lunes, 31 de marzo de 2014

XX PREMIO ANDALUCÍA DE LA CRÍTICA 2014

Sin que sirva de precedente (o igual sí), y puesto que dos de los premiados son granadinos, me hago eco tal cual de la nota de prensa que me ha hecho llegar José Sarria Cuevas, www.josesarria.com: 


EVA DÍAZ PÉREZ, MARILUZ ESCRIBANO Y ÁNGEL OLGOSO OBTIENEN EL XX PREMIO ANDALUCÍA DE LA CRÍTICA EN LAS MODALIDADES DE NOVELA, POESÍA Y RELATO/CUENTO, RESPECTIVAMENTE. 

Siendo 13:00 horas del 29 de marzo de 2014, en Málaga (España), se anuncia el  fallo del XX PREMIO ANDALUCÍA DE LA CRÍTICA 2014.
El jurado, constituido por Francisco Morales Lomas, Manuel Gahete, Antonio Hernández, Antonio Garrido Moraga, Rafael de Cózar, Carlos Clementson, José Sarria, Rosa Díaz, José Cabrera Martos, Paloma Fernández Gomá, Ricardo Bellveser, Remedios Sánchez, Juan Gaitán, Pilar Quirosa-Cheyrouze, José Antonio Santano, Francisco Huelva y Antonio Moreno Ayora concede el XX PREMIO ANDALUCÍA DE LA CRÍTICA DE NOVELA a la obra Adriático de Eva Díaz Pérez por la enorme reconstrucción histórica de ese gran fresco que conforma la necrópolis de Venecia y Trieste, un ejercicio artístico del pasado que conforma el presente y crea una alegoría desde sus despojos en una novela de gran potencial expresivo y una extraordinaria atmósfera decadente, con el culto de la sensualidad, los olores y la mirada a través del simbolismo de los vientos.
Eva Díaz Pérez Eva Díaz Pérez nació en Sevilla en 1971. Licenciada en Ciencias de la Información y columnista de opinión en el diario El Mundo. Como escritora comenzó su carrera literaria con la publicación del libro satírico "El polvo del camino. El libro maldito del Rocío" (2001). En el año 2005 la Fundación José Manuel Lara le publicó la novela histórica "Memoria de cenizas", por la que se le concedió en el año 2008 el Premio Unamuno. Ese mismo año fue finalista del Premio Nadal con su obra "El Club de la Memoria" (Destino). En 2006, nuevamente la Fundación José Manuel Lara, publicó "Hijos del Mediodía" que obtuvo el premio de narrativa El Público de Canal Sur. En 2011 publicó su cuarta novela “El sonámbulo de Verdún” (Destino) y en 2013 con "Adriático" obtuvo el VII Premio Málaga de Novela. Entre sus ensayos destacan "La Andalucía del exilio" (2008), la guía literaria “Sevilla, un retrato literario” (2011) y es coautora de la biografía "Salvador Távora. El sentimiento trágico de Andalucía" (2005). Además de los premios citados anteriormente en 2012 ganó el XXIX Premio de Artículos Periodísticos Unicaja. También ha obtenido importantes premios de periodismo como el Ciudad de Málaga 2012, el Universidad de Sevilla 2008; el Ciudad de Huelva (1997); además de Accésit de otros cuantos premios.

Igualmente, el jurado ha decidido conceder el XX PREMIO ANDALUCÍA DE LA CRÍTICA DE POESÍA a la obra Umbrales de otoño de Mariluz Escribano por su clasicismo expresivo y la fuerza y vehemencia de las emociones en una lírica que nace de la memoria y el sentimiento amoroso, el compromiso, la exaltación y la energía vital poblada por el recuerdo de amor y los afectos.

Mariluz Escribano Nació en  Granada (1935). Licenciada en Filosofía y Letras y doctora en Filología Hispánica por la Universidad de Granada, en la que ha ejercido como Catedrática de Didáctica de Lengua y Literatura en la Facultad de Ciencias de la Educación. Colaboradora habitual de revistas de Filología y Didáctica, simultanea sus estudios científicos con la creación literaria. Entre sus obras destacan Sonetos del alba, (1991), Desde un mar de silencio (1993), Canciones de la tarde (1995), Cartas de Praga (prólogo de Luis García Montero, 1999), Sopas de ajo (2001, 2ª ed.), Memoria de azúcar (2002), Ventanas al jardín (2002), El ojo de cristal (2004), Sonetos del alba (prólogo de Gregorio Salvador [RAE] y Estudio Preliminar de Remedios Sánchez García, 2005, 2ª ed.),Jardines pájaros (2007), Los caballos ciegos (Devenir, 2008) y Escuela en libertad (2009). Es columnista habitual de Ideal. Diario Regional de Andalucía desde 1971 como antes lo fue de Patria. Dirige y preside desde su fundación, en 2005, la prestigiosa publicación semestral  EntreRíos. Revista de Arte y Letras.

Igualmente se ha concedido el XX PREMIO ANDALUCÍA DE LA CRÍTICA DE RELATO/CUENTO a la obra narrativa Las frutas de la luna de Ángel Olgoso por su caudal de experiencias narrativas y procesos escriturales, construyendo con maestría múltiples situaciones  que nacen de la irrealidad, la fantasía o lo que habita detrás de las cosas y sus símbolos. Profundidad, plenitud y versatilidad para un escritor que se mueve con agilidad y soltura en todo tipo de situaciones narrativas y crea mundos sorprendentes con una proyección universalista.  

Ángel Olgoso (Cúllar Vega, Granada, 1961). Estudió Filología Hispánica. Ha publicado, entre otros, La hélice entre los sargazos, Nubes de piedra, Granada, año 2039 y otros relatos, Cuentos de otro mundo, El vuelo del pájaro elefante, Los demonios del lugar (Libro del Año 2007 según La Clave y Literaturas.com y finalista del XIV Premio Andalucía de la Crítica), Astrolabio, La máquina de languidecer (Premio Sintagma 2009), Los líquenes del sueño. Relatos 1980-1995 (finalista del XVII Premio Andalucía de la Crítica), Cuando fui jaguar, Racconti abissali, Almanaque de asombros (Libro de 2013 según Fernando Iwasaki) y Las uñas de la luz (premio 2013 del Gremio de Libreros de Almería). Su trayectoria ha sido avalada por la inclusión de relatos suyos en cuarenta antologías sobre el cuento. Ha obtenido otros premios importantes como el Clarín y Caja España. La crítica lo considera un maestro del cuento en España: «Es uno de los autores de referencia del relato breve y fantástico en español».

La entrega del premio, que se llevará a cabo en Sevilla el próximo 19 de mayo. Consiste en la entrega de estatuillas creadas por el escultor, de fama internacional, Andrés Alcántara, y reproducidas por la Escuela del Mármol de Andalucía. Los premios cuentan con el patrocinio y la colaboración la Fundación Unicaja, la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Sevilla.



¡¡¡ENHORABUENA A LOS PREMIADOS!!! 

sábado, 29 de marzo de 2014

LA AVENTURA DE LA AUTOEDICIÓN: EL QUE ESPERA, SE DESESPERA

Vuelvo a daros la tabarra con la autoedición, todavía con cuestiones previas, siempre para que lleguéis a tener claro por qué la gente llega a la conclusión de que a veces es mejor autoeditar que otra cosa. Concretamente hoy os hablaré de las esperas con las editoriales.

El otro día una editorial de las gordas publicó en twitter algo así como “¿Todavía no sabes cómo mandarnos tu manuscrito?”, y ponía en link a la página de su web donde lo explican. A mí esto me resultó muy gracioso. Porque sí, yo también pensaba antes que cuando las editoriales grandes ponían estas páginas informativas no lo hacían sólo por quedar bien, sino que de vez en cuando fichaban a alguien nuevo. Con el tiempo, y con un poco menos de ingenuidad, sin embargo, me di cuenta de que no vas a obtener respuesta de la gran mayoría de las editoriales grandes (ojo, que no digo de todas. Siempre hay alguna que contesta), a no ser que tengas un agente o alguien muy cercano a estas editoriales te recomiende (cosa que cada vez se da menos. La cosa está chunga para todo el mundo, y mejor tampoco poner en un compromiso a nadie, ojo).

Yo mandé mi manuscrito a editoriales de todo tipo, desde grandes hasta muy pequeñas, pasando por las muy dudosas. Algunas contestaron rechazando mi manuscrito, otras me ofrecieron cosas dudosas y una gran mayoría no contestaron nunca.

Tengamos una cosa clara, que es ésta: hay que entender que una editorial que no ha solicitado tu manuscrito no conteste. Ellos igual han puesto un email de contacto en su web, pero no han dicho que acepten manuscritos. O igual explican claramente que sólo aceptan ciertos manuscritos, y nosotros nos empeñamos en mandar los nuestros, que no se ciñen a las normas. La cosa es que a veces también pasa que las editoriales reciben tu manuscrito, te dicen que “ya te contestaremos” y te quedas mirando el techo durante un año, dos, tres… ¡Y la respuesta nunca llega! Dentro de este caso y similares, se pueden dar todo tipo de casos anecdóticos. Como, por ejemplo, que tú les escribas y ellos con condescendencia te digan un “pero tenga usted paciencia. Le contestaremos. Nosotros contestamos a todos los escritores” (lo que no te dicen es que tardan como 50 años, ¿no?).

Así que cuando te cansas de esperar a que las cincuenta editoriales que te faltan en la lista te contesten, cuando ya no sabes qué hacer, entonces igual piensas en la autoedición como salida para una obra que te niegas a dejar en un cajón.
Dicho esto, y aunque parezca un sinsentido, cuando acabe mi última novela, también puede que la mande a las grandes, a ver si esos emails que ponen ahora sí que funcionan bien… O por reirme un rato de mí misma, no sé.





jueves, 27 de marzo de 2014

¿Merece la pena pensar que alguna vez (algunos) viviremos de la escritura?

Hace mucho que no acabo una novela, a pesar de tener un buen número comenzado. Cada vez que llego a la página 100 de la historia de turno (más o menos), me atasco y me deprimo. Lo del atasco puede tener solución;  lo de mis depresiones literarias recurrentes, creo que por ahora, no tanto.

¿Que qué es lo que me entristece? Fácil: pensar en volver a buscar editoriales, en esperar como una tonta respuestas que no llegan, en conformarme con contestaciones del tipo “escribes bien, pero…”.  Me desanimo, llego a pensar que nada de lo que haga será suficiente, por mucho que me esfuerce, por mucho empeño que le ponga. No veo salida y entonces… Entonces se me ilumina una bombillita en la cabeza, se me ocurre una historia que “puede que las editoriales no rechacen porque parece que la cosa podría ser más comercial” y me pongo a ello. Hasta que me vuelvo a atascar, vuelvo a pensar en los rechazos editoriales, etc, etc.
Hace poco pensé: “Bueno, pues como ya te ha fallado la fe en los concursos y estás cansada de tocar tú misma en las puertas de las editoriales para ser rechazada cuán testigo de Jehová, ¿por qué no lo intentas con un agente? Vale que hay algunos un tanto impresentables, pero, ¿y si lo intentas y sale uno bueno?”

Vale, hasta ahí, todo bien. La tonta de la Cris con las esperanzas puestas en algo, funciona mejor. Hasta que, por supuesto, ¡las esperanzas se van al traste al enterarse la misma tonta que los agentes hoy en día están menos por la labor de contestar que las editoriales! Y no es que lo sepa por una persona, sino por varias.

Entonces, si me pongo a acabar una novela, ¿qué? Porque lo de autoeditar está muy bien para obras puntuales y si lo que quieres es simplemente publicar. Pero si tu sueño es vivir de la escritura, es normal que quieras llegar a una editorial “tradicional” en un momento dado, escalar peldaños y quizá, puede que quizá, llegar a cobrar algo así como un sueldo por lo que escribes en un momento de tu vida…

Otra cosa: cierto es que conozco casos de gente que ha llegado a las editoriales grandes o a los agentes importantes de forma casi milagrosa. Pero, ¿me pasaría algo así a mí? No, claro que no. Pero si luchando tampoco…


En fin, amigos (los tres o cuatro que vais a leer esto), voy a ver si me despejo un rato después de soltaros mis patéticos pensamientos y escribo algo. Y a ver si no me atasco más, aunque me siga deprimiendo. Mucho.  

miércoles, 26 de marzo de 2014

OBSOLESCENCIA PROGRAMADA, ¡TAMBIÉN EN LA LITERATURA!

A Sergi Bellver, el autor del libro de relatos Agua dura (más información en http://www.edicionesdelviento.es/viento_libro.php?id=220 y http://www.sergibellver.com/p/agua-dura.html ) le entrevistaron en un medio importante ayer. Hoy, sin embargo, otro medio de los gordos se ha negado a hacerle unas preguntas sobre su obra porque el libro ya es viejo… ¡porque salió a la venta hace cuatro meses! ¡Cuatro meses!
Me pregunto en qué clase de mundo vivimos, un mundo en el que ya todo es de usar y tirar, consume hoy y olvida mañana. Todo está programado para romperse pronto, para que tengas que ir corriendo a la tienda a comprar otro. Pero, ¿también los libros?

Como decía el también escritor de cuento Jesús Artacho Reyes (más información en  http://www.laorilladelasletras.com/2013/10/el-rayo-que-nos-parta-jesus-artacho.html  ) los libros de relatos no caducan. Los libros que lo hacen son libros de programas de moda que no duran ni un año, personajillos de fama efímera, y similares; pero las novelas, los poemarios, las antologías, ¿cómo pueden “volverse viejos”? Tan sólo es necesario que un lector los abra, los lea, se deleite con estas obras para que todas vuelvan a estar DE PLENA ACTUALIDAD EN LA VIDA DE ESTA PERSONA LECTORA.

Hace unas horas se me ocurrió pensar a Cervantes resucitando y pidiendo una entrevista en el medio que sólo quiere libros recién salidos del horno. ¿Le negarían un espacio en su programa porque el Quijote tiene más años que la Tarara y el tema que trata, más viejo que La Caletilla?

De acuerdo, fantástico. Que los chicos en los colegios y los institutos dejen de estudiar a los clásicos, ¡que eso está ya muy viejo, hombre! Leamos todos lo que acaba de salir a la venta. Y si ves que tienes en casa un libro de más de una semana, ¡quémalo, que igual te puede pegar una enfermedad!

Me pregunto qué será lo próximo en esta España que tanto valora la literatura de verdad. Me lo pregunto, pero en realidad no quiero saberlo. No estoy yo para tantos disgustos.

Reseña: RECONEXIÓN, de Neal Shusterman

Título: Reconexión
Autor: Neal Shusterman
Traducción: Adolfo Muñoz
Editorial: Anaya
Págs: 488
Precio: 17,95 € / 5,99 € (ebook)

El tema del aborto en España sigue estando muy presente, con bandos a favor y bandos en contra de una ley más restrictiva que su predecesora. Imagino que en otros países pasará algo parecido. Países como Estados Unidos. Esto explicaría, en parte, la decisión de Neal Shusterman de escribir una segunda parte para su novela Desconexión. (La otra explicación es que el libro tuvo tanto éxito, que había que convertido en saga.) Esta segunda parte se titula Reconexión, y si quieres saber de qué va, por favor, sigue leyendo esta reseña.
Connor se ha convertido en el jefe del cementerio de aviones en el que los niños que escaparon de la desconexión se esconden. A su lado se encuentra su amiga Risa, postrada desde hace tiempo en una silla de ruedas. Ella es su paño de lágrimas, pero él no lo es para ella. Y es que Connor tiene mucho trabajo, y no siempre las cosas se ponen fáciles, menos aún si al lugar llegan chicos tan conflictivos como Starky. No sospecha el chico-jefe que las cosas están a punto de ponerse peor todavía, pues los adultos saben de la existencia del cementerio. Por otro lado, Connor está a punto de descubrir que se esconde mucho tras la desconexión. Cosas que no sólo le darán que pensar, sino también que preocuparse, ¡y mucho! La cuestión es: ¿conseguirán Connor, Risa y los demás protagonistas de esta historia llegar con vida para la tercera entrega de la saga?
Sí, estáis en lo cierto: el anterior párrafo me ha quedado hecho un churro. Es lo que sucede cuando intentas resumir en unas pocas líneas el argumento de un libro complejísimo, una novela que te ofrece montones de subtramas protagonizadas por otro buen número de personajes, además de invitar a la reflexión a cada instante.
De acuerdo, voy a intentar empezar de nuevo, y para ello tengo que remitiros, sobre todo si no conocéis esta saga, a la reseña que escribí hace un tiempo del primer volumen de la misma, Desconexión: http://www.laorilladelasletras.com/2014/03/resena-desconexion-de-neal-shusterman.html
Si ya la habéis revisado, o habéis leído por vosotros mismos el primer volumen (eso sería lo ideal) os contaré que en esta segunda parte tenemos de nuevo a los personajes de Connor, el muchacho rebelde que se hizo jefe de los otros fugados de la desconexión; a Risa, la chica huérfana a la que crio el estado para luego deshacerse de ella desconectándola; y a Lev, el chico religioso que pretendía desconectarse como sacrificio a Dios. Como es de esperar, la vida de los tres ha cambiado mucho, y sus personalidades han ido evolucionando. Connor se ha vuelto más duro, y en cierto modo, se le ha amargado el carácter, de forma que a Risa, ahora discapacitada, le cuesta cada vez más conectar con él (lo que supone un problema, ya que Risa está enamorada de Connor). Lev, por su parte, está viviendo montones de aventuras fuera de los límites del cementerio de aviones. Estas aventuras le llevarán a conocer a un personaje nuevo en la saga: Miracolina, una chica muy testaruda, totalmente obsesionada con sacrificarse a Dios con la desconexión.
Starky es otro personaje nuevo. Se trata de un chico huérfano que “coló la cigüeña” (es decir, que sus padres lo dejaron en la puerta de otros para que lo criaran). Sus padres adoptivos quieren desconectarlo, pero él no está para nada dispuesto a ello. Su rebeldía podría recordar a la de Connor. Sin embargo, no creo yo que Starky tenga tan buen corazón como el líder de los rebeldes.
El personaje nuevo más interesante para mí es Cam, un chico al que han construido de la nada, partiendo de millones de partes de chicos que han sido “desconectados” (recordemos que la desconexión es la “vida divisa”, o sea, la donación total de las partes de una persona a otras). A pesar de haber sido construido a base de material ajeno, lo curioso es que Cam tiene una personalidad nueva y única. Todo lo que está relacionado con él, no deja, sin embargo, de ser espeluznante. Sobre todo cuando nos damos cuenta de que sus creadores no son para nada trigo limpio.
Pensaba cuando leí Desconexión que se trataba de un único volumen, de una historia ya terminada. Me ha alegrado mucho comprobar que el tema de “el aborto adolescente” puede seguir dando mucho de sí, mucho más si tenemos en cuenta el gran talento de Shusterman a la hora de crear una nueva historia tan fresca y emocionante como su predecesora, con nuevos dilemas morales y más que pensar sobre los dilemas de siempre. Creedme amigos, esta saga merece mucho la pena. Una lectura genial tanto para jóvenes como para adultos de mente inquieta.

Cristina Monteoliva

Reseña: DESCONEXIÓN, de Neal Shusterman

Título: Desconexión
Autor: Neal Shusterman
Traducción: Adolfo Muñoz
Editorial: Anaya
Págs: 416
Precio: 16 €

No sé si hay más chicos conflictivos hoy en día que en el pasado. El caso es que estos destacan lo suficiente como para que incluso se hagan programas de televisión en los que se intenta reeducarlos de mil maneras. Imagino el gran problema que tienen que suponer estos jóvenes rebeldes para sus padres, sus profesores, toda la sociedad cuando interactúan con ella. Lo que jamás hubiera imaginado es que se pudiera tomar con ellos medidas tan radicales como las que nos plantea “Desconexión”, la novela de Neal Shusterman.
Connor ha llegado al límite de su rebeldía según sus padres, por eso estos han decidido desconectarle. El chico descubre la decisión de sus progenitores justo a tiempo de escapar. Las cosas, sin embargo, no resultarán tan fáciles como pensaba, y tras un grave altercado en una autovía, Connor se unirá en su huida a Risa, una chica huérfana a la que el estado quiere desconectar simplemente por no seguir manteniéndola, y a Lev, un chico muy religioso cuyos padres quieren desconectar en calidad de diezmo entregado a Dios. A partir de entonces, los tres adolescentes, a veces juntos, a veces separados, lucharán con todas sus fuerzas para llegar con vida hasta el final de esta historia que a nadie dejará indiferente.
El futuro es un lienzo en blanco en el que cualquiera puede pintar lo que desee. Al fin y al cabo, ¿qué hace que un posible futuro sea más certero que otro, cuando lo más probable es que al final ninguno acertemos? Lo único cierto es que algunos de estos futuros imaginados sólo sirven para entretenernos. Otros tantos, por fortuna, hacen que no sólo pasemos un rato emocionante y divertido, sino que además nos planteemos ciertas cuestiones morales que sin duda también nos afectan hoy en día. Este es el caso de “Desconexión”, una novela juvenil que recuerda mucho a las aventuras de las películas de los años ochenta, por el espíritu heroico de sus protagonistas, lo bien perfiladas que están sus personalidades y los principios que los mueven, pero que además nos hace pensar en el tema del aborto y el derecho a la vida desde un punto de vista muy novedoso.
Para entender la esencia de esta obra hay que explicar que la acción nos traslada a un hipotético futuro que poco se diferencia de nuestro presente en cuanto a tecnología y formas de vivir se refieren. Este futuro es posterior a la Segunda Guerra Civil Americana, una cruel contienda en la que midieron sus fuerzas tanto los que estaban en contra del aborto como los que defendía la libre elección. La guerra acabaría en tablas, y con una extraña decisión: la de imponer la “desconexión” como medida opcional para padres de hijos entre trece y dieciocho años. La desconexión, un secreto para muchos (no para los que hemos leído ya esta novela), no supone la muerte, sino una vida “divisa”. La cuestión es: ¿qué diferencia esta medida a la condena a muerte? ¿Por qué una sociedad se deshace de sus hijos cuando estos parece que estorban? ¿Y por qué entre los trece y los dieciocho años, no antes ni después? Las respuestas a estas preguntas y a muchas otras que os iréis haciendo a lo largo de la lectura de esta interesantísima novela las encontraréis a lo largo de sus páginas.
“Desconexión”, en definitiva, es una novela juvenil con la que disfrutarán muchos adultos tanto por lo bien escrita que está, por la naturaleza de sus protagonistas, las distintas situaciones que los personajes viven y las cuestiones morales que nos plantea el futuro en el que transcurre la trama. Adéntrate ahora en el mundo de Connor, Risa y Lev, descubre su pasado, sus motivaciones, lo que les impulsa a seguir adelante en un mundo tan cruel con los jóvenes. Estoy seguro de que tanto si eres defensor del derecho al aborto como si estás en contra disfrutarás de esta gran aventura que, además, te hará replantearte muchas cosas sobre tan delicado asunto.
Es difícil saber qué hacer con ciertos chavales rebeldes. Cada uno es un mundo y a veces solo gente muy preparada puede acercarse a ellos para ayudarles a encontrar otro modo de vida. Ojalá, no obstante, nunca se lleguen a tomar medidas tan radicales como nos plantea “Desconexión”, una novela juvenil diferente que sin duda te sorprenderá.
Cristina Monteoliva

sábado, 22 de marzo de 2014

Reseña: LA SOCIEDAD DEL DUELO. Ginés S. Cutillas

Título: La sociedad del duelo
Autor: Ginés S. Cutillas
Edita: Editorial Base
Págs: 208
Precio: 17 €

La Historia está plagada de muertes tempranas, incomprensibles, a veces incluso ridículas. A falta de testimonios certeros o documentos que nos ayuden a averiguar qué pasó realmente (si fue la mala suerte o la mano de otra persona la que causó la tragedia), no queda otra que echarle imaginación, sobre todo cuando se trata de escribir una novela. Un ejemplo de ello es La sociedad del duelo, la obra de Ginés S. Cutillas de la que hoy os vengo a hablar.
Keats, Shelley, Polidori, Byron: todos escritores románticos, todos hallados muertos en circunstancias sospechosas. Puede que sólo sea una terrible coincidencia. O tal vez no. El saber que Thomas Moore y John Murray (albacea y editor respectivamente de Lord Byron) quemaron las memorias del poeta al mes de cumplirse la muerte del mismo haría sospechar a cualquiera. A fin de cuentas, si eran por todo el mundo conocidos los sonoros escándalos de Byron, ¿qué podían contener sus memorias para que alguien quisiera destruirlas? Éste es el punto de partida de La sociedad del duelo, una novela que da respuesta a ésta y a otras muchas incógnitas a la vez que da a conocer a un buen número de personalidades de la época, entre ellos, y sobre todos, al carismático Lord Byron.
Me alegro de que la novela de Ginés S. Cutillas haya visto por fin la luz después de tantos años de espera. Me alegro por él, también por sus seguidores. Seguidores que le adoran en su faceta como cuentista y como microcuentista, y que seguro que también lo harán con esta obra llena de intriga, emoción y romanticismo. Lo que sí me gustaría indicar es que la prosa que van a encontrar aquí tanto seguidores como lectores que acaben de conocer al autor difiere mucho de la que podemos leer en sus textos más breves, lo que no quiere decir que tanto una como la otra sean ágiles y entretenidas para el lector. Podría decirse que ésta es una prosa más sobria, en cierta medida más recatada y menos irónica, aunque igual de efectiva.
Todo en este libro gira en torno dos elementos primordiales: la muerte de numerosos escritores (fundamentalmente poetas) románticos en extrañas circunstancias, y la existencia de una sociedad secreta. De ninguno de los dos asuntos puedo comentar mucho, pues no quiero destriparos el libro y que, por tanto, no lleguéis a leerlo. Lo que sí puedo decir es que una vez terminada la lectura, te queda la duda de si lo que has leído es ficción o si se trata de una novela basada en hechos totalmente reales, tan bueno ha sido Cutillas montando esta historia.
También puedo deciros que el protagonista indiscutible es Lord Byron, el escandaloso poeta, representado aquí en su faceta más noble, como amigo, caballero y ser humano en general, prácticamente al mismo nivel canallesco que sus coetáneos (y no superior, como nos cuentan sus biógrafos).
De los personajes secundarios destaca Percy Shelley, el marido de Mary Shelley (la autora de Frankenstein), dibujado aquí como el amigo inseparable de Byron y el tipo que, digamos, desencadena todos los problemas del Lord.
Si bien Mary Shelley y otras mujeres aparecen muy, pero que muy brevemente, podemos decir que ésta es una novela totalmente masculina, cosa, por otra parte lógica, tanto por la época como por la temática.
En fin, amigos, que si os gusta el romanticismo, las historias con sociedades ocultas o simplemente la figura de Lord Byron, ésta es una lectura que no os podéis perder. Recordar el nombre: La sociedad del duelo.
Cristina Monteoliva

jueves, 20 de marzo de 2014

Más cosas que no se entienden en el mundo del libro: EL PRECIO DE LOS EBOOKS.

Existen muchas cosas que no se entienden en el mundo literario, como llevo tiempo comentando en este blog. Cosas a veces totalmente absurdas, tanto, que dan mucho que pensar. Una de ellas es el precio de los ebooks. 

A ver, ¿quién decide lo que cuesta un ebook? ¿Existe por ahí algún economista con una fórmula que nos pueda indicar lo que hay que pagar por un producto digital que cuesta mucho menos producir que su homólogo en papel y que no tiene prácticamente costes de distribución? Si no lo hay, debería haberlo para que todo esto quedara más claro. 

Otra cosa: ¿por qué un libro de una gran editorial vale, en ebook, muuuuucho más que uno de una pequeña, colgado, por ejemplo en Amazon? Los precios pueden dar risa, tanto por lo mucho, como por lo poco. Porque si es poco, ¿para qué ha estado trabajando en su obra el autor? Y si es mucho, ¿por qué la editorial me lo vende como un artículo de lujo? 

Como siempre, hay gente que habla de esto más y mejor que yo. Por eso os invito que para saber un poco más de este tema visitéis la web del autor Eloy Moreno, muy indignado últimamente porque su novela EL BOLIF DE TINTA VERDA (El bolígrafo de tinta verde, en catalán) cuesta más en ebook que en papel. 

http://www.eloymoreno.com/mi-novela-ya-cuesta-mas-en-ebook-que-en-papel/

martes, 18 de marzo de 2014

EL DÍA EN EL QUE ME CANSÉ DE VER LIBROS ESCRITOS POR FAMOSOS Y MIS NIVELES DE MISANTROPÍA ALCANZARON UN RÉCORD HISTÓRICO

Lo bueno de que no te lea casi nadie es que puedes decir lo que te salga de la peineta. Y si me da la gana de decir que hoy el mundo literario-comercial me tiene de muy mal humor, pues lo digo y punto.

Sí, de muy mal humor. Hoy no tengo ganas de mostrarme optimista ante lo obvio, de creer que hay más allá de lo que hay. ¿Que qué demonios me pasa? Pues que otro personaje mediático, otra persona que trabaja en televisión, ha sacado libro al mercado, y esto se pasa ya de castaño a oscuro. ¡De castaño a oscuro! Vale que a un presentador le dé por escribir un libro, vale. Pero que les dé por lo mismo a todos, y en el mismo año, y que los libros los publiquen las editoriales grandes… ¡Vamos, vamos, vamos! Vaya, que ni optimismo ni leches, que algo huele a podrido en Dinamarca y más en el mundo de los bestsellers.

Bestsellers, sí. Porque si algo está claro es que los libros de los mediáticos van a ser grandes ventas en breve. Y, uy, qué casualidad, pero si dentro de un mes es el día del libro, y ya mismo las grandes ferias del libro de España…

Vale, me estoy ya desviando del asunto: mediáticos, bestsellers y calidad literaria. Porque a mí lo que me preocupa de verdad es eso, la calidad literaria. La misma que sospecho que se va a ver cada vez más resentida sí, oh qué casualidad, de pronto todo el mundo de la tele publica. Y no sólo lo creo yo, sino también mucha más gente. Gente mucho más entendida que yo y que escribe estupendos artículos sobre cómo está el patio de las grandes ventas en España. Personas como José Luis Ibáñez Ridao, cuyo excelente artículo me dio a conocer ayer mismo el escritor Eduardo Laporte. Vale que en él no se habla concretamente de autores mediáticos, pero, por favor, no dejéis de leerlo:


¿Lo habéis leído ya? ¿Sí? Vale, bien. Pues os digo lo que pienso yo tras su lectura:

-         La calidad de los bestsellers ha bajado en España, no así en otros países. Como prueba de ello, tenemos montones de buenas novelas que traducen al español editoriales tal vez no tan grandes, obras que a algunos nos hace recobrar la esperanza en la humanidad (aunque en España no vendan tanto como en sus países de origen, todo hay que decirlo también).
-         En España en realidad siempre ha habido bestsellers cutres. No olvidemos las novelillas rosas baraticas y las del oeste. Todas cortadas por el mismo patrón, y mira lo que gustaban.

-         Si la calidad de la escritura sigue decayendo, ¿a dónde vamos a llegar?

-         ¿Cabe esperar que algún día los libros geniales sean los más vendidos o eso sólo puede ocurrir en un universo paralelo?

En fin, dejo de daros la vara con este asunto. Ahora me voy a escribir mi novela preguntándome para qué me preocupo tanto por darle profundidad a los personajes, credibilidad a la trama, momentos para que el lector reflexione y una sintaxis totalmente coherente cuando lo que verdaderamente me hace falta es conseguir salir en la tele para que una editorial se fije en mí. Y después, a dejar de preocuparse por cómo está escrito todo. Mientras la gente lo compre…


jueves, 13 de marzo de 2014

BILLIE, de Anna Gavalda

Título: Billie
Autora: Anna Gavalda
Traducción: Isabel González-Gallarza
Editorial: Seix Barral
Págs: 200
Precio: 16,90 € / 9,99 € epub

Me encantan las historias de personajes rotos que acaban encontrando su camino en la vida. Historias de personas fuertes a la par que vulnerables, díscolas aunque también tiernas. Historias que muy pocos escritores pueden perfilar a la perfección. Anna Gavalda es una de estas escritoras, y Billie, su última obra, una de estas maravillosas historias que tanto me gustan. Pero deja que te cuente algo más de ella, a ver si te convenzo para que tú también te leas este libro:
Los inseparables Billie y Franck están en un grave aprieto por culpa de la primera. Un aprieto del que puede que no salgan vivos. Al menos, así lo siente la alocada e impulsiva joven. Y, ¿qué mejor que pasar las que pueden ser las últimas horas de la vida de una persona contándole a una estrella en el cielo por qué no querría estar en otro sitio que en éste junto al amigo Franck? Aunque, ¿serán realmente las últimas? ¡Tendrás que leer el libro para descubrirlo!
Esta es la historia de Billie y Franck, dos personas que sólo juntas pueden sentirse seguras y completas. Así nos lo transmite la narradora, la propia Billie, una joven que se ha criado en un ambiente extremadamente marginal y que ni siquiera sabe si algún día se curarán las heridas de toda una infancia y una adolescencia sin amor paternal. En la adolescencia, Billie conoció a su bote de salvación: el no menos raro Franck, el muchacho que vivía con una madre enferma de los nervios y un padre radicalmente religioso. Si bien no se convierten en inseparables durante todo el tiempo, al menos físicamente, lo que sí queda claro es que Billie y Franck no pueden vivir el uno sin el otro en espíritu. Las aventuras que vivan juntos sólo harán que se sientan más y más a gusto el uno con el otro. Aunque, ¿hasta dónde puede llevar tanto cariño?
Una vez más, Anna Galvalda nos sorprende con su capacidad de meterse en la piel de sus personajes heridos en busca de un rayo de luz, de llevarlos al plano del lector con una facilidad pasmosa, de tal forma que al acabar la lectura sintamos a esos personajes como personas reales, casi de la familia. Personas a las que adoraremos durante mucho, mucho tiempo.
La narración en Billie rebosa frescura, naturalidad a la vez que una gran profundidad y mucho, pero que mucho optimismo. Así pues, Billie nos enseña que siempre hay esperanza, a pesar de la adversidad; que en un mundo donde toda la gente parece hostil siempre puedes encontrar a alguien que te comprenda y te quiera incondicionalmente.
Como en muchas otras obras de Anna Gavalda, en Billie aprendemos que existen dos tipos de familia: la que nos viene por la sangre y la que elegimos de por vida. De esta forma, Billie encuentra en Franck un verdadero hermano, tal vez más que eso. Alguien que, a diferencia de su familia genética, no le fallará nunca. Alguien que no la maltratará, ni la subestimará. Alguien con quién quedarse de por vida.
Podemos decir también que Billie es una historia de amor controvertido, en tanto y en cuanto existe un extraño lazo entre sus personajes, un lazo tan posible como todo lo contrario. (No quiero ahondar mucho en el asunto, pues una vez desvelado el misterio tal vez no querríais leer la historia).
Hacía mucho que ansiaba una nueva obra de Anna Gavalda entre mis manos, y por lo que podéis deducir por esta entusiasta lectura, Billie no me ha defraudado lo más mínimo. Digo más: la lectura de Billie, todo lo que me ha transmitido, me ha hecho recordar una vez más porqué me gusta tanto escribir a mí misma, el tipo de escritora que me gustaría ser para mis lectores.
Pero no hablemos de mí. Hablemos de Billie, de todo lo que este libro, que tan breve se hace, os aportará a vosotros si os decidís por él. Mucha energía, mucho positivismo. Muchas ganas de creer que las personas pueden ser mejor de lo que son. Muchas… En fin, amigos, leed este libro y descubridlo por vosotros mismos.
Cristina Monteoliva

miércoles, 12 de marzo de 2014

LA AVENTURA DE LA AUTOEDICIÓN III : No te fíes ni de tu sombra...

Llegados a este punto, yo os pregunto: ¿qué es peor: autoeditarse o editar tu libro con una editorial de la que no estás muy seguro si fiarte?

Pero, ¿qué es lo que suele hacer una editorial seria, y, por tanto, fiable?

-          Leer tu manuscrito concienzudamente y proponer cambios; porque el editor, aparte de para dar la cara y llevárselo luego calentito, está para convertir las cosas que le llegan en productos coherentes. (Que no digo yo que vuestras obras no estén bien escritas; pero un editor siempre os va a proponer un corte por aquí, una mejora por allá, etc, de forma que la cosa quede más reforzada).

-          Las editoriales tradicionales se encargan de la portada, la corrección ortotipográfica y la corrección de estilo (esto está muy relacionado con lo que te comentaba en el guion anterior). Si te cobran por alguna de estas cosas, la editorial sería de coedición.

-          Creo que lo que las editoriales ahora mismo pagan alrededor del 10 % de venta de precio del libro a sus autores. Una cifra muy inferior al 10 % no me parece aceptable, aunque entiendo que mucha gente tenga que conformarse con ello.

-          Las editoriales se encargan de contratar distribuidoras o distribuir ellos mismos los libros por las librerías. También de vender por internet tu obra y de crear los ebooks (también para venta).

-          Una editorial tradicional no te va a exigir que vendas x ejemplares de tu obra en una presentación. Si se venden, bien; y si no, uno se aguanta.

-          Con respecto las presentaciones, normalmente las editoriales las organizan, aunque no siempre. (Acostúmbrate, eso sí, a moverte mucho por ti mismo).

-          ¡Te hacen firmar un contrato! (Y que no te tengan con promesas vanas, como me pasó a mí: ¡tú asegúrate de que lo firmas antes de seguir adelante con esas promesas!).

Y después de soltaros este rollo, he de volver a insistir en el tema de las referencias.
Hoy en día hay montones de editoriales, grandes, pequeñas y medianas, algunas bastante claras en sus intenciones en sus páginas webs, otras no tanto. Cuando recibas una oferta de una editorial pequeña, o al menos no tan conocida, tú busca referencias. Es tan sencillo como buscar por las redes sociales a un par de sus autores, contactarles y preguntarles qué experiencias han tenido ellos. O consultar en los montones de foros para escritores.

Si al final hay cosas que no ves claras, pregúntate: ¿me merece la pena editar con una editorial que tampoco es que haga que mi currículo se vea muy engordado o publicar mi libro yo mismo y ver qué pasa?


martes, 11 de marzo de 2014

II JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA: entrevista a CAROLINA MOLINA

Las II Jornadas de Novela Histórica de Granada tendrán lugar el próximo fin de semana, concretamente los días 15 y 16 de marzo en la Biblioteca de Andalucía de Granada.

Como reza el encabezamiento del blog de las jornadas, http://jornadasdenovelahistoricaengranada.blogspot.com.es/,

LAS JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA EN GRANADA, DE LAS CUALES SE CELEBRARON EN MARZO 2013 SU PRIMERA CONVOCATORIA, SE HAN CREADO CON EL FIRME PROPÓSITO DE DAR VOZ A LOS ESCRITORES DE NOVELA HISTÓRICA, CON ESPECIAL DEDICACIÓN A LOS AUTORES Y TEMAS GRANADINOS. SABEMOS QUE NO ESTARÁN TODOS LOS QUE SON PERO INTENTAREMOS, POCO A POCO Y AÑO TRAS AÑO, DAR A CONOCER LO MEJOR DE LA NOVELA HISTÓRICA DENTRO Y FUERA DE GRANADA. GRANADA SE LO MERECE.

Podéis encontrar mucha información sobre las segundas jornadas tanto en el blog, http://jornadasdenovelahistoricaengranada.blogspot.com.es/, como en el Facebook de las jornadas, https://www.facebook.com/jornadasdenovelahistorica.degranada?ref=ts&fref=ts ; aunque yo os recomiendo que antes de ahondar en estos dos sitios le echéis un vistazo a la entrevista que Carolina Molina, escritora y organizadora de las jornadas, me ha concedido para este blog:

Carolina Molina

¿Cómo surgió la idea de crear unas jornadas de novela histórica en Granada?
De la inspiración de Blas Malo y su gran optimismo. Según me dijo él parte de la envidia de ver a otras provincias en donde se desarrollan este tipo de certámenes y encuentros con un éxito de público importante. Siendo Granada una ciudad con tan larga historia y con tantos escritores no se comprendía que no hubiera surgido algo así mucho antes.

Pero, ¿por qué precisamente Granada y no otra ciudad?
Blas es un gran amante de esta ciudad y en cuanto me habló del proyecto me convenció en dos minutos. Yo creo que Granada tiene multitud de actividades culturales diarias y en ella viven muchas personas con ganas de hacer cosas pero a veces les falta el tiempo o el dinero para realizarlas. Es curioso que los tres componentes de las Jornadas de Novela Histórica de Granada no seamos cien por cien granadinos, Blas y yo porque no hemos nacido aquí y Mario Villén porque desarrolla su actividad en Málaga, quizás por eso no vemos tantos inconvenientes en hacer cosas en una ciudad que está deseosa de cultura. Solo vemos su lado positivo. De todas formas uno de los proyectos de las Jornadas es relacionar la literatura granadina con la nacional. Poco a poco exportaremos nuestra idea a otros lugares.

¿Cuál es tu papel en las jornadas y en la asociación?
Soy coordinadora de las Jornadas en lo referente a la organización y promoción en prensa. Mario coordina también pero centrándose en las redes sociales, haciendo un trabajo inmejorable con el blog que mantenemos. Blas dirige pero entre los tres nos compenetramos muy bien y prácticamente no hay que decidir quién hace qué porque ya lo sabemos. Y no faltan las ideas, nuestros correos se solapan y responden rápidamente. Encontrar tan buena disposición entre compañeros de trabajo es muy difícil y creo que aquí la tenemos. En la asociación, técnicamente, soy la vicepresidenta, pero es un nombre más. Las jornadas son un proyecto de futuro que mantenemos vivo Blas, Mario y yo al mismo tiempo.



¿Fue muy difícil organizar las primeras jornadas? ¿Hubo algún tipo de obstáculo en vuestro camino?
Tengo que decir que las primeras jornadas se comenzaron con mucha ilusión pero con mucha inexperiencia. Ana Morilla, también escritora, nos enseñó a movernos en este mundo tan complicado. Fue un año completo de preparación. Muy duro y estresante. Creo que sin Ana hubiera sido muy difícil emprender el camino. Y sí, el obstáculo que encontramos fue el más común: el dinero. Partimos de un presupuesto CERO. Algunos nos decían que sin dinero no se podía hacer nada. Pero lo hicimos, con mucho apoyo lógicamente, por parte de los escritores y algunos colaboradores. Y después de un año tenemos patrocinadores como el Café Bib-Rambla, la Librería Babel o la editorial malagueña Seleer que han prestado una maravillosa ayuda económica. Además contamos con otros colaboradores que nos ayudan con su promoción en radio, revistas digitales, editoriales…en fin. Este año tenemos muchísima ayuda.

¿Qué pretendéis con la creación de la asociación?
Fomentar la cultura en Granada por medio de la literatura, divulgar el pasado histórico de la ciudad, acercarnos al público e incentivar la lectura. Queremos hacer cosas interesantes y sentirnos útiles. Las rutas literarias son una de las muchas cosas que deseamos hacer, pero pronto habrá más propuestas.

Cuéntanos un poco sobre las jornadas de este año y las próximas actividades de la asociación.
Estas segundas jornadas se titulan Narradoras y narradas. Nos centramos en la mujer, como personaje y como autora. Así pues tendremos a mujeres escritoras pero también a hombres que han escrito personajes femeninos. Tendremos a cerca de una veintena de escritores, los que más novelistas, que nos hablarán de sus novelas o nos hablarán de algún personaje histórico. Entre los narradores estarán Isabel Barceló, Javier Arias Artacho, Brígida Gallego-Coín, Jaime García-Torres Entrala, Luis Folgado, Eva Velázquez y Herminia Luque. Tendremos a una autora francesa que viene desde Normandía, Brigite Piedfert. Presentaremos videos de varios autores para recordar sus libros pues todos no podremos estar presentes. Recordaremos a la profesora Cristina Viñes que falleció hace un año y que fue inspiración para muchos de nosotros. Tendremos una mesa dedicada a Mujeres históricas granadinas con los investigadores Juan Rodríguez Titos y Miguel Ruiz de Almodóvar Sel. Nos hablarán los creadores de La espada en la tinta y el director del Certamen Internacional de Novela Histórica Ciudad de Úbeda, Pablo Lorenzo. Y para clausura nuevamente danza con el grupo al-Farashat que el año pasado recibió multitud de aplausos.
En cuanto a las próximas actividades de la asociación, tenemos aún por hacer dos rutas literarias a cargo de Blas Malo y Mario Villén. Vamos a colaborar con la Feria del Libro para realizar algún acto (aún sin determinar) y presentaciones de libros. Habrá visitas a monumentos no muy frecuentados y charlas en bibliotecas…


¿Está reaccionando el público como esperabais?
El público granadino es siempre maravilloso. Lo digo de veras. Nos apoyó desde el principio y eso nos aporta las vitaminas suficientes para seguir. Cuando empezamos no teníamos nada en mente, sabíamos que poco a poco nos daríamos a conocer, quizás por eso nos ha parecido que el público se ha volcado más de lo que esperábamos. Ver un auditorio lleno o llevar a nuestras espaldas a cien personas realizando una ruta literaria te emociona.

¿Qué futuro ves para la novela histórica en Granada?
Un futuro magnífico. En Granada hay escritores de primer orden, no solo en histórica, sino en otros géneros. Solo que al ser una ciudad con un pasado tan portentoso es fácil dejarte tentar por la novela histórica. A mí me gustaría que hubiera más editoriales en Granada, que se apoyara más el género histórico granadino y también los temas locales. En esta ciudad hay mucho público que quiere hablar de Granada, quiere saber de su pasado y eso no es muy frecuente.

Muchas gracias, Carolina, por tu tiempo y tus palabras.
Desde aquí espero que las jornadas sean todo un éxito también este año y la asociación siga creciendo tanto en socios como en actividades.
Y a todos vosotros que lo estáis leyendo y estáis en Granada, sobre todo si os gusta la novela histórica, os digo que este es un evento que no os podéis perder.