martes, 1 de abril de 2014

LA AVENTURA DE LA AUTOPUBLICACIÓN V: ¿Espero o desespero?

Llegados a este punto, habrá muchos que os digan que lo mejor es tener paciencia y esperar a que la oportunidad se dé de alguna manera. Ya se sabe que el que la sigue, la consigue, y todo eso. Y es cierto…O, al menos, a veces.

A continuación, os dejo un par de artículos, uno en inglés (gracias a Nadia Orenes por proporcionármelo y por los ánimos) y otro en español, que hablan de los autores famosos que recibieron muchos rechazos antes de conseguir publicar una obra:



Me gustaría resaltar el caso de Stephen King, que no publicó hasta la tercera novela. Las dos primeras se han perdido, fueron destruidas. ¿Y si King hubiera decidido autopublicarlas? ¿No creéis que hubiera merecido la pena que se publicaran, por cualquier medio, para que no se perdieran?
Con todo esto os quiero decir que lo de esperar está muy bien, aunque personalmente creo que tiene que haber un límite. No te puedes pasar esperando toda la vida, y si crees de verdad en tu obra, tampoco es justo que abandones la lucha y la destruyas o la dejes para siempre en un cajón, sólo por no poder publicarla en una editorial tradicional. Además, que autopubliques una obra no quita que luego sigas intentando con otra publicar en una editorial de otro tipo, ¡para nada! Cada obra es un mundo, con cada una empiezas de cero.

En estos artículos hay algunos ejemplos de autores famosos que autopublicaron sus obras, aunque recuerdo que había otro con más ejemplos. Si alguna vez lo encuentro, os lo haré saber, para que veáis que autopublicar a veces está muy bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario