jueves, 26 de septiembre de 2013

LAS MODAS LITERARIAS II

No hay nada que hacer: nos guste o no nos guste, cada temporada sale una nueva moda literaria que sigue la gran mayoría de los lectores. La moda suele comenzarla una obra en concreto, un best-seller arrollador que hará que hasta que el que solo leía las esquelas de los periódicos se ponga a devorar una página tras otra. A la sombra de esta novela (porque suele ser novela), nacen libros como champiñones. Libros clones que aportan poco al asunto, muchas veces. Libros que podrían bien no haberse escrito. Libros que, en definitiva, nos aburren a los que entendemos que el único bueno (si es que acaso era bueno), era el libro original.
O puede que sea de otra manera. Puede que la vertiente de moda haga que los escritores se pongan a imaginar versiones nuevas, historias interesantes, incluso escritas con buena prosa. Todo puede pasar en este mundo nuestro.
En todo caso, ¿debe o no debe estar el que escribe pendiente de estas modas? El que quiere dedicarse profesionalmente, ¿puede acaso dar la vuelta a la actualidad y pensar que tendrá suerte con su obra, así como así? ¿Es posible tener éxito de forma espontánea? Todo es muy relativo, y tal y como han comentado en el post anterior mis amigos, hay muchos puntos de vista que tener en cuenta antes de lanzar una opinión. Lo que queda claro es que una cosa es estar pendiente, informado, de las modas para tenerlo muy presente, y otra bien distinta seguir estas modas, en cuyo caso puede ocurrir que llegues tarde con tu obra (o sea, que cuando la acabes, se lleve otra cosa)…

Que sí, que sí, que muchos te van a decir que escribas lo que te plazca, lo que te nace, lo que te inspira… Pero si quieres publicar, has de tener en cuenta que igual lo que escribes no tiene cabida en el mundo editorial actual, cada vez más limitado, por así decirlo. ¿Has de desesperar por ello? No, claro que no. Siempre se puede seguir intentando. Y si no, acudir a la autoedición. Pero eso ya es otro tema del que hablaremos otro día.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario