viernes, 25 de abril de 2014

Reseña: MI ABUELA RUSA Y SU ASPIRADORA AMERICANA, de Meir Shalev

Título: Mi abuela rusa y su aspiradora americana
Autor: Meir Shalev
Traducción: Silvia Villalobos Beltrán
Editorial: Ático de los Libros
Págs: 240
Precio: 19,50 €

La mayoría de las abuelas que conozco se merecen un buen libro. Uno que hable de aquella alegre juventud perdida, de esa vida de sacrificio, de este ocaso en el que todo queda ya tan lejano. Una obra con capítulos repletos de tropiezos, aciertos, soledades, anhelos y satisfacciones. Un volumen con párrafos y párrafos que hablen del amor dado y del amor recibido. Eso es lo que siento después de leer Mi abuela rusa y su aspiradora americana, la novela biográfica de Meir Shalev de la que hoy os hablo.
Tonia era prácticamente una niña cuando dejó su Ucrania natal para casarse con su cuñado Aharon, una vez fallecida su hermana, en la lejana tierra de Israel. A pesar de sus ganas de formar una familia, convertirse en una colona no le resultó nada fácil, menos aún en un pueblo como Nahalal, tan lleno de polvo y otros elementos que pudieran llegar a ensuciar su adorada casa. Porque si a algo le temía Tonia era a la suciedad. Tanto, que una vez su cuñado, el “desertor” que se fue a América, decidió comprarle una aspiradora, un electrodoméstico que pronto se convirtió en la cosa más mágica que llegó a tener la humilde familia del autor de este libro, Meir Shalev.
Reconozco que al principio quise leer Mi abuela rusa y su aspiradora americana simplemente por su extravagante título. Tras ojear muy por encima la sinopsis, además, me hice a la idea de que era una novela muy divertida, lo que hizo crecer mi interés. Más tarde, sin embargo, cuando empecé la lectura y me di cuenta de que era una obra biográfica, y puesto que los ensayos no suelen captar mucho mi atención, me desinflé un poco. Aunque pronto, tras un par de páginas, descubrí con asombro que no se trataba de una biografía al uso, sino de una especie de novela biográfica disruptiva, amena, divertida, tan atractiva como su título. Y más tarde… Bueno, más tarde me enamoré por completo de la abuela Tonia, de sus manías y de todo lo que la rodeaba.
En realidad ésta no es sólo la historia de cómo la abuela Tonia se topó con algo tan marciano para ella como una aspiradora. Centrarse en esa anécdota en concreto habría dado a su autor para un relato, tal vez uno largo, pero no para una novela tan singular como esta. Una novela tan compleja, a la vez que sencilla y cercana. Una obra disparatada, a la vez que sensata. Un libro serio, a la vez que cómico. Definitivamente entrañable y difícil de olvidar.
Entonces, ¿de qué va Mi abuela rusa y su aspiradora americana? Sencillamente de una familia bastante extensa, con sus distintas generaciones; una saga que comienza con unos abuelos provenientes de Ucrania y que acaba con los revoltosos sobrinos del autor, al comienzo del libro (paradójicamente); una familia auténtica, con sus propias  y desternillantes anécdotas, su rico lenguaje inventado, su fabulosa mitología; una familia que podría ser, en ciertos aspectos, la de cualquiera, por lo que tienen en común todas las familias unidas, pero que no lo es, pues es solo la del escritor Meir Shalev.
Sin duda, esta historia no tendría la misma verosimilitud si el narrador no fuera el propio escritor desde las distintas facetas de su vida, y si este narrador no se hubiera encargado de recopilar las distintas visiones (distorsionadas y para nada aburridas) que de un mismo hecho tenían varios familiares. Los lectores somos así partícipes del juego, de la fábula, del mito, llegando a dudar en muchos momentos si alguna vez existí la dichosa aspiradora o si todo fue una pesadilla de la abuela Tonia.
Esta es la primera vez que me topo con algo de Meir Shalev  y espero que no sea la última. La verdad es que no estoy nada familiarizada con la literatura israelí, pero si hay más escritores que lo hagan tan bien como este, ¡bienvenidos sean todos a mi biblioteca! Sí, lo digo con entusiasmo. Y no es para menos, pues pocas veces son las que me encuentro con narradores con tanta fuerza, voces capaces de hipnotizarte desde la primera frase aunque estén hablando de la cosa más nimia. Escritores que nos recuerdan que a veces algunos escribimos de cosas muy lejanas cuando la verdadera historia está tan cerca de nosotros. Tan cerca como una abuela.
Cristina Monteoliva 

martes, 15 de abril de 2014

Si os interesa bien. Y si no...¡habrá que seguir intentándolo!

Se acerca el día del libro y ya va siendo hora de que me ponga de nuevo a promocionar mi propia novela, Elías y los ladrones de magia. Primero, porque estoy convencida de que es una buena obra para todas las edades. Segunda, porque engancha a los niños, esas criaturillas que precisamente necesitan ahora mismo aficionarse a la lectura. Y, tercero, porque verdaderamente necesito vender ejemplares para superar un bache económico.

Por lo pronto, hoy he escrito un artículo en el blog del proyecto. Sé que la mayoría no vais a leerlo, cansados como estáis de tanto bombardeo de información sobre obras que ni os van ni os vienen. En todo caso, aquí os dejo el link, a ver si hay suerte. Y si no la hay… Bueno, habrá que seguir intentándolo:


miércoles, 9 de abril de 2014

Reseña: CÓMO MATAR A UNA NINFA, de Clara Peñalver

Título: Cómo matar a una ninfa
Autora: Clara Peñalver
Editorial: Ramdom
Págs: 384
Precio: 14,95 € / 8,99 € (epub)

¿Qué pasaría si, de buenas a primeras, un amigo te propusiera un trabajo totalmente novedoso, interesante y emocionante? Seguro que lo aceptarías con gusto (a fin de cuentas, no está la cosa como para rechazar trabajos últimamente). Pero, ¿y si ese trabajo entrañara, digamos, ciertos riesgos? ¿Te asustarías o seguirías adelante? La respuesta a todas estas preguntas y a unas cuentas más las encontrarás en Cómo matar a una ninfa, la novela de Clara Peñalver de la que a continuación te hablaré.
Ada Levy es una motera que se dedica a hacer reportajes de viajes en moto para diversas publicaciones a la par que realiza ciertos trabajos fotográficos para un investigador privado llamado Enrico, un italiano que además regenta un restaurante en pleno corazón de Granada. Un buen día, Enrico le propone a Ada ir un paso más en su relación laboral: quiere convertirla en su socia. Tras un poco de titubeo, Ada acepta su primer caso, el mismo que la llevará a buscar por todos los medios posibles a la modelo desaparecida Mari Vila antes de que ésta acabe muerta. La cuestión es: ¿será capaz la reportera de llevar a cabo su misión hasta el final?
¿Cómo matar a una ninfa? ¡Excelente pregunta! Si lees esta novela, te lo preguntarás en más de una ocasión. Aunque no creo que ésa sea la pregunta más interesante. Se me ocurren muchas otras, como: ¿Se convertirá Ada Levy en una auténtica detective? ¿Salvará a la modelo? ¿Quién la tiene retenida? (Aunque, por supuesto, lo de Cómo matar a una ninfa quede mejor como título para la obra.)
Ésta es una historia narrada en primera persona por Ada Levy, una reportera que hace trabajillos ocasionales para su amigo Enrico, investigador privado con un restaurante italiano céntrico en Granada. La narración comienza en el presente de Ada. Ahí nos da a conocer que todo lo que viene a continuación es el pasado, y que si no lo escribe es porque su terapeuta así se lo ha pedido (a él va dirigido todo el libro). Este pasado está lleno de amantes, investigaciones disparatadas y mucha tensión. Y, por supuesto, una modelo, Mari Vila, en paradero desconocido.
La Ada protagonista es una viajera empedernida amante del motor; una chica que vive muy libremente su sexualidad sin comprometerse; un personaje muy real; una persona que recuerda cada detalle (y así se lo hace saber al lector). Pero, sobre todo, Ada es una mujer valiente, aunque ella misma a veces no lo crea.
Cómo matar a una ninfa es la segunda novela publicada de la autora afincada en Granada Clara Peñalver, quien se dio a conocer con la obra titulada Sangre. Tanto la primera como la segunda novela de esta autora tienen lugar en Granada, en gran medida. Sus protagonistas, además, tienen comportamientos sexuales muy parecidos, y las dos acaban encontrando el amor cuando menos se lo esperan. Pocas más coincidencias encontraréis entre una y otra novela, pues mientras que Sangre es una historia de vampiros para adultos, Cómo matar a una ninfa es una novela policiaca de viajes con tintes eróticos y ciertos momentos chick-lit. Y, como bien indica la contraportada del volumen, aparte de dar a conocer Granada y otros lugares de España gracias a los viajes de la protagonista, Cómo matar a una ninfa introduce a los lectores en el mundo de la brujería, tanto el clásico como el del siglo XXI. ¿Se le podría pedir más?
Cómo matar a una ninfa, en definitiva, es una novela que mezcla diversos géneros, lo que hará que guste a muchos tipos de lectores. Se trata ésta de una novela negra poco corriente, una que nos muestra puntos de vista interesantes, a la par que mantiene la emoción típica del género. Un libro que, además, si te gustan los viajes en moto, no te puedes perder. ¿Te atreves a emprender esta aventura?
Cristina Monteoliva

miércoles, 2 de abril de 2014

Celebra el DÍA INTERNACIONAL DE LA LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL con ELÍAS Y LOS LADRONES DE MAGIA

Elías y sus amigos están de fiesta pues hoy, 2 de abril, es el Día Internacional de la Literatura Infantil y Juvenil.  El niño granadino quiere celebrarlo de una forma muy especial que hará que los que aún no lo conocen, lo hagan. ¿Cómo? Ofreciendo los 3 primeros capítulos de su aventura en ELÍAS Y LOS LADRONES DE MAGIA a todos los que escriban a crismonteoliva@hotmail.com

Como adelanto, aquí va el book-tráiler de la novela:




Y la portada: 


Más información sobre el mundo de Elías en www.eliasylamagia.blogspot.com

martes, 1 de abril de 2014

LA AVENTURA DE LA AUTOPUBLICACIÓN V: ¿Espero o desespero?

Llegados a este punto, habrá muchos que os digan que lo mejor es tener paciencia y esperar a que la oportunidad se dé de alguna manera. Ya se sabe que el que la sigue, la consigue, y todo eso. Y es cierto…O, al menos, a veces.

A continuación, os dejo un par de artículos, uno en inglés (gracias a Nadia Orenes por proporcionármelo y por los ánimos) y otro en español, que hablan de los autores famosos que recibieron muchos rechazos antes de conseguir publicar una obra:



Me gustaría resaltar el caso de Stephen King, que no publicó hasta la tercera novela. Las dos primeras se han perdido, fueron destruidas. ¿Y si King hubiera decidido autopublicarlas? ¿No creéis que hubiera merecido la pena que se publicaran, por cualquier medio, para que no se perdieran?
Con todo esto os quiero decir que lo de esperar está muy bien, aunque personalmente creo que tiene que haber un límite. No te puedes pasar esperando toda la vida, y si crees de verdad en tu obra, tampoco es justo que abandones la lucha y la destruyas o la dejes para siempre en un cajón, sólo por no poder publicarla en una editorial tradicional. Además, que autopubliques una obra no quita que luego sigas intentando con otra publicar en una editorial de otro tipo, ¡para nada! Cada obra es un mundo, con cada una empiezas de cero.

En estos artículos hay algunos ejemplos de autores famosos que autopublicaron sus obras, aunque recuerdo que había otro con más ejemplos. Si alguna vez lo encuentro, os lo haré saber, para que veáis que autopublicar a veces está muy bien.