jueves, 11 de julio de 2013

EL ARTE SOMBRÍO. Juan de Dios Garduño

Título: El arte sombrío
Autor: Juan de Dios Garduño
Editorial: Dolmen
Págs: 256
Precio: 17,95 €

Prepararse para la llegada de un huracán tiene que ser de lo más estresante: que si tienes que tener localizados a todos tus seres queridos, que si hay que comprar víveres suficientes, que si hay que salir corriendo en busca de un buen refugio… Imagina que además tengas otras preocupaciones que te distraigan de lo principal (la supervivencia, por supuesto). Como la investigación de un asesinato, ¡o de varios! Este es el punto de partida de El arte sombrío, la nueva novela de Juan de Dios Garduño de la que hoy hablaremos.
Bienvenidos a la encantadora localidad de Maringouin, Luisiana, el pueblo probablemente con el mayor número de sucesos delictivos, entre asesinatos y secuestros, por habitante de todos los Estados Unidos de América. No es de extrañar, por tanto, que aunque el huracán Odette se acerque a pasos agigantados, las autoridades, en vez de preocuparse por poner a la población a salvo, se calienten la cabeza intentando resolver los últimos asesinatos: el de un hombre aparecido en el pantano local y el de una vieja alemana y su sirvienta. Se sospecha del Comercial, un asesino en serie que ha actuado antes en los alrededores, pero, ¿quién sabe si no habrá más asesinos sueltos? ¿Te atreves a descubrirlo?
Me encanta el pueblo de Maringouin, ya no solo porque sea el típico pueblo sureño con denominación de origen, sino porque en él puede pasar casi de todo: que te pille de pleno un huracán de fuerza cuatro, encontrar un cadáver saponificado (cómo adoro estos términos científicos), descubrir las aficiones travestis del alcalde y los pensamientos pecaminosos de su mujer, ir a cazar extraterrestres con el tipo de la gasolinera o beber mojitos todo el día con el agente del FBI, hallar muerta a una anciana nazi…
El arte sombrío es un thriller plagado de cadáveres, desapariciones, asesinos potenciales y criminales que se esconden entre lo que hasta la aparición del primer cadáver parecía una localidad la mar de tranquila. No faltan en esta historia, como en otras de Juan de Dios Garduño, elementos sobrenaturales, que no hacen otra cosa que enriquecer una trama ya de por sí interesante. Por si todo esto fuera poco, nos encontramos con un narrador un tanto malhablado, irónico y/o sarcástico que, además de cercano, nos hace la lectura más amena.
Esta es una novela coral, una historia plagada de personajes peculiares, muchos de ellos con montones de secretos que ocultar. Me resulta difícil encontrar un favorito entre todos ellos. Me gustaría destacar, eso sí, los papeles que juegan Brian, el joven policía enamorado de Coyne, una mujer cuyo marido desapareció hace años; Athman, el agente del FBI que bebe en sus horas de trabajo y se comporta de una forma bastante extraña; Sam, el viejo cazador de extraterrestres y sus locas teorías; Samantha, la mujer del alcalde, una dama que se debate entre su gran religiosidad y sus deseos sexuales y, finalmente, Rick y John Deschaints, dos seres totalmente antagónicos que llegan a la ciudad para crear aún más confusión.
El arte sombrío, en definitiva, es un thriller con aire sureño, una novela de ritmo trepidante (recordemos que se acerca un huracán, y que los asesinatos no paran de sucederse) apta tanto para los lectores del género negro como para los amantes de las historias con elementos fantásticos con ansias de conocer una trama plagada de sucesos criminales, personajes peculiares e incógnitas sin resolver. Si has leído antes a Juan de Dios Garduño, estoy segura de que esta nueva obra suya no te defraudará. Y si simplemente estás buscando un lugar a dónde ir estas vacaciones… Bueno, en Maringouin te aseguro que harás de todo menos aburrirte.
Cristina Monteoliva


No hay comentarios:

Publicar un comentario