

Título: Nos acostumbraremos
Autora: Zoyâ Pirzâd
Traducción: Isabel González-Gallarza
Editorial: Siruela
Págs: 260
Precio: 21,95 € / 9,99 € (epub)

Los medios de comunicación nos acercan a la realidad de todo el mundo. Aunque no siempre. A veces nos muestran una realidad sesgada, de tal forma que sentimos que las personas que habitan en Irán, Irak o La India nos son tan lejanas como los países en los que viven. Son otros medios los que a veces nos muestran lo mucho que como seres humanos tenemos en común. Como la literatura. Un buen ejemplo de ello es Nos acostumbraremos, la novela de Zoyâ Pirzâd de la que hoy os hablaré.
Nos situamos en Teherán, capital de Irán, a principios del siglo XXI. Aquí vive Arezu, una mujer divorciada con una hija y una madre a su cargo. Además de una mujer sufridora, Arezu es dueña de la inmobiliaria que le dejara su padre en herencia. Es gracias a su trabajo cómo nuestra protagonista conoce a Sohrab Zaryu, un hombre curioso del que llegará a enamorarse. Los enamorados, sin embargo, no lo tendrán nada fácil. La cuestión es: ¿conseguirán superar todos los obstáculos o se darán por vencidos antes de llegar a la última página?
Como decía antes, Arezu, la protagonista de esta historia, es una mujer trabajadora, la jefa de su propia inmobiliaria de éxito. Su posición en Teherán es lo suficientemente acomodada como para que no nos demos apenas cuenta de la situación social del país durante buena parte de la historia. Cuando Arezu se ve obligada a salir de su círculo de seguridad, sin embargo, descubrimos que las mujeres de clase social más baja no lo tienen tan fácil, teniendo que recorrer largas distancias en autobuses donde se las separa de los hombres para trabajar, o luchando con la drogadicción de unos hijos que volvieron muy traumatizados de la guerra. También encontraremos ciertos matices en el momento en el que Arezu se enamora y vemos las dificultades por las que atraviesa una mujer aún joven y divorciada para rehacer su vida amorosa.
Arezu tiene una madre y una hija caprichosas que se pasan la vida reprochándole todo lo que se les pasa por la cabeza (Ayeh, la hija, por ejemplo, no deja de culparla de su divorcio, cuando en realidad el matrimonio concertado no funcionó en ningún momento). Nada de lo que haga Arezu las hará felices. Es por ello que Arezu teme contarles que se ha vuelto a enamorar y planea volver a casarse.
Por otro lado tenemos a Sohrab Zaryu, el hombre del que se enamora Arezu. Es el propietario de una tienda de cerraduras y pomos, lo que no quiere decir que por ello deje de ser un hombre de gustos refinados y modales exquisitos. Su comportamiento es extraño al principio, pero, ¿qué persona que se enamora a primera vista de otra no se comporta de forma rara? Su paciencia con Arezu será infinita. Pero, ¿será su amada capaz de plantarle cara al mundo por él?
Existe en la narración otro personaje importante. Se trata de Shirine, la amiga y compañera de trabajo de Arezu. Durante gran parte de la obra, la vemos como la amiga incondicional, casi como una hermana. No obstante, llega un momento en el que Shirine se enemista de forma radical con Arezu, simplemente porque nuestra protagonista se enamora. Shirine representa a la mujer feminista totalmente liberada, pero también a la hipocresía más extrema y a la intolerancia. Desde luego, se trata éste de uno de los personajes más interesantes de la narración, imposible que pase desapercibida.
Nos acostumbraremos, diré para concluir, es una exquisita obra que ayuda al lector a conocer la sociedad iraní en general y la realidad de las mujeres de aquel país en particular. Gracias a su prosa fluida y reposada, y a sus naturalísimos diálogos, todos seremos capaces no sólo de comprender a Arezu, sino también de cogerle cariño a una mujer que no lo tiene nada fácil. Pero, ¿nos acostumbraremos a dejarla marchar una vez cerrado el libro?
Cristina Monteoliva